¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PruebaPorsche Macan, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero

    57

    Tanto por fuera como por dentro, el diseño del Porsche Macan está repleto de elementos inspirados en los rasgos del Cayenne, del 911 e incluso del reciente 918 Spyder. El modelo alemán se muestra práctico por su amplitud interior y el volumen de carga. Cuenta con una larga lista de elementos de equipamiento y personalización.

    El Porsche Macan, con sus 4,68 m de longitud -4,70 m el Macan Turbo-, se presenta como una alternativa más compacta que el Cayenne. Su diseño muestra un claro aire de familia con un ADN común al resto de modelos de Porsche. A pesar de ser un SUV tiene un aspecto relativamente bajo y ancho, en concreto, 1,92 m de anchura y 1,62 de altura.

    DISEÑO EXTERIOR

    En la vista frontal y tres cuartos delantero podemos confundirlo con un Cayenne porque presenta unos rasgos básicos similares. Las ópticas delanteras recuerdan a las del Porsche 918 Spyder, aunque los faros bixenon son opcionales -de serie en el Macan Turbo-. Las entradas de ventilación delanteras cuentan con dos canales que conducen el aire directamente hacia los dos turbocompresores.

    La línea lateral mantiene la deportividad propia de Porsche con una línea de techo fluida que realza el aspecto dinámico del vehículo. El pilar D se inspira en el diseño del 911 y cuenta con un alerón en su parte superior. Opcionalmente se pueden montar unos raíles de techo en color negro o aluminio. La distancia libre de la carrocería al suelo es de 198 mm, aumentando hasta los 230 mm si el modelo deportivo alemán equipa la suspensión neumática y se coloca en su posición más elevada.

    Las molduras de la parte baja de las puertas laterales, denominadas sideblades, son un elemento de individualización que puede adquirirse en diversos materiales -del color de la carrocería, negro lava o de fibra de carbono real-. La gama del Macan tiene disponible varios juegos de llantas de aleación de entre 18 y 21 pulgadas.

    La trasera es muy personal y robusta, presentando unas líneas limpias donde destacan los pilotos con un llamativo diseño 3D y tecnología led. En todas las versiones el difusor trasero está flanqueado por dos tubos de escape dobles -rectangulares en el Macan Turbo, circulares en el resto de variantes mecánicas-.

    DISEÑO INTERIOR

    El interior ofrece un aspecto lujoso, con una distribución y diseño muy similar a los de otros modelos de Porsche. La atmósfera es bien conocida, con el tradicional contacto a la izquierda del volante, una consola central repleta de botones, un cuadro de instrumentos con el cuentarrevoluciones en el centro y materiales de gran calidad.

    La habitabilidad, tanto delante como detrás, es adecuada para un coche de sus dimensiones. Cuatro personas viajarán con suficiente espacio y sin agobios, siendo la plaza central trasera apta para desplazamientos cortos por el diseño del respaldo y el cojín y el gran tamaño del túnel de transmisión. El conductor está sentado en una posición más baja y deportiva que en el Cayenne.

    La capacidad del maletero es de 500 litros, siendo muy aprovechables y con una buena boca de acceso. Ese volumen incluye el ofrecido por un compartimento habilitado bajo el piso, que presenta unas formas irregulares. Abatiendo los asientos traseros se puede ampliar el espacio de carga hasta los 1.500 litros. Opcionalmente se puede equipar una rueda de repuesto.

    En las versiones S y S Diesel se echa en falta que algunos elementos de equipamiento se ofrezcan de serie. Deben añadirse a través de la lista de opcionales elementos como los retrovisores interior y exteriores antideslumbrantes automáticamente (cerca de 400 euros), los faros bixenon con PDLS (unos 1.700 euros), sensores de aparcamiento (unos 900 euros) o el control de velocidad (otros 550 euros, si es adaptativo sube a 1.500 euros).

    Los precios indicados están redondeados ya que el coste de los mismos elementos opcionales varía ligeramente de una versión a otra. Por ejemplo, los cristales tintados cuestan 496,71 euros en el Macas S Diesel, 516,46 euros en el Macan S y 536,21 euros en el Macan Turbo a pesar de ser los mismos en los tres casos.

    Entre las opciones, la única ausencia destacada es un sistema de información proyectada en el parabrisas -Head Up Display- como el que ofrecen algunos de sus rivales. Sí que están disponibles elementos muy lujosos como unos asientos delanteros deportivos con 18 regulaciones que cuestan unos 2.000 euros, un sistema de sonido High-End de Burmester con 16 altavoces y más de 1.000 vatios de potencia cuesta más de 5.000 euros y diferentes acabados en cuero, Alcántara, aluminio, madera y carbono.

    Presentación y toma de contacto del Porsche Macan, índice de capítulos:

    Porsche Macan, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto