Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba SEAT León 1.6 TDI Ecomotive: exterior, interior y equipamiento (I)

10

La marca española usa el apellido "Ecomotive" para aquellas versiones destinadas a anunciar el mínimo consumo. El primer León Ecomotive anunciaba 4,5 l/100 km, después bajó a 3,8 l/100 km, y ahora, con la nueva generación, baja a 3,3 l/100 km.

Tenemos ante nosotros a una versión muy interesante del León, 1.6 TDI Ecomotive, para aquellos que hagan muchos kilómetros y no vean interesante la versión de gas natural (TGI). A fin de cuentas, gasóleo venden literalmente en cualquier parte, pero no así gas natural. Por los resultados obtenidos en la prueba, sí, es un auténtico devorador de kilómetros.

Ningún León Diesel consume menos

La forma más fácil de identificar a un León Ecomotive es por el frontal, donde va el escudo de la marca y normalmente hay una toma de aire (parrilla central), hay una tapa de plástico. El vano motor recibe menos aire del exterior, lo cual podemos explicar de dos maneras. Para empezar, aumenta la eficiencia aerodinámica del coche, evitando que se embolse más aire en el vano motor.

Por otro lado, y eso SEAT no lo especifica, con una menor refrigeración el motor alcanza antes la temperatura de servicio, y hay menos pérdidas de energía por enfriamiento. Los motores tienen una temperatura ideal de trabajo, y por precaución, siempre va la refrigeración sobredimensionada. En este coche, como son 110 CV, se ha racionalizado esto un poco más.

Al igual que en el León de segunda generación, el borde de carga del maletero queda muy elevado

También identificaremos a un León Ecomotive si miramos la parte trasera, donde además del logotipo correspondiente en el portón, veremos que tiene un alerón más pronunciado y unos deflectores laterales en la luna. Estos elementos tienen una función de mejora de la aerodinámica. Si nos tiramos al suelo, comprobaremos que los bajos están mejor carenados, también reducen la resistencia aerodinámica.

La carrocería va un poco más pegada al suelo, se ha reducido la altura libre con una suspensión un poco más dura que la del León de serie, buscando también el beneficio aerodinámico. La desventaja evidente de este método es que altera un poco el confort, pero ya hablaré más adelante de ello. Todos estos efectos aerodinámicos buscan reducir el esfuerzo del motor, y por tanto, el consumo de gasóleo.

Seguimos con los neumáticos, los reputados Michelin Energy Saver, en la dimensión más común del mercado: 205/55 R16. Por experiencia propia puedo decir que estas ruedas pueden durar tranquilamente 60.000 km en el eje delantero y 100.000 km en el trasero. Aunque no sean las más económicas a la hora de reemplazar, duran mucho, ahorran gasóleo y para esta potencia dan todas las prestaciones que hacen falta.

Los retoques aerodinámicos permiten que cada gota de gasóleo cunda más -hay que hacer menos esfuerzo para atravesar el aire- y no hay sacrificios estéticos

La versión probada es de cinco puertas (4.263 mm de largo), pero también está disponible en carrocería de tres puertas (León SC) y familiar (León ST). La capacidad del maletero es de 380 litros para el tres y cinco puertas, bastante voluminoso para un coche de este tamaño, pero el familiar impone con sus 587 litros y distintas soluciones de almacenamiento.

No es cómodo para cargar objetos pesados y voluminosos

En este maletero encontramos un par de argollas para bolsas pequeñas, una red flexible en el lado izquierdo, y bajo el piso de carga una rueda de repuesto temporal (opción de 49,30 €) o kit de reparación de pinchazos. Diversos competidores del León utilizan dobles fondos para maletero, la pega de este diseño es que tiene un escalón entre el borde de carga -un poco elevado- y el propio piso.

La unidad de pruebas cuenta con numeros extras, todo lo que veis no es de serie. Son opcionales los faros full LED con sus correspondientes luces diurnas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, lunas traseras tintadas y paquete iTech. En este paquete se incluyen las llantas de aleación, logotipo en el pilar B, tapicería específica de asientos, elementos interiores en cuero, etc.

Así luce el interior del León con el paquete iTech. Todo está orientado hacia el conductor y en cuanto a ergonomía no hay nada que reprocharle. Visualmente parece de muy buena calidad

Equipamiento del SEAT León Ecomotive

Solo pueden pedirse dos variantes de equipamiento

La versión básica Reference trae una completa dotación de seguridad, control de velocidad de crucero, mandos en volante con sistema de sonido Media System Touch con pantalla táctil, aire acondicionado, llantas de acero con tapacubos de 16", conectores USB/SD, ordenador de a bordo o retrovisores externos y elevalunas delanteros eléctricos, entre otros elementos.

Los Style añaden a la dotación el diferencial delantero XDS (a base de frenos), climatizador bizona, calefacción en retrovisores, sistema de sonido Media System Touch mejorado, función Bluetooth, llantas de aleación, faros antiniebla, elevalunas eléctricos traseros, inserciones cromadas, regulación lumbar para el conductor, etc.

El paquete iTech de la unidad de pruebas añade elementos tales como asientos deportivos, sistema multimedia alto de gama (Media System Plus), luces LED de interior, funda de llave, alfombrillas, retrovisores plegables eléctricamente y calefactados, etc. El paquete entero cuesta menos de 600 euros, un precio estupendo por lo que ofrece.

Los neumáticos que vienen de origen, Michelin Energy Saver, son muy recomendables una vez los gastemos. Tienen un balance estupendo entre prestaciones, duración y eficiencia

¿Es un buen coche para hacer kilómetros? ¿Por qué?

Dado que analizamos recientemente el León ST, no es mi intención volver a contar lo que ya sabéis. Respecto a la versión familiar, las plazas traseras son prácticamente igual de versátiles, para una estatura media no vamos a notar la diferencia, quien supere 1,8 metros de altura sí. La distancia entre ejes -batalla- es la misma en el cinco puertas y el familiar, pero el tres puertas (León SC) es 35 mm más corto en esta cota.

Puede que si pensamos en un coche para hacer muchos kilómetros no tengamos como primera opción al León, un coche del segmento C, pero respecto a una berlina de las buenas no he notado diferencias explosivas. En los casi 2.000 km recorridos con él me he notado menos fatigado de lo habitual y he podido conducir varias horas seguidas sin problema (*).

También he recibido apreciaciones positivas de aquellos que me han acompañado, tanto en viajes cortos como en los de largo recorrido. La prueba va a dividirse en otras dos partes, los recorridos habituales y una prueba de larga distancia para comprobar sus aptitudes ruteras, así como los consumos.

La tapicería es una mezcla de cuero sintético oscuro y secciones textiles en color azul. Van a juego con la pintura exterior, azul Tossa, y proporcionan buena sujección lateral

Mañana empezamos el viaje, no te lo pierdas...

(*): No es recomendable conducir más de tres horas seguidas. Esta prueba ha sido realizada por un conductor profesional y ha estado al volante varias horas para evaluar el confort del coche en relación a la fatiga, bajo condiciones estrictas de seguridad.

Noticias relacionadas

Prueba SEAT León 1.6 TDI Ecomotive: exterior, interior y equipamiento (I)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto