¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Mazda2 2020, el valor de ser diferente (con vídeo)

8

El Mazda2 ha recibido un restyling que supone un lavado de cara desde el punto de vista estético, una ampliación de su equipamiento y novedades mecánicas que le permiten lucir la etiqueta Eco. Analizamos en vídeo el resultado de su puesta al día.

El Mazda2 ha recibido una renovación con cambios estéticos, mecánicos y de equipamiento. En ciertas cosas va a contracorriente de las tendencias del segmento y eso lo hace interesante porque se diferencia de sus rivales, cada vez más numerosos. El japonés también es uno de los coches más costosos del segmento B. El Mazda2 2020 más accesible cuesta 19.000 euros, sin contar ofertas y promociones ¿Vale lo que cuesta? Vamos a verlo.

Aclaración: Mazda España nos ha comunicado que el modelo tiene 3.000 € de promoción, que se ofrecen al cliente en concesionario.

Respecto al modelo anterior, en este restyling el modelo japonés incorpora una parrilla con un nuevo patrón geométrico y su silueta muestra unas alas que subrayan los faros que también han sido renovados. Los faros de Led son de serie en toda la gama aunque las versiones más altas van más allá y son Full Led adaptativos. Los paragolpes delantero y trasero también se han actualizado e incorporan en los extremos inferiores unos embellecedores cromados horizontales.

El tamaño del Mazda2 ha crecido 1 cm de manera que tiene 4,07 m de longitud, unas dimensiones contenidas que lo hacen ideal en un uso urbano. Un último detalle es que también han sido rediseñadas las llantas de aleación, que son de 15 o 16 pulgadas dependiendo del acabado. En otros mercados se vende un Mazda2 Sedán pero en España se comercializa exclusivamente la carrocería de cinco puertas, como de costumbre.

Mazda ha huido de la moda de las llantas gigantes para los utilitarios y se conforma con 16 pulgadas para las versiones más altas

El habitáculo del Mazda2 2020 presume de un diseño minimalista y una terminación cuidada, no sólo en las zonas principales sino también en las partes menos a la vista. Sin duda es uno de los mejores coches de este segmento en cuanto a calidad de acabados. Además, en general hay una buena sensación de confort especialmente gracias a unos asientos que son nuevos y resultan muy cómodos por su mullido y su contorno. Eso ayuda en la tarea de encontrar una posición de conducción adecuada.

El utilitario nipón no puede montar una instrumentación totalmente digital como sí podemos ver en algunos (pocos) modelos de este segmento. Aun así hay que decir que el cuadro de instrumentos es atractivo porque tiene un toque deportivo: tiene un gran cuentarrevoluciones en el centro acompañado de un velocímetro digital y a ambos lados hay un par de pantallas para el resto de información.

Mención especial merece el sistema multimedia que viene de serie en todas las versiones, siendo opción la función de navegación. No tiene una pantalla demasiado grande, es de 7 pulgadas, pero ofrece una buena calidad de imagen y es muy completo, funciona realmente bien y es compatible con Apple CarPlay y Android Auto. La pantalla táctil tiene una particularidad y es que sólo es táctil con el vehículo parado, cuando está en marcha la función táctil se deshabilita y es necesario usar un mando situado entre los dos asientos delanteros.

Hay mucho equipamiento de serie pero hay algunos detalles mejorables. Por ejemplo, no puede equipar una base de carga inalámbrica, los parasoles delanteros no tienen iluminación y la tapa de la guantera cae a plomo en lugar de tener un movimiento de apertura amortiguado. Son detalles sin demasiada importancia quizá, sí, pero esos detalles a veces son los que marcan la diferencia para sentir una mayor calidad.

El acabado Zenith lleva una tapicería de tela que combina el azul marino con el negro

A pesar de esas pequeñas ausencias, lo cierto es que el equipamiento del Mazda2 es muy generoso. Hay cuatro niveles de equipamiento (Origin, Black Tech, Zenith y Signature) y dependiendo de la versión se puede disfrutar de acceso y arranque sin llaves, climatizador, cámara de 360º con sensores de aparcamiento delanteros y traseros, head-up display o asientos calefactados.

Mazda propone, además, un enorme compendio de tecnologías de seguridad como el sistema de asistencia a la frenada en ciudad con detección de peatones, el sistema de aviso de cambio involuntario de carril, el control de ángulo muerto, el detector de tráfico trasero, el asistente de arranque en cuesta o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Mucho equipamiento que resulta una de las claves que motivan el precio de este Mazda2. La mayoría de modelos de este segmento tienen versiones de acceso muy sencillas, con poco equipamiento y con motores más pobres para conseguir un precio ‘desde’ bajo. Pero luego si ves las versiones más altas la tarifa sube rápidamente. En Mazda prefieren obviar esas variantes básicas y desde el acabado de acceso proponen un equipamiento amplio y una buena calidad de materiales. Es una estrategia de gama diferente.

