¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Gama Volkswagen GTI: Golf, Polo o up!, ¿cuál de ellos es el mejor?

Gama Volkswagen GTI: Golf, Polo o up!, ¿cuál de ellos es el mejor?

36

La larga estirpe de Volkswagen con sus GTI tiene más de 40 años. Al rey Golf le han salido varios rivales dentro de su propia casa. Volkswagen nos ha dejado probarlos en el circuito de Ascari para saber cuál de todos los GTI es el mejor a día de hoy. ¿Apuestas?.

Un circuito exigente para una gama atrevida, los juguetes de VW en Ascari

En casi 42 años pueden pasar muchas cosas. De hecho es una vida en sí misma. Hace 42 años Volkswagen sacó al mercado uno de sus primeros GTI, el Golf, el cual poco a poco vio su trono atacado por el surgimiento de nuevos rivales, algunos incluso dentro de su propia casa. A día de hoy son dos modelos los que el disputan ser el mejor GTI, por un lado el pequeño up! y por otro el nuevo Polo. Una riña familiar en la que hemos mediado, probando los tres en el circuito de Ascari.

Como ya decimos el Golf fue uno de los primeros GTI en salir, aunque ese honor les corresponde a los Sirocco y Passat, y a diferencia de sus hermanos, ha sido el único que ha tenido versión deportiva desde la primera hasta la última generación, dejando por el camino esos más de 40 años de experiencia. Por algo es considerado el rey de los compactos deportivos.

Por su parte el Volkswagen Polo no dispuso de unidad GTI hasta la tercera de sus generaciones, estamos hablando del año 1998. Surgió con una potencia de 120 caballos que se extraían de un bloque de gasolina de cuatro cilindros y 1.6 litros y 16 válvulas. Una potencia superior a la que en su día tuvo el primero de los Golf GTI que solo disponía de 110 caballos. Dado fue el éxito alcanzado que Volkswagen dio continuidad a la variante más deportiva del Polo, llegando hace pocos meses la correspondiente cuarta generación.

En el caso del up! es muy diferente al de los dos anteriores. Dada el cambio en la densidad demográfica Volkswagen vio negocio en la venta de modelos correspondientes al segmento A, los denominados urbanos. El Volkswagen up! fue presentado en el año 2011, en el Salón de Frankfurt, aunque no fue hasta finales de 2016 cuando empezó a vislumbrarse la llegada de la variante GTI, la cual por cierto no está a la venta en España.

Un legado histórico. Pocos coches han logrado lo que ha conseguido el Golf GTI

Los GTI nunca han sido medidos por sus prestaciones y sus datos, la parte técnica es importante pero con coches de este tipo lo que más se valora son las sensaciones que se producen a la hora de ponerse tras el volante. Son deportivos para todos los días, por lo que tienen que presentar un correcto compromiso entre lo cotidiano y lo deportivo, siendo capaces de rodar de forma tranquila y no tan tranquila, como por ejemplo en un circuito como el de Ascari. ¿Cuál de los tres será le mejor?

Volkswagen up! GTI

Empecemos por el más pequeño de la casa. Es una pena que VW España no haya tomado la decisión de traer el up! GTI a nuestro país, porque la verdad es tremendamente adictivo. Sus prestaciones son las más discretas dado que monta un pequeño bloque de tres cilindros y un litro que desarrolla 115 caballos. Huelga decir que esta potencia es superior a la del primer Golf GTI, aunque también hay que tener en cuenta que el exceso de peso es mayor.

Esto no quita para que se haga efectivo el refrán de que las grandes esencias se venden en frascos pequeños. El up! GTI hace honor a unas siglas que en este caso le sientan como anillo al dedo. No cabe pedir más potencia ni más rendimiento. Su equilibrio y su comportamiento son suficientes para provocar oleadas de diversión sencilla y barata. Un cambio manual se encarga de completar la experiencia deportiva, uno de esos cambios que todos echamos de menos.

Volkswagen ha decidido no traer a España el up! GTI. Una verdadera pena

Si por carreteras convencionales este pequeño se desenvuelve como pez en el agua, el circuito se le puede quedar algo grande. Su potencia da para lo que da, y si pretendes igualarte a sus hermanos es tarea imposible, la pegada de los mayores es suficiente como para dejarlo atrás, aunque el up! recupera algo de terreno en los tramos revirados, donde su corta batalla evidencia un manejo sensacional. Diversión por los cuatro costados, y uno de esos coches que hubieras deseado tener en tus años mozos. Menudo juguetito.

Volkswagen Polo GTI

A partir de aquí las cosas empiezan a ponerse serias. Con el primer Polo GTI Volkswagen se sitió un poco presionado para así igualarse a los rivales del mercado, pero en este caso los planes se han llevado de una forma mucho más seria. El Polo más deportivo se ha olvidado del downsizing y ha dejado a un lado el motor de 1.4 litros para dejar paso a un bloque de dos litros, uno muy similar al que emplea su hermano mayor. Sin embargo en este caso la potencia se ha visto limitada a 200 caballos, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta que estamos ante un modelo del segmento B.

La primera vez que pruebas el nuevo Polo te das cuenta de lo mucho que ha madurado. Ha mejorado en todos los aspectos que cabría esperar, incluido el rendimiento. Son 200 caballos que van destinados a las ruedas delanteras, y una caja de cambios automática, no hay posibilidad de contar con una manual, se encarga de gestionar la forma en la que se entrega esa potencia. Los desarrolladores han preparado el motor para que de lo mejor de sí en la parte baja del cuentarrevoluciones, hasta 4.000 vueltas exactamente.

La última y más reciente incorporación a la familia GTI, el madurado Polo

Esto provoca que en un mundo real el Polo GTI sea lo suficientemente rápido como para dejar atrás a muchos posibles rivales, pero en circuito, donde se alcanzan revoluciones más altas, nos obligará a estar más atentos a realizar el cambio, a través de las levas, para así no quedarnos sin la ansiada fuerza. El cambio de plataforma le ha sentado genial, y gracias a todo ello el Polo es casi capaz de seguirle el ritmo a su hermano mayor, que sigue mostrándose intratable. No sé si tanto por capacidades como por exigencias del guion.

Volkswagen Golf GTI

42 años de experiencia son muchos años como para que alguien te arrebate el puesto del mejor GTI. El Polo se ha acercado considerablemente al Volkswagen Golf, pero sigue estando un peldaño por debajo y eso a pesar de que el rey de la casa está pidiendo un cambio a gritos por culpa de una competencia no va a ser tan benevolente como su hermano. Tanto fuera como dentro del circuito el Golf GTI hace valer su posición de favorito. Puede que haya dejado atrás aquella parte más pasional porque a día de hoy es un coche muy serio.

Volkswagen ofrece dos niveles de GTI posibles, por un lado la versión "básica", con 230 caballos y otra, denominada Performance, que incrementa dicha cifra hasta los 245, además de incrementar el rendimiento en otros aspectos como frenos o suspensión. Cualquiera de los dos ya muestra más rendimiento que sus hermanos pequeños, pero claro el Performance es más resolutivo en un circuito con una puesta a punto más cañera.

42 años a sus espaldas y el Golf GTI sigue fiel a la filosofía que él mismo instauró

A diferencia del Polo, el Golf sí que tiene la posibilidad de montar un cambio manual de seis velocidades en detrimento del DSG de siete. Cualquier opción es buena, aunque la mayor diversión y las mejores sensaciones se obtienen con el cambio tradicional. Un coche muy equilibrado con el que tienes garantizadas horas de diversión al volante. Al rey no hay quien lo baje del pedestal en el que lleva instalado más de cuatro décadas, sus hermanos no pueden con un legado histórico, y por ese motivo el Golf GTI sigue siendo el mejor de la terna para disfrutar de un día dentro o fuera del circuito.

Volkswagen Golf TCR, Extra Lap

En un universo paralelo se encuentra el Golf más radical que Volkswagen es capaz de concebir, aunque este solo es apto para circuitos y para pilotos experimentados, el Golf TCR. A esto se le llama llevar al extremo el concepto de compacto deportivo. Su carrocería está especialmente preparada para el circuito, siendo 40 centímetros más ancha que la original. A esto hay que sumarle unos añadidos aerodinámicos que obran milagros y unos neumáticos completamente lisos que agarran al coche al asfalto de forma sensacional.

Mecánicamente hablando el Golf TCR presenta el mismo motor que el GTI. Es decir, monta el motor de dos litros TSI, aunque en este caso ha sido retocado y sobrealimentado para así poder llegar hasta unos impresionantes 350 caballos de potencia que van acompañados de una importante y drástica reducción de peso. De puertas para dentro solo queda lo mínimo e imprescindible, aunque se han sumado unas barras de refuerzo tal y como exige la competición.

A esto se le llama correr. ¡Lo que hace más potencia y menos peso!

Aunque uno piense que tiene capacidades en circuito, no es hasta montar con un piloto profesional cuando te das cuenta que te queda mucho camino por recorrer, si es que este es tan largo. Un par de vueltas a Ascari con el Golf TCR equivalen a un lavado completo, con su centrifugado y todo. Cada curva, cada frenada y cada aceleración son aprovechados hasta el último suspiro. Ya nos gustaría a mucho tener un Golf así para esos días en los que apetece más pisar el acelerador.

Noticias relacionadas

Gama Volkswagen GTI: Golf, Polo o up!, ¿cuál de ellos es el mejor?
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto