Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaSubaru BRZ: Para quienes no se han rendido

55

El Subaru BRZ tiene una identidad única, sólamente calcada por su hermano gemelo, el Toyota GT86. Por poco más de 30.000 euros ofrece sensaciones únicas y sobreviradoras. Tiene un motor bóxer de 2.0 litros y desarrolla 200 CV de potencia máxima a 7.000 rpm. Está diseñado para exprimir cada marcha y poder jugar con embrague, caja de cambios y su tracción trasera.

Puede sonar pretencioso, quizá exagerado un titular tan agresivo para un coche que se encuentra en un mercado que le mira como un extraño; quizá con cierta envidia, no lo sabemos. Sin duda es un coche combatiente, de los que ya no quedan y que ha llegado para demostrar que todavía quedan coches con los que divertirse y con los que las sensaciones al volante priman frente a los modernos términos de eficiencia, bajo consumo o movilidad de propulsión alternativa. Que en 2014 haya coches haya coches de este estilo y que puedan mirar de frente a alternativas como un Golf GTi, es digno de admirar.

Coupé de 2+2 plazas y un centro de gravedad bajo

Por supuesto, el usuario que busque la décima de segundo de un cronómetro en un coche como el Subaru BRZ, es que no entiende que este coche no salió de la cadena de producción para pasar por línea de meta por debajo de otras alternativas que compiten en este rango de precios; de eso ya se encarga el Subaru WRX STi. Este coche tiene ciertas semejanzas con un Nissan 370Z, porque ninguno de los dos pretenden ser lo que la muchos creen. Al contrario, es un coche donde el sobreviraje pretende transmitir al usuario un estilo de conducción propio. Aunque la mayoría estamos de acuerdo, lo repito: no parece tener 200 CV de potencia máxima a 7.000 rpm que declara oficialmente y entendemos que sus sensaciones en línea recta son de menos potencia… ¿y qué, si el resultado es realmente redondo?

Silueta proporcionada y deportiva. Las llantas son de 17"

Unos caballos arriba o abajo no son un argumento de compra de este vehículo, y si entiendes esto, serás más feliz con tu elección. La aceleración 0-100km/h es en 7,6 segundos, y si con este dato quieres impresionar a tus conocidos, entonces ve mejor a por el turbo alemán del Golf GTi que puede presumir de 1 segundo menos en llegar a 100km/h desde parado. Si entiendes el Subaru BRZ como tu vehículo deportivo, entonces tendrás que hablar de motor bóxer, de par máximo a 6.400-6.600 rpm, de potencia máxima a 7.000 rpm… Sensaciones que se maximizan si eres la persona tras el volante. Golpes de gas, doble embrague manual, sobreviraje controlable (es un vehículo que incluso se podría concebir como de iniciación en el mundo del derrape; quizá perfecto para ciertas escuelas) son algunos de sus ingredientes.

Dinámicamente te encantará. Está hecho para las curvas más que para las líneas rectas

Pero nos gustaría dar algunos consejos sobre este coche:

Subaru ha descartado el cambio automático. Solo disponible en manual desde 30.900 euros

1) Necesariamente, escoge la caja de cambios manual si es el Toyota GT86, pues Subaru la ha descartado de su oferta de producto en nuestro mercado. La palanca manual tiene un tacto muy directo, con muy poca holgura y un recorrido muy corto. Va en perfecta sintonía con el coche y no decimos que el automático no lo haga, sino que encima te va a permitir ahorrar algo de dinero y ganar prestaciones (en el Toyota la pérdida es de 16km/h y de 0,8 segundos en el sprint de 0-100km/h).

Sinergia entre Toyota y Subaru para crear este vehículo. No es ningún secreto como vemos en el motor

2) Los neumáticos no son los más deportivos. Probablemente este detalle esté hecho aposta para poder dar un carácter sobrevirador al coche sin necesitar más motor que el que tiene el coche. Hay un modo deportivo VSC y se pueden desconectar controles para poder usar el coche sin ningún tipo de ataduras o con ciertas garantías de seguridad, según las condiciones. Cuidado si desconectas las ayudas.

Gracias a la posición del motor, el centro de gravedad es bajo. Es de cilindros opuestos

3) Los precios del Subaru BRZ en la actualidad son de 30.900 euros para el acabado Sport y de 32.400 euros para la versión Executive. En la lista de opcionales la diferencia básica son los asientos, que en el Executive son de cuero/Alcántara y en el Sport son de tela. Actualmente, Subaru regala el navegador que incluye una pantalla táctil de presión con una resolución aceptable y de manejo mejorable, pero se valora en 1.250 euros. La diferencia es cara pero si puedes permitírtela, compra los asientos del nivel alto.

Interior bien resuelto con una botonería curiosa y pantalla táctil por presión

4) A título personal, los colores azules son los que casan mejor con el carácter del coche, y aunque nuestra unidad de pruebas vestía el color Satin White Pearl (blanco perlado), no podemos sino rendirnos a los colores llamativos de la carta de opciones que la marca ofrece. Las pinturas metalizadas tienen un sobrecoste de 500 euros.

En azul, mucho mejor elección. Las pinturas metalizadas cuestan 500 euros adicionales

Sin duda, el Subaru BRZ es para quienes no se rinden y quieren buscar, dentro de un precio medio, un coche de máximas sensaciones.

Noticias relacionadas

Subaru BRZ: Para quienes no se han rendido
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto