¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaMitsubishi Outlander PHEV MY16: Exterior e interior (II)

23

Analizamos un exterior que se actualiza con el nuevo lenguaje de diseño de la marca. De frente es imponente y tiene una presencia majestuosa. En el interior se han revisado ciertos detalles, se ha incorporado nueva tecnología y podría pasar prácticamente por un coche Premium.

Es muy difícil pensar que Mitsubishi no ha renovado a fondo el Outlander en esta ‘puesta al día’. Se ha rediseñado todo lo que hacía falta en el exterior y el interior, siendo un viejo conocido, incorpora tecnología y los retoques necesarios para poder afirmar que estamos ante un coche de primera categoría.

Exterior

La estructura del coche ha crecido un poco. Las medidas nuevas son 4.695 mm de largo (+40 mm), 1.800 mm de ancho (-10 mm) y 1.710 mm de alto (+ 30 mm). La distancia entre ejes, no ha variado: 2.670 mm; la altura libre al suelo, tampoco con 190 mm. El nuevo coche ha engordado ligeramente, con 1.845 kilos en vacío frente a los 1.810 que pesaba su antecesor. Sin embargo, sin los datos técnicos en la mano, al volante se siente ligero y hasta ciertamente ágil aunque detallaremos en profundidad las sensaciones en la tercera parte de la prueba.

La zaga con luces LED tiene mucha personalidad. Mucho más que su antencesor

Quizá pienses en utilizar el coche para un uso off-road, y te vendría bien saber que su ángulo de ataque es de 21º, el paso de cresta es de 19º y el ángulo de salida es de 22,5º. Un todocamino en condiciones pero sin pasarse de rosca. Gracias a su sistema PHEV llegarás más lejos en condiciones adversas que otros de incluso más categoría, y eso lo tenemos bien comprobado.

La estética frontal es impresionante y tiene mucho carácter. Parece que lleva una coraza por encima y Mitsubishi le ha llamado Dynamic Shield, con bordes cromados. Predominan las nuevas líneas de diseño que incluyen faros de LED para la luz diurna y para las luces de cruce. Gracias a esa doble óptica, se consigue aumentar la anchura del alcance de iluminación de los LED. Sin embargo sigue siendo muy llamativa la apuesta por halógenos para las largas. LED en este apartado habría redondeado el tema lumínico que se acompaña con pilotos que se benefician por la tecnología LED.

190 mm le separan del suelo

Desde el lateral, las llantas tienen un diseño más cuidado con brazos múltiples en forma de sierra. Apuesta por un neumático con un tamaño acertado: 225/55 R18. Hay otro ejercicio bien resuelto y es situar el depósito de combustible de forma simétrica al depósito de carga eléctrica en ambos laterales; mires al coche desde el lateral que le mires, siempre verás un depósito en la misma posición. Una línea de acentuación desciende desde la zaga por el lateral del vehículo y un gran anagrama deja claro que se trata de la versión híbrida enchufable.

Interior

Los asientos en Alcántara y cuero mantienen un nivel de calidad elevado. Aquí la segunda fila

Pero sin duda, donde destaca el Mitsubishi Outlander PHEV es en su interior. Por uso de materiales y acabados se acerca vertiginosamente a un coche Premium. La superficie plana del salpicadero, el volante de cuero o las molduras de madera provocan una elevada sensación de calidad.

Nueva tecnología y una calidad elevada en el interior

Los asientos son también un gran acierto, en Alcántara y cuero. Tienen aires deportivos en un coche que representa justo todo lo contrario, aunque es difícil imaginar cosas a mejorar a una butaca ergonómica. Es en la segunda fila donde podemos encontrarnos más incómodos para viajar cinco personas por una razón lógica: el 100% del espacio se reparte entre tres y eso obliga a que la plaza intermedia sea irremediablemente más incómoda. La anchura total de la fila acoge de forma decente a ese quinto pasajero, pero el detalle que debe revisarse es la ausencia de salida de aire acondicionado.

Como el modelo está preparado para tener una tercera fila de asientos en opción (aunque no el PHEV), no se han desprendido de detalles como los posavasos para el maletero. En este caso, para guardar objetos puede ser útil. La capacidad de carga es generosa, con 498 litros como mínimo (52 litros menos que un Outlander convencional). Bajo el piso hay un pequeño hueco que sirve para alojar el cable de carga.

El maletero tiene casi 500 litros de capacidad. 52 menos que en un Outlander convencional

En la parte de infoentretenimiento se ha añadido un nuevo sistema de cámaras que incluye una visualización de bordillo y que se activa pulsando un botón en el volante, y más información sobre el uso de la energía; un poco lioso a mi entender o más bien diseñado para poder establecer programas de uso del vehículo y obtener una minuciosa información sobre el gasto del coche. Pero todo esto no tiene sentido sin una prueba real de conducción que ofreceremos mañana. ¡No te la pierdas!

Noticias relacionadas

Mitsubishi Outlander PHEV MY16: Exterior e interior (II)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto