¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Infiniti Q60, algo más que una cara bonita

12

Infiniti parece envuelta en una revolución. La marca japonesa, propiedad de Nissan, quiere seguir conquistando más segmentos, y por ello se introduce ahora en el de los coupés de tamaño medio. Su apuesta es el Infiniti Q60, que ya he tenido ocasión de probar.

El Q60 luce la nueva filosofía de diseño creada por Alfonso Albaisa

Inifiniti no es la marca más conocida en el mercado español, pero eso no significa que no sea relevante o importante a nivel global. La marca de lujo de Nissan sigue creciendo, y lo hace con paso firme y seguro. El diseño es su carta de presentación, pero más allá del mero apartado estético nos encontramos con mucho más. Ahora llega a España una nueva apuesta, una basada en la belleza y la calidad: el Infiniti Q60, que ya he tenido ocasión de probar.

No estamos ante el primer coupé medio que Infiniti presenta en España. Hace ya unos añitos aterrizó la versión previa del Q60, el G37. Corría el año 2008 cuando se desveló, y Nissan estiró su comercialización hasta el 2015. Fue entonces cuando Infiniti planteó un sustituto, al que tardó largo tiempo en darle forma. Pero la verdad es que la espera mereció la pena, porque no tengo duda alguna que estamos ante uno de los coupé más bonitos del mercado.

Y eso que la rivalidad, a pesar de lo que pueda parecer, es extensa. La mayoría de apuestas las encontramos con nacionalidad alemana. BMW Serie 4, Audi A5 Coupé y Mercedes Clase C Coupé son los principales rivales del japonés. Pero personalmente creo que el Infiniti les gana en cuanto a temas de diseño se refiere. Hay que reconocer lo evidente, y es que Japón tiene mucha mano para crear coches únicos. Desde el esbelto frontal hasta la musculada trasera, el Q60 luce un aspecto impresionante. El mismo que ya luciera su prototipo, el Infiniti Q60 Concept.

Eso en cuanto a su exterior. En cuanto al habitáculo nos encontramos con un espacio que ya conocíamos. No hay que olvidar que el Q60 nace de un Infiniti Q50 al que se le remoza la carrocería, eliminando dos puertas para así poder otorgarle el apellido coupé. Sin embargo, los interiores son prácticamente idénticos. Y el prácticamente podríamos tomarlo como un eufemismo. Misma estructura, mismos materiales y mismos elementos.

Materiales de calidad se suman a un buen nivel de fabricación. Calidad premium

Sigue llamando la atención el sistema de doble pantalla de la consola central. La de arriba tiene un uso más limitado. Tan solo muestra la ruta y el navegador, mientras que la pantalla inferior, más estilo tableta, dispone de una enorme capacidad de sistemas e información. En ambos casos el manejo es táctil, y en cuanto a calidad, la inferior es claramente mejor, con una definición muy buena. Algo que la pantalla superior no es capaz de igualar. Decir que ambas vienen en el equipamiento de serie.

Por todo lo demás, hay que reconocer el gran trabajo hecho por Infiniti. Los materiales son de una gran calidad al tacto, sobre todo el de los asientos, que por cierto son muy cómodos a la par que sujetan en su sitio. La única pena está en encontrar elementos que podemos encontrar en cualquier Nissan, como por ejemplo el botón de arranque. A pesar de ello no se puede criticar el habitáculo del Q60. Incluso las plazas traseras presentan unas cotas aceptables. No son las más espaciosas del mercado, pero la verdad es que son "bastante usables", aunque el espacio para la altura es reducido. Algo lógico por otra parte.

El maletero del Q60 tiene una capacidad mínima de 342 litros, 123 litros menos que un Audi A5

Como era de esperar Infiniti dispone de una gama corta. El Q60 estará disponible en dos acabados diferentes: Premium y Sport. Las diferencias entre ellos son casi siempre dinámicas, porque exteriormente no cambian nada. El Q60 es tal cual, tan solo dispone de dos juegos de llantas 10 pinturas diferentes. Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre ambos paquetes?

Es difícil decidir que parte del coche es mejor, si el frontal o la trasera

Hay que decir que la versión 2.0t es capaz de asociarse a ambos paquetes, mientras que el motor más alto de todos, el 3.0 de gasolina de 405 CV, tan solo estará disponible con el acabado Sport. Éste modifica diversos aspectos de configuración que elevan el rendimiento. Cabe destacar unos frenos mejorados, una suspensión endurecida, levas tras el volante, una dirección con sistema adaptativo y una suspensión dinámica digital. Ésta última solo estará disponible para el motor más potente de los dos.

En cuanto a precios, Infiniti ataca directamente a las líneas de flotación de las marcas alemanas. Solo podríamos compararlo con el Lexus RC, el otro gran olvidado del segmento. No lo digo solo por el precio, que son similares en todos los casos, sino por el equipamiento que a él va asociado. El Q60 llega muy equipado desde su acabado base. El precio de lanzamiento del Infiniti Q60 es de 48.400 euros. La marca dispondrá durante dos meses de una oferta de lanzamiento que supondrá de casi 5.000 euros de descuento si nos acogemos a la financiación.

Prueba Infiniti Q60

La apuesta es alta. Un dicho reza que se nos conoce por la talla de nuestros rivales, y el Infiniti Q60 tiene ante el un batallón de contrincantes que son referencia por su comportamiento y prestaciones. Durante la presentación tuve ocasión de probar la variante de acceso. Es decir el Q60 2.0t Premium de 211 caballos. Emplea un bloque de cuatro cilindros en línea turboalimentado que envía toda su potencia a las ruedas traseras. Una caja de cambios automática de siete velocidades se encarga de gestionar todo el sistema, así como los 350 Nm de par máximo que es capaz de generar el motor.

Los asientos tienen un diseño muy deportivo, pero a la vez son muy cómodos

En cuanto a cifras de prestaciones, el Q60 está en la media del segmento. De hecho es más potente que las versiones alemanas correspondientes. En cuanto a plataforma, dispone de la misma que el Q50, aunque en este caso ha sido reacondicionada para así poder soportar un comportamiento más dinámico. Como ya he dicho, he tenido ocasión de probar una unidad con acabado Premium. Esto quiere decir que es el más blando de los dos disponibles, y a pesar de ello me ha gustado mucho cómo se comporta.

Infiniti aplica a sus modelos un claro carácter confortable. Y el Q60 no es un caso aparte, aunque sí que en este caso presenta varios modos de conducción: Snow, Auto, Sport y Personal. En autopista o ciudad es muy tranquilo. Sus medidas recortadas le permiten desenvolverse perfectamente por el tráfico diario, a la par que te recoge con un carácter bonachón. Es cómodo y el aislamiento acústico es notable, por lo que la sensación de calidad se incrementa.

Eso en carretera abierta a ritmo tranquilo, pero el Q60 ha sido diseñado para ir también bien en tramos revirados. La verdad es que me ha sorprendido. Y mucho. A pesar de disponer de un motor pequeño la entrega es correcta. Se anima con cierta facilidad ya que desde las tempranas 1.250 rpm nos encontramos con el máximo par posible, estirándose hasta las 3.500 vueltas. El único problema es el cambio. Infiniti ha decidido no incorporar un doble embrague, y por ello las transiciones son un poco más lentas. Aunque tampoco supone un problema muy grave. Eso sí, he echado en falta unas levas tras el volante.

El manejo del equipo de entretenimiento es intuitivo y es capaz de mostrar mucha información

Los desarrolladores prestaron especial atención a la dirección y a la suspensión. El volante endurece su giro a medida que ganamos velocidad. La precisión y la velocidad de reacción son bastante buenas y te permite un guiado preciso en las curvas. En cuanto a la suspensión, creo que es el mejor apartado del coche. Se nota una gran diferencia entre los modos de conducción. Si se selecciona el modo Sport el coche se vuelve más rígido, siendo capaz de tragarse rápidos cambios de dirección.

El Q60 S dispone de tres modos de conducción más que el la versión de acceso, denominados ECO, Dynamic y Sport +

Si se busca una conducción más dinámica hay que desconectar el ESP, porque éste actúa de forma muy premeditada, limitando la potencia de forma drástica. De esta forma podrás jugar un poco más con la tracción trasera, aunque hay que reconocer que el agarre y la tracción no dan lugar a muchos sustos. No así los frenos, que tras unos minutos empezaron a achacar un sobrecalentamiento, reduciendo su eficacia. Un punto débil que mejora si optamos por el motor más alto, que incluye discos más grandes y pinzas más potentes.

Conclusión

En definitiva, Infiniti ha conseguido fabricar un coche, que a pesar de estar destinado principalmente para el mercado estadounidense, gustara al exigente comprador europeo. El estilo es su principal arma de ataque. Un diseño que gana al de todos sus rivales alemanes. Pero tiene más. El Q60 también puede apoyarse en contar con un buen acabado, con materiales de calidad y tener una relación precio/equipamiento mejor que la de todos sus rivales. Ninguno viene tan equipado desde sus niveles más básicos, y eso es algo que hay que apuntar.

En un futuro llegará la versión cabrio, aunque por el momento no tiene fecha de lanzamiento

Pensaba que en apartado dinámico el Q60 perdería el terreno con respecto a los oponentes alemanes, pero la verdad es que Infiniti ha hecho un gran trabajo. Una configuración muy equilibrada que permite circular de forma cómoda en un uso tranquilo, a la vez que se muestra muy competitivo en un tramo más revirado. No será el coupé más vendido del segmento, pero la verdad es que merece la pena echarle un vistazo, porque puede que te sorprenda.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Smat
    18/02/2017 (07:30)

    Smat

    "Diseño muy elaborado, pensado para EEUU, salta a la vista, pero aporta dos cosas que los superventas alemanes (frente a los que nada puede hacer comercialmente) no tienen, la primera es una diferenciación clara de la berlina (algo que tambien tiene el lexus rc) y que le aporta una imagen superior y mas elitista de cara al ojo no experto, la segunda es la exclusividad de ser un coche exotico y diferenciador."

Prueba Infiniti Q60, algo más que una cara bonita
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto