¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Prueba DS 4 E-Tense, vocación por la elegancia y la distinción

Prueba DS 4 E-Tense, vocación por la elegancia y la distinción
15
Oscar Magro
Oscar Magro13 min. lectura

El lujo francés despliega todos sus encantos en un formato compacto gracias al DS 4. Con un diseño rebosante de personalidad, un interior de altísima calidad de realización y un equipamiento tecnológico sobresaliente, el galo se enfrenta sin titubeos a los tradicionales modelos premium del segmento C. Lo probamos en su interesante versión híbrida enchufable.

El nuevo DS 4 quiere situarse en la cúspide del segmento de los compactos premium. Una elevada aspiración donde tiene que enfrenarse al trío alemán formado por el BMW Serie 1, el Audi A3 y el Mercedes Clase A, sus rivales más directos. Ya os adelanto que el francés planta cara sin complejos y sobre todo impresiona por dentro tanto por calidad como por algunos elementos de equipamiento que nunca están presentes en coches de este tamaño.

Pero antes de ver su interior, echemos un vistazo a su llamativo exterior. El modelo galo marca sus diferencias de estilo frente al resto de la oferta de lujo dentro del segmento C. El DS 4 proporciona una imagen mucho más sofisticada y vanguardista que sus oponentes germanos caracterizada por millones de formas geométricas puntiagudas.

El DS 4 tiene un diseño muy carismático y diferenciador

Los tiradores de las puertas están enrasados con la carrocería, el techo puede tener un color de contraste, puede montar llantas de aleación de hasta 20 pulgadas y los faros delanteros tienen la tecnología DS Matrix Led Vision de leds matriciales. Unos grupos ópticos que, tanto delante como detrás, muestran los triángulos y diamantes característicos del diseño de DS. Incluso el contorno de la luneta trasera, que es negro en todos los coches, aquí tiene otro color y sigue un patrón geométrico.

En definitiva, está plagado de detalles interesantes y tiene muchísima personalidad. Todo ello en un formato de dimensiones contenidas porque el modelo francés mide 4,40 m de longitud, 1,87 m de anchura y 1,49 m de altura. Si os gusta lo que veis por fuera, os va a enamorar por dentro.

Un interior para sibaritas

Con respecto al DS 4 de la generación anterior no tiene nada que ver salvo el nombre, esta nueva generación es fabulosa. Por ejemplo, el equipamiento es muy amplio y se puede disfrutar de un volante calefactado, cristales acústicos que mejoran la insonorización interior, techo solar o un sistema de cámaras de 360º. La lista de extras incluye un sistema HiFi Focal Electra con 14 altavoces y una potencia máxima de 690 W.

El interior en cuero gris y marrón se propone en un paquete que cuesta 2.800 euros

El DS 4 también puede llevar cosas muy infrecuentes en el segmento de los compactos como el sistema de visión nocturna DS Night Vision. Mediante una cámara de infrarrojos en la parrilla frontal, este sistema detecta peatones y animales que están hasta 200 m por delante del vehículo y los señala en la instrumentación.

Igualmente, el modelo de Stellantis puede presumir de unos asientos delanteros calefactados, ventilados y con función de masaje o un head-up display con realidad aumentada. Además, la calidad de los materiales es sobresaliente y el diseño inspirado en el mundo de la alta relojería es original. Todo es exquisito.

El acabado Rivoli de nuestra unidad de pruebas lleva de serie símil de cuero negro en el interior pero de manera opcional se puede optar por una combinación que expone un habitáculo más claro. Los asientos, consola y paneles de puerta se visten con tapicería de cuero granulado Gris Galet, el salpicadero y el volante están rematados en cuero Nappa Marrón Criollo y se incluyen inserciones en madera de fresno en los botones de las puertas.

Quien quiera un toque más deportivo DS propone el acabado Performance Line. En este nivel de equipamiento hay un montón de superficies en Alcantara -en los asientos, el salpicadero, los paneles de las puertas y la consola central- y lleva pespuntes en tonos oro y carmín que son los colores de DS Performance, el departamento de competición de la marca francesa. Además el volante tiene una pieza de fibra de carbono y los pedales son de aluminio, detalles que realzan esa propuesta más dinámica.

El interfaz del sistema multimedia permite algunas opciones de personalización mediante widgets

La pantalla táctil de 10 pulgadas del sistema de infoentretenimiento DS Iris System está totalmente integrada en el salpicadero. El sistema tiene un interfaz inspirado en los smartphones e incluso cuenta con widgets personalizables aunque la estructura de menús y submenús es algo engorrosa. Por supuesto, es compatible con Android Auto y Apple Carplay.

El sistema multimedia también es operable desde una peculiar pantalla de 5 pulgadas situada en la consola central. Se llama DS Smart Touch y reconoce la escritura o movimientos como hacer zoom además de permitir la configuración de seis atajos personalizables. La solución es muy estética pero no me ha parecido especialmente práctica.

Bajo la pantalla multimedia, los aireadores centrales son muy finos y pasan casi desapercibidos tras la fila de botones que hay bajo la pantalla multimedia (la marca llama DS Air a este diseño) y los aireadores laterales se han desplazado hasta las puertas. Es un diseño llamativo pero mi impresión es que el flujo de aire es menos potente que en otros coches quizá por el tamaño de las salidas centrales.

La pantalla DS Smart Touch tiene una función de reconocimiento de escritura

En las plazas posteriores se sigue disfrutando de un espacio lujoso en el que todo está rematado de una manera excelente y donde encontramos salidas de aire traseras, dos tomas USB, bolsillos tras los respaldos delanteros y un reposabrazos abatible. Por cierto, si recordáis en la generación anterior del DS4 las ventanillas traseras eran fijas pero aquí sí que hay elevalunas, por supuesto.

En cuanto al espacio ofrecido, luces y sombras. Hay mucho sitio para la cabeza, no ofrece demasiada anchura como para que tres adultos viajen holgadamente aquí lo que es algo normal en este segmento pero el espacio para las rodillas es bastante justo. Pasajeros de más de 1,80 m de estatura van a tener dificultades para encontrar espacio suficiente. ¿Quizá esta falta de sitio para las piernas se deba a que DS ha preferido favorecer el espacio de carga?

El maletero dispone de un portón con apertura eléctrica y acceso manos libres pasando el pie por debajo del paragolpes trasero. El compartimento tiene 430 litros de capacidad, un volumen normal dentro del segmento. Lo más destacable es que la versión híbrida enchufable tiene un maletero de 390 litros, un dato muy bueno en comparación con las principales alternativas. DS ha conseguido que la batería de alta tensión apenas reste espacio interior.

Un maletero muy capaz para un híbrido enchufable de tamaño compacto

El PHEV es una acertada elección

Efectivamente, además de en versiones gasolina y diésel, el compacto premium de DS está disponible con una interesante mecánica híbrida enchufable que es la que he tenido ocasión de examinar. Se trata del DS 4 E-Tense y desarrolla 225 CV de potencia total resultante del trabajo conjunto de un motor de gasolina Puretech de 180 CV y un motor eléctrico de 81 kW (110 CV). El par máximo es de 360 Nm.

Escoger esta versión es una buena elección porque funciona con mucha suavidad y es silencioso, aunque la dirección es poco comunicativa y el freno tiene un tacto mejorable porque cuesta dosificar la intensidad de frenada. Al ser PHEV cuenta con la etiqueta Cero y el consumo es bajo en general. Incluso si no se enchufa y la batería está agotada el consumo de combustible ronda los 7 l/100 km, un dato muy razonable.

Lógicamente, el mayor partido se saca aprovechando su vertiente electrificada. Si hay carga suficiente en la batería, el DS 4 puede circular en modo 100% eléctrico a velocidades de hasta 135 km/h y la autonomía homologada de 54 km en ciclo WLTP se traduce en unos 40 km en condiciones reales.

La batería de 12,4 kWh permite al DS 4 E-Tense recorrer 54 km en modo 100% eléctrico

Visible desde el exterior, un led azul situado en la parte superior del parabrisas demuestra que se está circulando en modo 100% eléctrico. Un requerimiento necesario para evitar las restricciones de tráfico en Zonas de Bajas Emisiones en algunas ciudades europeas, aunque en España aún no sea obligatoria está indicación.

DS propone la función E-Save para ahorrar batería que se desea usar posteriormente o para recargar la batería mediante el motor térmico. El compacto viene con un cargador embarcado de 7,4 kW que permite la recarga de la batería en menos de 2 horas. Conectado a un enchufe convencional de 1,8 kW serán necesarias unas 7 horas aproximadamente.

Hay cuatro modos de conducción para el compacto PHEV: Modo Eléctrico (el coche circula en modo 100% eléctrico), Modo Híbrido (usa motor eléctrico, motor de combustión o ambos de manera automática según la situación), Modo Sport (utiliza la potencia combinada de los motores eléctrico y térmico) y Modo Confort (activa el DS Active Scan Suspension).

La amortiguación activa por cámara DS Active Scan Suspension añade un plus de confort

Este último apartado es interesante. El DS Active Scan Suspension detecta las imperfecciones de la carretera cinco metros por delante del vehículo y ajusta en tiempo real la dureza de la amortiguación. Este sistema, que también está presente en el DS 7 Crossback y el DS 9, recurre a una cámara situada detrás del parabrisas, cuatro sensores de altura de la carrocería y tres medidores de la aceleración. Se consigue un confort magnífico aunque no entiendo por qué solo funciona en un modo específico en lugar de estar siempre activo.

El DS 4 está a la venta desde 31.600 euros, un precio de partida que se incrementa hasta los 40.000 euros en la versión E-Tense. Es una tarifa alta como corresponde a su vertiente premium pero teniendo en cuenta el equipamiento, calidad y distinción que ofrece, el compacto galo se ha ganado por derecho propio ser una de las opciones más interesantes de la categoría.

Las mejores ofertas para DS DS 4 de ocasión

DS DS 4 de segunda mano / DS DS 4 de Km 0
Prueba DS 4 E-Tense, vocación por la elegancia y la distinción