¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen soluciona el conflicto con sus proveedores tras 20 horas de negociaciones

Tras 20 horas de duras negociaciones Volkswagen llega a un acuerdo con CarTrim y ES Automobilguss, los dos proveedores implicados en el parón de seis plantas del fabricante que tuvo lugar a inicios de la semana.

El incidente afectó a la producción de los modelos Golf y Passat.

Iniciábamos la semana con la noticia del parón de seis de las diez fábricas de Volkswagen a causa de una disputa del fabricante con dos de sus proveedores. Un conflicto que paralizó la producción de dos de sus modelos más vendidos: el Volkswagen Golf y el Passat. Hoy parece que la situación ha sido solucionada tras 20 horas de duras negociaciones entre las tres empresas que transcurrió a lo largo de la madrugada del martes.

La resolución de la situación ha sido confirmada por los proveedores aunque no han transcendido los términos del pacto entre dichas empresas. La fuente indica que este nuevo acuerdo garantiza la continuidad de estos proveedores durante al menos otros 6 años y el puesto de trabajo de unas 400 personas.

CarTrim, encargada de la fabricación de las fundas de los asientos, y ES Automobilguss, que suministra piezas de acero para la fabricación de cajas de cambio, pararon de proveer al fabricante alemán tras una disputa. Al parecer Volkswagen había deshecho algunos contratos de forma unilateral causando la pérdida de unos cuantiosos ingresos a estos proveedores. Una jugada que no estaban dispuestos a dejar pasar y por la que pedían una compensación.

La producción de los Volkswagen Golf y Passat volverá a la normalidad poco a poco sin embargo ya se cuentan los daños colaterales de este incidente que aunque haya durado poco tiempo ha costado mucho dinero. La situación llega en un momento duro para Volkswagen que aún está tratando de recuperarse tras las consecuencias del escándalo Volkswagen de los diésel. El fabricante ya anunció que iniciaría una serie de recortes, entre ellos los gastos en proveedores, para compensar las pérdidas económicas del Dieselgate.

Según los expertos, Volkswagen pudo perder unos 100 millones de euros de ingresos brutos durante estos días por no hablar de los retrasos en las entregas de sus modelos de más volumen que pueden derivar en pérdidas de clientes que no estén dispuestos a esperar tanto y se vayan a otra marca. Además este parón también ha afectado a otros proveedores indirectamente que han ido acumulando stock.

Fuente: reuters

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto