¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ponemos a prueba el consumo energético del Ford Mustang Mach-E eléctrico

    Ponemos a prueba el consumo energético del Ford Mustang Mach-E eléctrico
    15
    Ponemos a prueba el consumo y la autonomía eléctrica del Ford Mustang Mach-E
    Alberto Pérez
    Alberto Pérez11 min. lectura

    ¿Es cierta la homologación WLTP del Ford Mustang Mach-E eléctrico? Nosotros hemos realizado una prueba de conducción sobre la variante AWD con batería de Rango Extendido, la cual cuenta oficialmente con 540 kms de autonomía. ¿Será real? Lo medimos en una conducción normal y sobre diferentes tipos de calzada.

    El Ford Mustang Mach-E se ha convertido por méritos propios en una de las mejores alternativa del mercado actual de coches eléctricos. Su estilizada línea estética, su practicidad y, sobre todo, sus especificaciones han hecho de este todo un seductor de los más acérrimos amantes de la electrificación práctica y deportiva. Declarándose como todo un competidor para el Tesla Model Y, el Mustang presenta unos rasgos más diferenciadores y particulares pero, ¿será capaz de rebajar las cifras de consumo homologado por el modelo de Elon Musk?

    Por supuesto este dato dependerá en todo momento de la motorización que equipe nuestro modelo pero, más importante aún, es la conducción que llevemos a cabo sobre el coche, ya que los datos podrán variar de forma notable en un caso u otro. Nuestra pequeña prueba de consumos se ha realizado a bordo de un Ford Mustang Mach-E con tracción integral AWD y la batería de rango extendido, la cual cuenta con una capacidad bruta de 99 kWh. Según los datos homologados oficialmente por este modelo y variante específica, su media de consumo energético combinado es de 18,7 kWh/100km. Nosotros hemos puesto a prueba si este dato es fidedigno o si, por el contrario, queda lejos de la realidad.

    Alternativas en la gama

    Además de la motorización que emplea nuestra unidad, el catálogo del Ford Mustang Mach-E presenta otras más que recomendables alternativas para adecuarse al gusto y necesidad del cliente. También existe una alternativa de batería de Rango Estándar con una capacidad bruta de 76 kWh para la variante de tracción total que se presenta como los modelos más recomendables de la gama.

    Adicionalmente a estos,Ford también posee una variante de acceso con tracción trasera que, a su vez, también posee la posibilidad de instalar los mismos dos tipos de batería anteriormente mencionada: Rango Estándar y Rango Extendido. Este modelo de entrada a la gama centra sus bondades en dotar a su cliente de un modelo con una mayor autonomía pudiendo sobrepasar los 600 kms de rango, así como presentando el menor consumo energético homologado, tal solo 16,5 kWh/100 km.

    Por último y como cabeza de lista, Ford presenta la variante GT. Esta siempre tendrá tracción total y contará únicamente con la batería de mayor capacidad (Rango Extendido). No obstante, este será el modelo más “tragón” de todos, pues su elevada potencia y sus especificaciones más deportivas lo hacen ser la variante que más asiduamente pida ser enchufada. En este caso el consumo medio homologado en ciclo WLTP es de 20,7 kWh/100 km. Como se puede comprobar, la gama del Ford Mustang Mach-E hay para todos los gustos, pero ¿es posible hacer consumos realmente bajos en este coche? Lo comprobamos.

    Inicio de la prueba

    Según los datos oficiales homologados por Ford, la unidad que tenemos entre manos y con la que llevaremos a cabo esta prueba, es capaz de recorrer hasta 540 kilómetros con una sola carga. Con la batería cargada al 100% de su capacidad, el pequeño cuadro de la instrumentación digital del coche eléctrico nos presenta una autonomía máxima de 450 kilómetros, es decir, 90 kilómetros por debajo de lo homologado. Sin embargo, este no es un dato al que debamos recurrir de forma concisa pues esta cifra variará según la conducción que realicemos y, por ende, del consumo medio general que marquemos en el medidor.

    Precisamente por esto, una vez nos ponemos en marcha, recorremos aproximadamente unos 25 kilómetros siendo bastante cuidadosos con el pedal del acelerador, aunque con el aire acondicionado conectado. Durante este corto y breve trayecto, nuestro contador presenta un consumo de apenas 8 kWh/100km, lo que detona directamente en que transcurrido dicho recorrido, el medidor de rango total ahora marque 470 kilómetros. ¡Ha subido! Y eso es precisamente debido al tipo de conducción ejecutada sobre el mismo.

    Nuestra unidad de pruebas homologa 540 kilómetros de autonomía. ¿Será capaz de cumplir con lo prometido?

    El Ford Mustang Mach-E es un coche eléctrico que permite jugar mucho con la conducción, presentando diferentes modos de recuperación energética. En primer lugar, en el propio selector del cambio encontraremos un botón “L” con el que al soltar el acelerador creará una pequeña frenada con la que regenerará cierta cantidad de electricidad; como alternativa, dentro del menú principal del vehículo, en la pantalla central de info-entretenimiento, encontraremos la opción de activar el E-One Pedal, con el que podremos llegar incluso a frenar el vehículo por completo con solo soltar el acelerador. Este mecanismo es realmente cómodo en ámbito urbano.

    Nosotros ya pudimos poner a prueba al Ford Mustang Mach-E en vídeo

    Sabiendo combinar el uso de estos dos elementos (o la ausencia de ambos), podremos alcanzar unos consumos energéticos mucho menores. Para el entorno urbano siempre será recomendable la activación del E-One Pedal, mientras que en circulación por autopista lo mejor será la desactivación de este, así como del modo L para que el vehículo pueda desplazarse por inercia durante un mayor recorrido sin frenarse y a un consumo energético de 0 kWh/100km, al igual que sucede en los vehículos térmicos con el conocido como “modo vela”.

    Haciendo uso de estos útiles en ciudad, el consumo podrá ser de alrededor de 13 kWh/100km en condiciones ideales (poco tráfico y no muchas paradas y arranque en semáforos) y con el aire acondicionado activado. En el momento en el que desactivemos la climatización el gasto podrá ser incluso menor. En el caso totalmente opuesto al presentado, en el que nos topemos con un atasco y llevemos la climatización activada, su media ascenderá rápidamente hasta los 23 kWh/100km. Una media muy por encima de lo presentado para condiciones ideales y por las cuales muchas firmas presumen de sus homologaciones; recordemos, estas mediciones siempre se realizarán en condiciones ideales.

    En entorno de autopistas o vías rápidas, el Mustang Mach-E continúa portándose espléndidamente bien y a una velocidad de 115 - 120 km/h, con el aire acondicionado activado y la desactivación completa de los modos de retención, su consumo se situará por debajo de los 18 kWh/100km sin apenas pestañear. Esto supone que, haciendo unos rápidos y sencillos cálculos, si mantenemos un ritmo de consumo constante, la autonomía real puede ser de aproximadamente 500 kilómetros en este entorno, una cifra muy cercana a los 540 kms que promete el modelo según su homologación WLPT en ciclo mixto.

    Pero como buen Mustang que es, el modelo goza de unas capacidades deportivas que no debemos quedarnos con las ganas de exprimir a fondo, pero siempre teniendo en cuenta que darnos un capricho en una revirada carretera montañosa llevará a cabo un mayor consumo energético, lógicamente. Con el modo Untamed activado (más conocido como "Modo Sport"), climatización accionada y dando rienda suelta a todos sus caballos el modelo eléctrico americano su consumo energético se situará por encima de los 32 kWh/100km, lo que supone casi el doble de gasto que en el modo más económico posible. Pero como esto es algo que haremos una vez cada cierto tiempo no será algo que deba preocupar concisamente.

    En todo el tiempo que duró esta prueba, el Ford Mustang Mach-E marcó una media total de 17,8 kWh/100km, lo que supone un más que merecido sobresaliente al modelo, puesto que esta media fue la total después de recorrer casi 500 kilómetros (no ininterrumpidos) con el coche, entre los que hubo conducción urbana, extraurbana, aceleraciones, etc… Aún así, esta media obtenida, es 0,9 por debajo de lo homologado en ciclo WLTP, por lo que podemos decir oficialmente que el Mustang Mach-E es uno de las mejores alternativas del mercado eléctrico actual para todo aquel que busque el ahorro energético.

    Las mejores ofertas para Ford Mustang Mach-E de ocasión

    Ford Mustang Mach-E de segunda mano / Ford Mustang Mach-E de Km 0
    Ponemos a prueba el consumo energético del Ford Mustang Mach-E eléctrico