¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Primer contacto DS 4 2021, compacto de representación

    19

    No será hasta finales de año cuando las primeras unidades lleguen a los concesionarios españoles pero ya se aceptan pedidos del nuevo DS 4, el modelo más sofisticado del segmento C. Ya hemos conocido en persona la apuesta compacta de la marca premium francesa.

    La marca premium DS sigue ampliando su catálogo con la nueva generación de sus modelos, en este caso con la llegada del nuevo DS 4 que ya hemos conocido en persona en su presentación estática. Este modelo supone el retorno del fabricante al importantísimo segmento C que se lleva una buena proporción del pastel de ventas de coches en Europa.

    La edición limitada DS 4 La Première E-Tense

    Este compacto se sitúa en el corazón de la gama francesa compuesta por el DS 9 y los SUV DS 7 Crossback y DS 3 Crossback. Salvo por el nombre y por pertenecer al mismo segmento, el nuevo DS 4 no tiene nada en común con su predecesor. El salto en diseño, calidad y tecnología es enorme en todos los sentidos.

    Presume de un diseño vanguardista y elegante que sin duda se diferencia rápidamente de cualquier otra propuesta del segmento. Además, DS propone tres líneas diferenciadas para su último modelo. El DS 4a secas para los que busquen un compacto convencional de corte premium, el DS 4 Cross con estilo crossover (y en cierta manera heredero del antiguo DS 4 Crossback) y el DS 4 Performance Line que supone una propuesta más dinámica.

    Con sus formas angulosas, al natural el DS 4 parece más grande de lo que marcan sus 4,40 metros de longitud y eso se debe a su 1,49 m de altura, lo que pone 5 cm más que rivales como el BMW Serie 1 o el Mercedes Clase A y 6 cm más que el Audi A3. El galo se caracteriza por un frontal que tiene mucho en común con el DS 9, donde tienen protagonismo la gran parrilla con efecto tridimensional y los faros con sistema DS Matrix Led Vision que emplean 98 diodos de led para formar un preciso haz de luz matricial y direccional.

    La parte trasera goza de una gran personalidad

    Los tiradores de apertura enrasados y unas elaboradas llantas de aleación de hasta 20 pulgadas son otros detalles que atraen la mirada de este modelo. Las intrincadas nervaduras de la parte baja de las puertas que añaden tensión al igual que el musculoso paso de rueda trasero y la suave caída del techo en la parte posterior desemboca en una inclinada luneta con serigrafía esmaltada. El remate lo consiguen los pilotos traseros con una firma luminosa que muestra un efecto de escamas grabadas con láser.

    Sobre la misma base el DS 4 Cross se insinúa como una personalidad SUV con barras de techo, protecciones inferiores en los paragolpes, parrilla y marcos de ventanillas en negro brillante y llantas de diseño específico. Por su parte el DS 4 Performance Line expone molduras, parrilla y marcos de los cristales laterales en negro y llantas distintivas. La suspensión es la misma para las tres variantes.

    Un interior distinguido

    De puertas para adentro el compacto de DS impresiona con una calidad de realización esmerada que no sólo iguala sino que en varios elementos supera a los tradicionales rivales alemanes. La atmósfera es muy lujosa con una exquisitez irreprochable hasta el punto de que sorprende.

    La calidad de realización interior es formidable

    Estamos acostumbrados a hablar de berlinas de representación, sedanes de lujo que brillan por imagen y distinción, y DS ha trasladado este estilo por primera vez al segmento de los compactos. En cierto modo el DS 4 es un sensacional compacto de representación, al menos en el tope de gama DS 4 La Première que es la unidad que hemos podido conocer.

    El cuidado por los detalles es magnífico. Por dentro de sigue el habitual diseño diamantado visto en otros modelos de DS acompañado de materiales en cuero, Alcantara, carbono forjado o madera. Los asientos, muy cómodos y envolventes, pueden estar calefactados y ventilados además de proponer una función de masaje. Todo está hecho para disfrutar a la vista y al tacto.

    El esmero en cada elemento queda reflejado en el aireador invisible DS Air, una solución de estilo que integra unas salidas de aire centrales muy finas que se integran en la botonera situada en el medio del salpicadero. El sistema de purificación del aire proporciona una protección activa del habitáculo con sensores de partículas PM2.5.

    Los aireadores centrales están escondidos por encima y por debajo de esta fila de botones

    El cuadro de instrumentos digital es quizá demasiado sencillo pero se ve acompañado del DS Extended Head-up Display, un sistema de información proyectada en el parabrisas con realidad aumentada. En la misma línea de la instrumentación queda el sistema de infoentretenimento DS Iris System con pantalla táctil de 10 pulgadas. El interfaz es claro y personalizable, funciona con fluidez y tanto el sistema como los servicios cuentan con actualizaciones remotas.

    En la consola central hay un tercer display, la pantalla táctil de 5 pulgadas DS Smart Touch. Este interfaz permite acceder rápidamente a algunas funciones de climatización, radio, telefonía o navegación (es configurable), identifica gestos como hacer un zoom en el mapa y reconoce la escritura.

    La visibilidad hacia atrás es mejorable debido al tamaño e inclinación de la luneta pero al menos se propone un sistema de cámaras de 360 grados que ayudan en cualquier maniobra. También se disfruta de iluminación ambiental indirecta o el brutal sistema de sonido Focal Electra con catorce altavoces y 690 vatios de potencia. Todo para hacerte sentir como en el salón de casa.

    El DS 4 E-Tense jugará un papel importante dentro de la gama

    En cuanto a espacio, las cosas están en la media de la categoría. Asentado sobre la plataforma modular EMP2, el DS 4 tiene unas plazas traseras con una habitabilidad suficiente para dos adultos de estatura media pero con anchura insuficiente para que tres personas viajen con desahogo. El maletero tiene un portón trasero eléctrico con función manos libres y una capacidad de carga de 430 litros, de los mejores de la categoría. La versión PHEV reduce su volumen a 390 litros que tampoco están nada mal.

    En este primer contacto con el modelo galo nos quedamos con las ganas de conducirlo y comprobar el rendimiento de sus mecánicas. La gama de motores está compuesta por los gasolina Puretech de 130, 180 y 225 CV, el diésel BlueHDI de 130 CV y el híbrido enchufable DS 4 E-Tense con 225 CV. DS ya admite pedidos pero no será hasta noviembre cuando veamos al nuevo DS 4 rondando por las carreteras. Dicen que lo bueno se hace esperar.

    Primer contacto DS 4 2021, compacto de representación