Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toyota RAV4 2013. Presentación en Madrid

82

El Toyota RAV4 2013 ya está disponible en los concesionarios españoles. Se trata de la cuarta generación del modelo que estrenó este segmento allá por 1994. Su nombre, RAV4, proviene de "Recreational Active Vehicle with 4 Wheel-Drive", es decir, Vehículo Recreativo Activo con tracción a las 4 ruedas. Comercializado en 150 países, el crossover japonés ha logrado alcanzar las 4,5 millones de unidades vendidas.

El nuevo SUV japonés está disponible con una mecánica de gasolina o dos de gasóleo, oferta con la que se espera una cifra de ventas en torno a 3.500 unidades anuales, es decir, un 5% del total de ventas en este competido segmento que parece ser el único capaz de capear el temporal económico europeo.

Toyota RAV4 2013

El motor de gasolina es el 2.0 Valvematic con 151 CV asociado a una transmisión variable continua (CVT) Multidrive S o manual de seis relaciones. Por lo que respecta las versiones diésel, se ofrece el bloque 2.0 D-4D con 124 CV y el 2.2 D-4D con 150 CV. El primero sólo llega con caja de cambios manual y será el que posiblemente acumule un mayor volumen de ventas. El propulsor de gasóleo de 150 CV se presenta con transmisión automática Autodrive S con levas en el volante o caja manual.

La elección de la motorización determina el sistema de tracción: Los dos motores más potentes están disponibles únicamente con tracción total y la mecánica diesel restante se ofrece con tracción delantera. Los precios arrancan en los 25.990 euros, incluyendo la promoción de lanzamiento.

Exterior

Mucho ha cambiado el RAV4 desde la llegada de la primera generación hace casi dos décadas. Por aquel entonces, el crossover japonés se presentaba con una carrocería de tres puertas con una longitud menor a la de un Yaris actual. Generación tras generación, el RAV4 ha ido creciendo en tamaño, calidad, habitabilidad y elegancia.

Las dimensiones exteriores del RAV4 2013 han variado claramente respecto al modelo lanzado en 2006. La nueva generación ha ganado 13 centímetros de longitud y 3 de anchura, aunque por el contrario su altura se ha reducido en 2,5 centímetros. La batalla también ha sufrido cambios pues ahora alcanza los 2,66 metros, siendo 10 centímetros más que la generación precedente.

Con respecto al modelo que sustituye, el nuevo RAV4 resulta más juvenil y dinámico. El frontal es atractivo y hereda los aires de familia que hemos visto en los últimos lanzamientos de Toyota, con un paragolpes con una gran entrada de aire trapezoidal y una parrilla central divida en dos por una barra cromada que se prolonga visualmente hasta el interior de los faros rasgados. El coeficiente de resistencia aerodinámica arroja un Cx de 0,31, lo cual resulta una buena cifra para un todocamino.

Toyota RAV4 2013

La vista lateral presenta unas líneas limpias y una cintura alta, manteniendo la esencia de la generación anterior. La imagen es fluida y sin estridencias, robusta principalmente gracias al ancho y macizo pilar C y al marcado paso de rueda trasero. Los retrovisores exteriores cuentan con intermitentes integrados, el marco de las ventanillas es cromado y las llantas de aleación son de 17 ó 18 pulgadas según el acabado escogido.

En la zaga la carrocería se estrecha y apreciamos unos pilotos de gran tamaño cuyo diseño ha generado opiniones encontradas. Un cambio significativo lo encontramos en el portón trasero, rematado en su parte superior un alerón de generoso tamaño, que tiene un sistema de apertura vertical en lugar de uno lateral, como era el caso del modelo al que sustituye.

Este cambio ha sido uno de los más demandados por los usuarios del RAV4, porque resulta mucho más práctico a la hora de introducir objetos en la zona de carga. Además, la apertura del portón puede ser eléctrica de forma opcional con un interesante sistema que permite personalizar la altura hasta la que se abre, bien por la altura del usuario o bien por la distancia al techo del aparcamiento.

Toyota RAV4 2013

Interior

El habitáculo del RAV4 ofrece una buena calidad ya desde el nivel más básico, Advance, y la mejora respecto a la tercera generación es evidente. El diseño es sobrio, pero los ajustes son correctos y el tacto de los mandos es bueno. El salpicadero y los paneles de las puertas cuentan con un remate en cuero mullido tanto en la versión Advance como en la Executive, lo que aporta un plus de calidad al interior.

Lo que menos me ha convencido en cuanto a diseño ha sido la parte baja de la consola central, donde se encuentran los interruptores del modo Sport, la calefacción de los asientos y las conexiones USB, auxiliar y toma de 12V. Resulta muy simple y quizá se podría haber resuelto de una manera más elegante.

El puesto de conducción elevado nos permite controlar perfectamente el entorno, con una visibilidad muy destacable hacia delante y perfecta en los laterales gracias a los retrovisores exteriores. Por el contrario, hacia atrás la visibilidad a través de la luneta es reducida, aunque a la hora de estacionar contamos con una cámara de visión trasera de serie en toda la gama que facilitará nuestras maniobras.

Los asientos son muy cómodos y envolventes. La tapicería es de tela en el acabado Advance y de cuero en el Executive. La habitabilidad interior es muy generosa, ofreciendo un buen espacio para los cinco ocupantes que se pueden acomodar en su interior, destacando el espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras. A diferencia de algunos de sus competidores, el RAV4 no ofrece ninguna versión con siete plazas.

Toyota RAV4 interior

El cuadro de instrumentos con iluminación azul se lee muy bien y tiene un diseño sencillo, quizá demasiado anodino. Cuenta con un gran velocímetro en su parte central y la pantalla del ordenador de a bordo en su interior. El cuentarrevoluciones está a la izquierda y aloja en la parte inferior un cuadro que indica la marcha insertada en las versiones con cambio automático. A la derecha, el indicador del depósito de combustible.

El equipamiento de serie es amplio y ya la versión Advance cuenta con climatizador dual, control de velocidad, espejo retrovisor interior fotosensible, sistema Toyota Touch con pantalla de 6,1 pulgadas, bluetooth, USB y control por voz, cámara de visión posterior, control de descensos (sólo con cambio automático) y asistente de arranque en pendientes.


Con 547 litros, el volumen del maletero es uno de los aspectos que más han mejorado respecto a la generación anterior. Además, bajo el piso se sitúa un compartimento de generoso tamaño que añade 100 litros más de capacidad, si bien su presencia nos recuerda que no tenemos rueda de repuesto sino un kit de reparación de pinchazos. Es posible disponer de una rueda como opción, por unos 500 euros aproximadamente, un precio elevado porque exige cambiar todo el suelo del maletero (también se pierde volumen de carga).

Si llevamos pocas cosas en el maletero es posible que se muevan durante los trayectos y vayan dando golpes. Por eso, en Toyota han pensado en una curiosa red montada sobre dos travesaños metálicos, que permiten situar objetos en ella y evitar que vayan dando tumbos, una idea ingeniosa y muy efectiva. Si el generoso maletero te sabe a poco porque quieres llevarte la casa a cuestas, abatiendo el respaldo de las plazas traseras en secciones 60:40 se obtienen 1.167 litros con una superficie de carga plana.

Toyota RAV4 maletero

En marcha

Durante la presentación pudimos disfrutar de un RAV4 150D AWD con cambio manual con el cual recorrimos una ruta en asfalto que combinó zonas urbanas, autovía y carreteras secundarias. El SUV de Toyota destaca por su suavidad y confort de marcha. La dirección es agradable por nivel de asistencia y preciso guiado, la palanca de cambios es precisa y las suspensiones controlan bien los movimientos de la carrocería, demostrando que este RAV4 está pensado para ser utilizado principalmente sobre el asfalto.

El motor 2.2 D-4D de 150 CV es algo ruidoso en frío. Mueve con alegría la voluminosa carrocería del RAV4, siempre con una respuesta progresiva y suave. Se echa en falta un poco más de energía a bajas vueltas, así que en algunos casos hay que recurrir al cambio y bajar una marcha.

Se trata de un modelo ideal para viajar, ya que la insonorización es buena incluso a velocidades altas, a excepción del ruido aerodinámico del aire que llega con claridad al interior. El navegador no daba las instrucciones con mucha claridad y había que quitar la vista de la carretera con frecuencia para fijarse en la pantalla y así saber qué dirección tomar en los desvíos. El consumo en este trayecto de unos 80 kilómetros se situó en 7,5 l/100 km.

Toyota RAV4 2013 offroad

Desde Toyota se insiste en que el RAV4, a pesar de ser un todocamino, también goza de unas buenas aptitudes todoterreno y nos prepararon una ruta offroad para demostrarlo. Debo confesar aquí que me encontré doblemente sorprendido tras la experiencia. Suele ocurrir que este tipo de circuitos no son más que pistas de tierra sencillas y de baja dificultad y mi primera sorpresa llegó al ver un trazado realmente duro con zonas de barro, tierra, piedras, roderas profundas, pendientes y vadeo de cauces de agua. La segunda sorpresa fue que, a pesar de su apariencia elegante y urbana, el RAV4 pudo superar todos esos obstáculos con relativa facilidad. Los neumáticos mixtos Michelin Latitude Tour HP también ayudaron en este menester.

Las versiones del RAV4 con tracción a las cuatro ruedas incorporan un Sistema Integrado de Conducción Dinámica AWD. En modo normal, el 100% del par se envía al eje delantero y cuando se detecta una pérdida de tracción se reparte hasta un 50% en cada eje. La novedad estriba en que existe un modo Sport que actúa sobre la tracción, la dirección, el acelerador y el cambio automático. Al conectar este modo de funcionamiento, en la entrada de cada curva se envía un 10% del par a las ruedas traseras en el momento en el que se gira el volante, incluso con pavimento seco. De esta manera, se consigue una mayor agilidad al trazar las curvas.

Toyota RAV4 2013 offroad

En resumen

La nueva generación del Toyota RAV4 ofrece un salto cualitativo respecto al modelo anterior, con un diseño más elegante, una mayor calidad percibida, un equipamiento completo y una buena relación precio/producto.

Sus puntos fuertes son su enorme habitabilidad interior, su gran capacidad de carga y su comportamiento en carretera agradable con unas aptitudes fuera del asfalto más que notables. Estas características convierten al Toyota RAV4 en un todocamino muy versátil y especialmente indicado para familias que demanden un coche con mucho espacio.

Toyota RAV4 2013 lateral

Datos, equipamiento y precios

DATOS TÉCNICOS del Toyota RAV4 2013

- DIMENSIONES
Longitud total: 4.570 mm
Anchura total: 1.845 mm
Altura total: 1.660 mm
Distancia entre ejes: 2.660 mm
Ancho de vía delantero: 1.570 mm
Ancho de vía trasero: 1.570 mm
Distancia al suelo: 187 mm
Peso: 1.490-1.680 (según versión)
- MALETERO
Capacidad: 547 litros (+100 litros bajo la bandeja)
Capacidad con asientos traseros abatidos, hasta el cubremaletero: 1.167 litros (+ 100)
Capacidad con asientos traseros abatidos, hasta el techo: 1.746 litros (+100)
- MOTOR (150D)
Número de cilindros: 4 en línea
Sistema de alimentación: Inyección directa
Distribución: 16 válvulas DOHC
Cilindrada: 2.231 cm3
Par máximo: 340 Nm a 2.000-2.800 rpm
Relación de compresión: 15.7:1
Potencia máxima: 150 CV a 3.600 rpm
Diámetro x carrera: 86.0 x 96.0 mm
- PRESTACIONES (150D 4x4 manual)
Velocidad máxima: 190 km/h
Aceleración 0 - 100 km/h: 9,6 segundos
- CONSUMO DE COMBUSTIBLE (150D 4x4 manual)
Urbano: 6,8 l/100 km con llantas de 17 pulgadas (6,9 l/100 km con llantas de 18)
Extra-urbano: 4,9 l/100 km con llantas de 17 pulgadas (5,0 l/100 km con llantas de 18)
Combinado: 5,6 l/100 km con llantas de 17 pulgadas (5,7 l/100 km con llantas de 18)
Capacidad del depósito: 60 litros
- EMISONES DE CO2 (150D 4x4 manual)
Urbano: 179 g/km con llantas de 17 pulgadas (181 g/km con llantas de 18)
Extra-urbano: 129 g/km con llantas de 17 pulgadas (131 g/km con llantas de 18)
Combinado: 147 g/km con llantas de 17 pulgadas (149 g/km con llantas de 18)

EQUIPAMIENTO DE SERIE del Toyota RAV4 2013

- ADVANCE
ABS + EBD
ESP + ASR
Asistente de arranque en pendientes
Siete airbags
Luces diurnas LEDs
Faros antiniebla
Dirección asistida
Control de velocidad
Bluetooth
Radio CD MP3 con seis altavoces
Puerto USB
Elevalunas eléctricos
Espejos retrovisores eléctricos y plegables
Cierre centralizado con mando
Volante multifunción
Volante y pomo del cambio en piel
Parrilla y marcos de las puertas cromados
Alerón posterior
Botón Sport (versiones 4x4)
Espejo retrovisor interior fotosensible
Climatizador automático dual
Inserciones en piel en puertas
Sistema Toyota Touch con pantalla de 6,1 pulgadas
Control por voz
Cámara de visión posterior
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Control de descensos (sólo con cambio automático)

- EXECUTIVE
Faros de xenón con lavafaros
Portón posterior eléctrico
Cristales tintados
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Sensor de aparcamiento posterior
Sistema de entrada sin llave y arranque por botón
Asiento del conductor con ajustes eléctricos
Asientos delanteros calefactables
Tapicería de piel
Sistema de alerta de cambio de carril involuntario
Avisador objetos en ángulo muerto
SmartBeam

PRECIOS del Toyota RAV4 2013 (Marzo 2013, incluye descuento de lanzamiento, no incluye Plan PIVE)

150 AWD Advance, 29.290 euros
150 AWD Advance + Pack Drive, 29.800 euros
150 AWD Executive, 34.590 euros
150 Multidrive AWD Advance, 31.290 euros
150 Multidrive AWD Advance + Pack Drive, 31.800 euros
150 Multidrive AWD Executive, 36.590 euros
120D 4X2 Advance, 25.990 euros
150D AWD Advance, 29.990 euros
150D AWD Advance + Pack Drive, 30.500 euros
150D AWD Executive, 35.290 euros
150D Autodrive AWD Advance, 33.290 euros
150D Autodrive AWD Advance + Pack Drive, 33.800 euros
150D Autodrive AWD Executive, 38.590 euros

PRECIOS de los elementos opcionales

Pintura metalizada, 550 euros
Pintura perlada, 625 euros
Pack Techno, 800 euros
Pack Techno + Techo, 1.800 euros
Pack Drive, 2.500 euros
Pack Drive + Techo, 3.500 euros
Pack Drive + Pack Touring, 3.600 euros
Pack Drive + Pack Touring + Techo, 4.600 euros
Pack Navi, 1.500 euros

Noticias relacionadas

Toyota RAV4 2013. Presentación en Madrid
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto