Volkswagen logra un acuerdo judicial para los 3.0 TDI en EEUU

Las marcas Audi, Porsche y Volkswagen ya pueden hacer algo con los 78.000 modelos equipados con los motores diésel fraudulentos de seis cilindros. Dependiendo del modelo y año, tendrán que recomprarlos o indemnizar a los dueños, y en todo caso, reducir sus malos humos.

Página Web para reclamaciones de los afectados (www.vwcourtsettlement.com/es/)

Volkswagen Group of America, Inc. (VWGoA) ha conseguido un importante hito en Estados Unidos de cara a ir finiquitando la crisis de los motores diésel. Para los motores 2.0 TDI Clean Diesel ya existía un acuerdo de recompra, reparación o finalización de los acuerdos de leasing, pero faltaba lo propio para los 3.0 TDI Clean Diesel.

Distingamos dos generaciones de vehículos equipados con estos motores:

  • Generación 1 (2009-2012): Audi Q7 y Volkswagen Touareg
  • Generación 2 (2013-2016): Audi A6, A7, A8, A8L, Q5 y Q7, Porsche Cayenne Diesel y Volkswagen Touareg

En total hablamos de unos 78.000 berlinas y todocaminos de alta gama, con un valor de mercado elevado, que funcionan con el mencionado 3.0 TDI V6. En todos los casos las emisiones de óxidos de nitrógeno reales están por encima de los límites legales tanto de Estados Unidos (a nivel federal) como del Estado de California (con su propia normativa).

El acuerdo es vinculante únicamente para los Estados Unidos. Por estos casi 78 decenas de miles de vehículos el fabricante tendrá que aflojar 1.220 millones de dólares, que se van a emplear para reparar, recomprar coches o indemnizar a los propietarios. Además, Volkswagen debe proporcionar una solución técnica que permita a los vehículos circular de forma legal, como si se hubiesen homologado de acuerdo a las reglas.

La empresa Robert Bosch, que diseñó el sistema de inyección por raíl común para esos motores, se ha considerado responsable en menor medida, y tendrá que pagar otros 327,5 millones de dólares para compensar su papel en el Dieselgate americano. Pero eso no es todo.

Volkswagen tendrá que contribuir con 5 millones de dólares a un fondo medioambiental para compensar el exceso de emisiones de óxidos de nitrógeno que han provocado todos esos coches, en total casi medio millón de diésel trucados. Además, pagará un millón de dólares al California Air Resources Board (CARB) para promover los vehículos eléctricos en esa zona del país.

Dos soluciones, dependiendo del tipo de coches

Los modelos de la generación 1 son más difíciles de poner sus emisiones a raya. Volkswagen se compromete a recomprar 20.000 SUV (Q7 y Touareg), aceptar el fin de contratos de leasing o proporcionar una ventaja equivalente en crédito a sus propietarios. Si se aprueba una solución técnica para ellos, deberán rebajar sustancialmente sus emisiones de NOx.

Para los 58.000 turismos y SUV con motores de generación 2, no hay proceso de recompra, pero sí una considerable indemnización para sus propietarios. El fabricante tendrá que hacer una llamada a revisión y reducir las emisiones de todos esos coches, una vez las autoridades acepten una solución técnica que permita tal cosa.

Los coches de generación 1 que Volkswagen recompre deberán almacenarse y retirarse de la circulación hasta que exista una solución técnica. Si no llegase a aparecer en tiempo y forma, el destino de esos vehículos no será otro que el desguace, una vez sean inutilizados para siempre sus motores y sistemas de escape. No podrán ser exportados fuera del país.

Volkswagen está llegando a acuerdos con los propietarios, las autoridades y el propio Gobierno de Estados Unidos. El fabricante, como personalidad jurídica, ha aceptado cargos criminales por fraude. Entre otras medidas correctoras, Volkswagen of America estará vigilada por auditores externos, que velarán por las buenas prácticas en la empresa.

Se han sentado las bases para que no haya un segundo Dieselgate

Hasta la fecha la crisis de los "Clean Diesel" le ha costado al imperio alemán unos 25.000 millones de dólares en multas, indemnizaciones, compensaciones para desarrollo medioambiental, demandas, etc. Un empleado de Volkswagen permanece preso preventivamente hasta ser juzgado por su papel en el fraude.

Cuando finalice este verano, la crisis cumplirá su segundo año. El Dieselgate ha cambiado a Volkswagen para siempre, que en 2025 aspira a vender un cuarto de unidades del total con motorizaciones eléctricas o híbridas enchufables. Desde 2015 no se ha vuelto a homologar un motor TDI Clean Diesel en EEUU, aunque se ha autorizado la venta de los stocks de los modelos 2016 que estaban esperando dueño.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×