El Mazda2 es uno de los modelos del segmento B con las plazas traseras más pequeñas

El espacio en las plazas traseras es escueto. Poco hueco para las piernas y para la cabeza pero sobre todo es estrecho así no es adecuado para que tres adultos viajes detrás a pesar de que está homologado para cinco plazas. Además el túnel de transmisión es muy voluminoso. No hay huecos en las puertas donde se pueda colocar nada, tampoco asideros en el techo, no hay salidas de ventilación, no hay un toma de 12V, no hay tomas USB, no hay reposabrazos y no tiene ningún plafón de iluminación en esta fila. Es, en definitiva, un espacio que parece pensado para un uso ocasional.

Si la habitabilidad trasera es bastante reducida lo mismo ocurre con el espacio de carga. El maletero tiene 250 litros de capacidad, un volumen que se sitúa por debajo de la media de este segmento. La boca de carga es estrecha y alta y en el interior carece de una base para distribuir la carga a dos alturas. Los asientos traseros se pueden plegar en una proporción 60:40 para ampliar la capacidad a 787 litros aunque el piso resultante no es plano, queda un escalón.

Con etiqueta Eco

A la hora de elegir un motor la cosa es muy fácil porque sólo hay uno disponible. Se trata del gasolina atmosférico de cuatro cilindros 1.5 Skyactiv-G con 90 CV. Es un propulsor que tiene una gran suavidad y que da lo mejor de sí en la zona media-alta del cuentarrevoluciones, en la parte baja le falta mucha fuerza.

El sistema multimedia es compatible con Android Auto y Apple Carplay en todos los acabados

Para sacar lo mejor de este propulsor hay que jugar con el cambio, como es frecuente con los motores atmosféricos. En este motor se ofrecerá una transmisión automática de seis relaciones pero es más cara, más lenta y más gastona, olvídate de ella y quédate con la caja manual.

El cambio manual de seis marchas es preciso y agradable de usar aunque propone unas relaciones de cambio muy largas. Tiene una ventaja adicional: los nuevos Mazda2 con cambio manual tienen un sistema de hibridación ligera que permite tener la etiqueta medioambiental Eco.

Mientras otros fabricantes se decantan por motores turbo de tres cilindros cada vez más potentes, Mazda apuesta por conseguir un coche liviano con un cuatro cilindros atmosférico

Este sistema híbrido denominado Mazda M Hybrid está compuesto por un generador reversible que se combina con el freno regenerativo y un condensador. El coche no se puede mover por sí mismo en modo 100% eléctrico pero esta semihibridación aporta asistencia a la propulsión y además ayuda al motor a volver a arrancar con más suavidad cuando actúa el sistema start/stop.

Lógicamente la semihibridación también tiene un efecto positivo en el consumo y lo habitual será situarse entre los 5,0 y los 5,5 l/100 km haciendo una conducción variada. Es un buen dato e incluso es posible bajar de los 5 litros si nos esforzamos en realizar una conducción eficiente y nos alejamos del tráfico urbano.

El restyling del Mazda2 también ha traído consigo la incorporación de la tecnología G-Vectoring Control Plus (GVC Plus). Se trata de un sistema que usa los frenos del coche para realizar pequeñas frenadas selectivas en las ruedas exteriores para mejorar la estabilidad y la respuesta en los cambios de dirección, ya sean zonas de curvas o maniobras de esquiva.

Gracias a ello el utilitario de Mazda se muestra muy ágil y tiene un comportamiento dinámico realmente bueno, ayudado además de un peso contenido puesto que supera por poco la tonelada de peso ¡Si bajo el capó hubiera un motor contundente podría ser muy divertido en una carretera de montaña! Con los 90 CV y 148 Nm que entrega el motor tenemos prestaciones suficientes, de hecho hace el 0 a 100 por debajo de los 10 segundos, pero es cierto que no se nota enérgico, le falta alegría. Mazda se ha decantado por el confort y el consumo en lugar del rendimiento puro.

El Mazda2 muestra un magnífico comportamiento dinámico pero se agradecería un motor más enérgico

No es algo necesariamente negativo, en realidad. Siempre hablamos de un si un coche tiene un tacto deportivo o no, y éste es de los que no a pesar de lo bien que se mueve. Pero claro, no todo el mundo busca deportividad. De hecho, si lo piensas bien no tiene sentido que en un coche urbano se busquen ‘sensaciones’, lo que hace falta es que sea cómodo y práctico.

Y en esos aspectos este Mazda lo hace muy bien. Es un coche con un rodar refinado, con una suspensión que se ha revisado en esta actualización y es bastante cómoda y además tiene una cabina silenciosa. Muy silenciosa, porque en el restyling se han añadido más elementos aislantes como un guarnecido del techo más grueso, las juntas de las puertas traseras también son más anchas y se ha incorporado material amortiguador de vibraciones en los pasos de rueda traseros. Así que en general propone una experiencia de conducción relajante lo cual siempre se agradece en un coche urbanita con el que seguramente pillaremos algún atasco de vez en cuando.

El Mazda2 2020 no es el coche más adecuado para un uso familiar por el tamaño de las plazas traseras y el maletero pero sí que es un gran coche para quien busque un urbanita elegante, cómodo y de bajo consumo. La ausencia de versiones básicas hace que el precio de partida sea más elevado que el de otros modelos pero lo trata de compensan con una buena calidad de realización y mucho equipamiento.

Noticias relacionadas

Prueba Mazda2 2020, el valor de ser diferente (con vídeo)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto