¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaBMW Serie 1 114i 5 Puertas (IV), la prueba de los recién llegados

11

Seleccionamos a personas con diferentes perfiles para poner a prueba el BMW Serie 1 114i. Les explicamos en detalle el coche y a continuación se ponen al volante. En este capítulo, un chico y una chica con el permiso recién salido del horno conducen este BMW. A ella, el coche le encanta. Él es exigente en la deportividad.

Para saber si el BMW Serie 1 114i es un producto interesante, hemos seleccionado a personas con diferentes perfiles y les hemos invitado a probar el coche. Cada comentario ha sido anotado para tratar de valorar el vehículo desde un enfoque totalmente diferente. Hoy comenzamos con el grupo de dos jóvenes, Cristina y Pedro que acaban de estrenar su permiso de conducir. ¿Les gustará?

Cristina

Es estudiante y conduce un Seat Ibiza y en la primera impresión “me gusta mucho el coche. Si fuera el mio lo cogería 5 puertas”. Esta respuesta es muy común para los que buscan un vehículo práctico. El BMW Serie 1 es un automóvil que se compraría porque el modelo es de su agrado. Le contamos a Cristina cómo es mecánicamente pero no es uno de los puntos donde ella se vea más interesada. A decir verdad, su motivo de compra no sería este, y el 114i suma un punto entonces.

Le contamos todo lo que tiene en su interior, desde los tres modos de conducción hasta cómo funciona la pantalla. También el climatizador bi-zona o los dos extras que tiene. “¡Tiene un montón de cosas!”. Esta opinión es muy importante ya que dos puntos donde puede pecar el coche (motor y equipamiento), los tiene ganados para Cristina.

Le proponemos que se acomode en el asiento y enseguida viene el primer fallo. "La forma de regular la altura del asiento no es muy cómoda" ya que hay que accionar la palanca y levantarse literalmente del asiento para que éste suba. En el Ibiza se realiza de forma gradual y sin tener que levantarse del asiento. Compartimos esta opinión.

En marcha “es muy suave. Es como si se deslizara”. Encuentra una calidad de rodadura buena y lo nota. “Yo utilizo el coche para ir a la Universidad y para ir a estudiar. Me encanta tener coche”. Sobre la dirección comenta que “es dura, pero tengo una sensación mejor que en el mio”. La dirección directa le traslada seguridad en autopista.

“...¿Lleva navegador?” El primer talón de Aquiles sale a la luz. Tiene una pantalla pero no tiene navegador y habría que encargarlo como equipamiento opcional. Argumenta que a ella le vendría muy bien. “El BMW Serie 1 es un modelo que me gusta mucho. Además parece más espacioso por dentro que por fuera”.

Le contamos cuánto consume el coche y nos mira con una sonrisa. Reformulamos la pregunta: ¿Asumes el gasto de combustible? "No. Por ahora no". Es importante a la hora de valorar si escoger gasolina o diésel, pero en su caso como en el de muchas personas de su edad, el gasto lo asumen familiares.

Hora de aparcar. “¿Tiene sensores de aparcamiento?” La respuesta vuelve a ser que no. “Pues también me vendrían muy bien. No comenta que la visibilidad sea buena o mala, con lo cual debe de defenderse correctamente, salvo para engranar la marcha atrás, que usa las dos manos porque la palanca está algo dura. Con sus inconvenientes y sus virtudes, Cristina se compraría el BMW Serie 1.

Pedro

Sin duda tiene un espíritu más deportivo y durante la prueba se le nota con el pie más pesado. “Por fuera me gusta más que el antiguo. Me lo compraría 5 puertas”. Viene de un Citroën C4, aunque en su casa hay un BMW Serie 1 118d con línea Sport. “Estas llantas son pequeñas. ¿Son de 15”? Le contestamos que no, que son de 16 y son parte del equipamiento Essential Edition. No se sorprende con el precio del coche y a decir verdad, casi acierta.

“Le faltan zonas más deportivas en el exterior”. Estamos seguros de que un Paquete deportivo M habría sido mucho más interesante para él. Por dentro lo califica de “espacioso, aunque las ventanillas son algo pequeñas”. “Personalmente los modos de conducción me gustan mucho y el tacto en general del coche es duro”.

Sin embargo, hay que añadir que Pedro tiene una estatura alta y “me cuesta sentirme cómodo en el coche. Creo que es una manía mía porque me costó encontrar mi posición la primera vez que me monté en un BMW Serie 1”. Puede ser porque nuestro compañero Oscar Magro, siendo tan alto como él no encuentra este problema.

Durante la prueba, Pedro circula con un ritmo elevado y prueba los modos de conducción. “Para ser el básico va bien”. Nos pregunta por el modo Sport+ que su coche lleva por tener la línea Sport. Le explicamos que este coche no lo lleva pero a cambio le enseñamos los niveles de desconexión del DSC (control de estabilidad): “¡No sabía que tenía varios niveles!”

El consumo del coche no le parece elevado, aunque como en el caso de Cristina, en la actualidad no es el punto en el que Pedro se fije más. Esta tendencia suele cambiar cuando el gasto lo asumen ellos mismos y a medida que tienen más kilómetros encima.

Por último nos argumenta que su elección sería el coche manual. El automático le parece más enfocado a personas mayores... pero eso es porque no ha probado el Steptronic con un gran motor o los poderosos DKG, PDK y esos nombres que nos hacen temblar. El BMW Serie 1 le gusta a Pedro, aunque el mercado japonés le vuelve más loco con nombres como WRX.

En el siguiente capítulo, personas que comienzan su vida laboral tras sus respectivos estudios y que podrían asumir la compra de un vehículo.

Noticias relacionadas

BMW Serie 1 114i 5 Puertas (IV), la prueba de los recién llegados
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto