Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Jeep Cherokee 2019, lo mejor de los dos mundos

21

El popular Jeep Cherokee ha recibido una actualización que pone al día su estética, aumenta su equipamiento y propone por primera vez una versión 4x2. Es el modelo de Jeep que mejor representa el equilibrio entre la conducción en asfalto y fuera de él.

Jeep proporciona una gama de más de 90 accesorios originales firmados por Mopar para personalizar el nuevo Cherokee

Nada menos que 44 años de vida tiene el Jeep Cherokee, un periodo en el que ha ido cambiando y evolucionando pero manteniendo inalteradas las cualidades que le han permitido ganarse los favores de cuatro millones de clientes en todo el mundo. Su robustez, fiabilidad y capacidad offroad son señas de identidad de este modelo.

El SUV de tamaño medio de Jeep se ha actualizado en su quinta generación, una vez más manteniendo sus pilares intactos pero añadiendo novedades en diseño, un habitáculo más refinado, más equipamiento y nuevos motores. En España llega con los acabados Longitude, Limited y Overland y en 2019 se sumará el Trailhawk.

Los atrevidos grupos ópticos del modelo anterior, muy llamativos por su afilado aspecto y distribuidos en dos partes, han dejado paso a unos nuevos faros Full LED de diseño más convencional. El capó de aluminio integra la característica parrilla con siete ranuras de Jeep, con cada uno de los huecos elegantemente cromados en su contorno.

Hay diez colores diferentes para la carrocería, de los cuales dos son nuevos en este restyling: Blanco Pearl y Verde Olive

Asimismo se ha renovado el formato del paragolpes delantero y está acompañado de nuevos faros antiniebla redondeados que han reducido su tamaño y cuyo módulo también está perfilado en un acabado cromado. El resultado es un frontal más elegante manteniendo el diseño identitario de Jeep.

En la vista lateral los cambios se centran en las rediseñadas llantas de aleación de entre 17 y 19 pulgadas enmarcadas en los musculosos pasos de rueda trapezoidales. Otro pequeño detalle que pasa desapercibido en un primer vistazo es la nueva tapa de repostaje de combustible sin tapón, un detalle práctico.

En la parte posterior destaca el nuevo paragolpes que mantiene las formas básicas del modelo anterior pero permite ubicar la matrícula sobre él en lugar de en el portón. Un portón que tiene apertura eléctrica e incorpora una función manos libres que permite su apertura moviendo el pie debajo del paragolpes. Los pilotos LED traseros no varían la silueta pero sí su configuración interior para ofrecer una imagen más moderna.

El Cherokee mide 4,62 m de longitud

En el interior cuesta apreciar una renovación significativa pues apenas suponen unos leves retoques como la ampliación del compartimento delantero de la consola central o un nuevo marco para la base del cambio. El habitáculo sigue mostrando una buena prestancia y se mantienen los detalles en negro piano o cromo satinado.

Los asientos resultan muy confortables para todas las tallas y pueden estar vestidos con tela negra o negro/beige o cuero negro, negro/gris y negro/marrón. Las plazas traseras resultas espaciosas y la banqueta se desplaza longitudinalmente para beneficiar la habitabilidad o el volumen de carga según las necesidades. Un volumen que ha crecido 70 litros para brindar un maletero de 570 litros.

La novedad más significativa es la incorporación de la cuarta generación del sistema multimedia Uconnect. Según el nivel de equipamiento cuenta con una pantalla táctil de 7 u 8,4 pulgadas, conectividad con Apple CarPlay y Android Auto y funciones de comunicación, entretenimiento y navegación. Con los servicios Uconnect Live se disfruta de música por streaming, noticias online e información del tráfico en tiempo real.

El interior del Cherokee no es un alarde de diseño innovador pero está bien rematado y brinda una buena sensación de calidad

Por primera vez con versión 4x2

En el apartado de cadenas cinemáticas se mantiene el motor diésel 2.2 MultiJet II con 195 CV de potencia y un generoso par máximo de 450 Nm que ha sido revisado para cumplir la normativa Euro 6d-temp. El propulsor está acoplado a una caja de cambios automática TorqueFlite con convertidor de par y nueve velocidades. Esta transmisión ha sido actualizada y estrena un modo manual con levas de cambio detrás del volante.

El 2.2 Multijet II es la única opción mecánica por el momento aunque sí dispone de una importante novedad: por primera vez el Cherokee puede ser configurado con tracción 4x2 además del habitual esquema de tracción total. Una opción interesante que supone un precio más accesible para quienes se enamoren de la estética Jeep pero no frecuenten terrenos difíciles.

El Select-Terrain es un buen aliado para garantizar la tracción en todo tipo de superficies

De todos modos las versiones con tracción total siguen siendo las más recomendables dadas las capacidades del SUV americano fuera del asfalto. El Cherokee 2019 cuenta con hasta tres sistemas de tracción total a elegir:

  • El Jeep Active Drive I es un sistema de tracción a las cuatro ruedas permanentemente activo que no requiere de la intervención del conductor, el sistema selecciona automáticamente la mejor manera de actuar según el terreno por el que se circula. Lo lleva la versión Longitude.
  • El Jeep Active Drive II incluye las funciones del anterior pero permite al conductor seleccionar la mejor opción de tracción gracias al selector Select-Terrain con cuatro modos (Auto, Snow, Sport y Sand/Mud) e incluye el Control de Descensos. Este sistema lo equipan las versiones Limited y Overland.
  • El Jeep Active Drive Lock incluye las funciones del anterior añadiendo el bloqueo del diferencial trasero, añade un quinto modo al selector Select-Terrain (Rock) y el sistema Selec-Speed Control que ayuda al conductor en los ascensos y descensos pronunciados. Sólo está disponible en la versión Trailhawk.

El Cherokee 4x4 es un buen aliado a la hora de superar obstáculos con una altura libre al suelo de 201 mm y unas cotas de 18,9º de ángulo de entrada, 19,5º ventral y 25,0º de salida. Las variantes 4x2 tienen una configuración más rutera con una suspensión que deja una altura de 150 mm que benefician el comportamiento en carretera y la eficiencia de combustible pero, lógicamente, proporciona peores cotas.

En comportamiento en carretera es similar al de una gran berlina, salvo por las inercias propias de su peso y altura

A mi modo de ver el Cherokee es el modelo de Jeep que mejor combina su faceta campera y urbana. Es efectivo en conducción offroad pero demuestra mucha suavidad y refinamiento sobre el asfalto. El confort de marcha es muy notable y sólo perturba la paz del habitáculo la sonoridad del motor diésel que se filtra de manera clara (sin llegar a ser molesta) a velocidades elevadas. No es un coche ágil y las inercias se notan ya que la versión más ligera supera los 1.800 kg.

El fabricante del grupo FCA ha dotado al Cherokee 2019 de multitud de sistemas de seguridad. Según el nivel de equipamiento puede contar con ocho airbags, aviso de colisión frontal Plus con frenado de emergencia con detección de peatones, aviso de salida de carril Plus, control de crucero adaptativo Plus o detector de ángulo muerto con Control de cruce en la parte trasera, entre otros elementos.

En el primer trimestre de 2019 se completará la gama con la introducción de un nuevo motor turbo gasolina vinculado exclusivamente a la tracción integral. Con una configuración de cuatro cilindros, 2,0 litros e inyección directa esta mecánica rondará los 270 CV (la cifra definitiva aún no está confirmada) y 400 Nm de par máximo.

Las versiones 4x4 se alejan del asfalto sin miedo

El nuevo Cherokee 2019 es una buena opción por su funcionalidad siendo el modelo de la marca americana que mejor combina el mundo offroad y el onroad. Tiene una imagen de poderoso todoterreno pero sin perder la elegancia, es muy efectivo fuera del asfalto y extraordinariamente cómodo sobre él, cuenta con una buena habitabilidad manteniendo unas dimensiones muy contenidas que le permiten meterse en el tráfico urbano sin problemas.

El precio del nuevo Jeep Cherokee parte de los 44.200 euros que supone el Cherokee Longitude. No es barato pero destaca por su equipamiento de serie ya que todas las versiones cuentan con elementos como faros Full LED, llantas de aleación, climatizador bizona, acceso y arranque sin llaves, freno de mano eléctrico, aviso de salida de carril Plus, detector de ángulo muerto, sensores de aparcamiento posteriores con cámara de visión trasera y el sistema multimedia Uconnect.

Sin embargo merece la pena invertir, al menos, hasta el segundo nivel de acabado ya que el Cherokee Limited (desde 48.800 euros) añade cristales traseros tintados, llantas de 18 pulgadas, el sistema Select-Terrain (en versiones 4x4), el portón trasero eléctrico y el navegador con pantalla de 8,4 pulgadas.

Noticias relacionadas

Prueba Jeep Cherokee 2019, lo mejor de los dos mundos
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto