¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Volkswagen Multivan T6.1 2020, actualización vanguardista

25

El restyling de la sexta generación del Volkswagen Bulli también llega al polivalente Multivan. Diseño frontal renovado, nuevo salpicadero, volante e instrumentación digital, más soluciones de conectividad y una dotación de seguridad ampliada son los rasgos del nuevo Multivan 6.1.

Tras 70 años en la carretera, el Volkswagen Bulli ya es todo un icono de la versatilidad y de la libertad de movimientos. 12 millones de unidades comercializadas en todo el mundo desde su nacimiento son una buena prueba del acierto de su planteamiento. Pero hasta las grandes estrellas tiene que mantenerse al día para seguir brillando y eso es lo que ha hecho la Volkswagen T6.

La renovación de la sexta generación afectan a todas sus variantes: la furgoneta Transporter con su enfoque de vehículo comercial, el Caravelle que revela su espíritu monovolumen ofreciendo hasta nueve plazas y el Multivan que propone la mayor polivalencia para las familias.

Un poco más adelante también será actualizado el California, la elección de los trotamundos. El que no se ve afectado es el espectacular (y gigantesco) Volkswagen Grand California ya que este vehículo de seis metros para los que quieren el máximo espacio a bordo no está basado en el Bulli sino en el Volkswagen Crafter.

Las novedades estéticas exteriores de este facelift se concentran en la parte delantera

Nosotros ya hemos tenido oportunidad de conocer a los nuevos Transporter, Caravelle y Multivan y conducirlos por los alrededores de Ámsterdam y durante nuestra experiencia hemos puesto el foco en el Multivan 6.1. El restyling es poco profundo desde el punto de vista estético, donde sólo se ha visto afectado el frontal con la intención de proporcionar una imagen más moderna. El principal rasgo es la gran parrilla delantera que recuerda a las que presentan el Touareg y el Arteon.

Los faros mantienen su silueta intacta pero gozan de una nueva distribución interior de los elementos mientras que las luces antinieblas han sido rediseñadas y reubicadas en el nuevo paragolpes frontal. Aunque ha cambiado notablemente la fisionomía delantera del modelo alemán, el resto de zonas se mantienen prácticamente inalteradas con la excepción de la oferta de nuevas llantas de aleación y colores para la carrocería.

Con la variante eléctrica del Volkswagen T6.1 aún en desarrollo, las opciones mecánicas se reducen a un motor diésel 2.0 TDI con 110, 150 ó 199 CV de potencia según la versión. Ambos pueden estar vinculados a un cambio manual de cinco o seis marchas o a una caja automática de doble embrague DSG con siete velocidades. Opcionalmente también es posible contar con un sistema de tracción total 4Motion para las dos mecánicas más poderosos.

La nueva dirección electromecánica mejora las sensaciones al volante

Durante el evento de presentación tuvimos oportunidad de conducir el Multivan TDI 150 por Ámsterdam y los alrededores. Entrega energía suficiente para mover con alegría el peso del Multivan aunque la versión de 199 CV será la ideal si viajamos muy cargados habitualmente porque nos dará un empuje superior al abordar puertos de montaña o realizar adelantamientos. Por el contrario la variante de 110 CV nos obligará a tomarnos las cosas con calma.

Aunque el cambio manual tienen un tacto agradable y preciso, el cambio automático le viene como anillo al dedo a la filosofía rutera de este coche, es un acierto por su suavidad y el confort que proporciona. Además, gracias a una buena insonorización interior la sonoridad se mantiene contenida haciendo los viajes muy agradables.

La nueva dirección electromecánica Servotronic reemplaza a la hidráulica del modelo anterior. Es precisa y tiene un elevado nivel de asistencia lo que permite realizar maniobras con gran facilidad y sin esfuerzo, pero por el contrario apenas transmite información sobre el contacto de los neumáticos con el asfalto.

Rediseño del volante y el salpicadero y nuevas pantallas de información

Como cabe esperar en un monovolumen de estas características derivado de un vehículo comercial, el conductor va sentado alto, en una posición erguida y confortable gracias a unos asientos con buena ergonomía que en este restyling se visten con una nueva tapicería. La visibilidad es buena y, a pesar del tamaño del coche, maniobrar es fácil porque sus formas cuadradas permiten tener controlados los extremos del coche con facilidad.

Uno de los apartados que presentan una mayor cantidad de novedades es el referido a la seguridad. La nueva Multivan, al igual que el resto de componentes de la familia Bulli, estrena asistente de mantenimiento en el carril (Lane Assist), asistencia de remolque (Trailer Assist) para simplificar las maniobras con un remolque, sistema de reconocimiento de señales de tráfico y un sistema de estabilidad en caso de vientos fuertes (Cross Wind Assist) y un asistente de aparcamiento (Park Assist 3.0) que detecta un espacio disponible para aparcar y maniobra el volante automáticamente.

Modularidad en su máxima expresión

Como se suele decir, lo importante está en el interior. Volkswagen ha introducido numerosas mejoras para que el habitáculo del Multivan 2020 ofrezca aún más practicidad y confort y también para que luzca más moderno y tecnológico. El salpicadero ha sido rediseñado y destaca por su solidez y los innumerables huecos donde depositar objetos, además de la adición de una base de carga inalámbrica para smarphones.

El Bulli es el primer modelo de su categoría que ofrece una instrumentación digital

En el restyling se ha aprovechado para añadir la tercera generación del sistema multimedia de Volkswagen (con el nombre de MIB3) con tres configuraciones posibles. Está disponible con la radio Composition Colour con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y los sistemas de navegación Discover Media de 8 pulgadas y Discover Pro de 9,2 pulgadas. Según la versión puede tener conectividad con Android Auto y Apple CarPlay y los servicios conectados de Volkswagen We gracias a la eSIM integrada.

En Volkswagen Vehículos Comerciales no se han olvidado del conductor. El volante es de nueva factura aunque lo que más llama la atención es que entre las posibilidades de equipamiento del Bulli 2020 se ofrece por primera vez el cuadro de instrumentos digital (Digital Cockpit) que presenta un diseño muy atractivo en su pantalla de 10,25 pulgadas.

El Multivan 6.1 sale a la venta en otoño

No hay cambios en la segunda y tercera fila de asientos, que sigue proponiendo la posibilidad de configurar nuestro propio salón con una mesa plegable y por medio de las guías que permiten desplazas los asientos, además de rotarlos o abatirlos. Eso sí que es modularidad.

Las leves modificaciones que ha recibido en este facelift le permiten proporcionar una imagen más sofisticada, gozar de una mayor practicidad interior y ampliar el equipamiento de seguridad. El precio del Volkswagen Multivan 6.1 aún no se ha anunciado en España pero podemos tener como referencia que parte de los 31.000 euros en el mercado alemán, lo que la deja fuera del alcance de muchas economías y supone su mayor hándicap. Es el peaje a pagar para tener en el garaje a la referencia del segmento.

Noticias relacionadas

Prueba Volkswagen Multivan T6.1 2020, actualización vanguardista
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto