¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Volkswagen se declara culpable de tres cargos en Estados Unidos por el dieselgate

    Matthias Müller, CEO de Volkswagen, ha pedido perdón a los ciudadanos estadounidenses por el escándalo del «dieselgate». El fabricante acepta tres de los cargos que se le imputan ante la justicia estadounidense y se comprometen a pagar más de 3.000 millones de dólares por las distintas multas de los cargos aceptados.

    Escándalo Volkswagen

    Volkswagen se declara culpable de tres de los cargos que se le imputan por el dieselgate en Estados Unidos.

    Parece ser que el culebrón del Escándalo Volkswagen entra en una recta final en la que los máximos responsables de este engaño terminarán afrontando las consecuencias del mismo y la compañía se verá obligada a afrontar cuantiosas sumas de dinero por las diferentes multas que deberá afrontar ante la justicia de Estados Unidos. Si hace unos días hablamos de que había sido detenido el primer directivo a causa del dieselgate de Volkswagen, hoy hablamos de los cargos aceptados por la compañía en el país norteamericano.

    El comunicado publicado por Volkswagen para hacer pública esta resolución empieza con un Matthias Müller, CEO de Volkswagen, entonando el «mea culpa» y pidiendo perdón a los ciudadanos estadounidenses por la crisis generada alrededor de los motores diésel trucados. Además, Müller anticipa que seguirán trabajando para cambiar su visión y forma de actuar en el futuro.

    Volkswagen AG ha acordado con el Gobierno de los Estados Unidos pagar diferentes sanciones y multas (entre sanciones penales y resoluciones civiles) por un valor superior a los 3.000 millones de dólares, así como el compromiso de poner en marcha una serie de medidas para fortalecer más sus sistemas de cumplimiento y control de las normativas de emisiones fijadas por el gobierno estadounidense. Además, la compañía alemana desvela que nombrarán un monitor independiente durante un periodo de tres años.

    Matthias Müller - Volkswagen

    Matthias Müller, CEO de Volkswagen.

    A pesar del valor de las distintas multas que deberá abonar, uno de los cambios más importantes que tienen lugar sobre la historia del Escándalo Volkswagen es que el fabricante alemán asume tres de los distintos cargos que se le imputany se declara culpable de los mismos. Desde Volkswagen AG también han querido transmitir a la opinión pública norteamericana que están colaborando en todo momento con el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ).

    Sin embargo, y a pesar de que se atisba un cambio de postura de Volkswagen frente a sus responsabilidades civiles y penales en torno a este escándalo, la fiscal general de la justicia estadounidense, Loretta Lynch, ha señalado que en los próximos días continuarán examinando los diferentes intentos que el fabricante alemán puso en marcha para tratar de esquivar las normativas y “engañar tanto al consumidor como al Gobierno”.

    Actualmente y a la detención producida hace unos días, la justicia estadounidense ha decidido imputar a seis exdirectivos y exempleados debido a su papel activo en lo que Loretta Lynch describe como “una conspiración de casi 10 años”. Todos ellos son de nacionalidad alemana y por el momento se les acusa de fraude a Estados Unidos y a los clientes de la marca en dicho país. Y aunque es demasiado pronto para aventurar acontecimientos, ya hay quienes hablan de arrestos en caso de que estos directivos abandonen Alemania.

    Fuente: Volkswagen

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto