¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    5 nuevas furgonetas pequeñas interesantes para camperizar

    Una nueva hornada de furgonetas pequeñas.

    Estas cinco nuevas furgonetas son ideales para camperizar. Consumen poco, caben en cualquier ciudad y cualquier aparcamiento, y además son más económicas que una mediana o una gran volumen. Acaban de llegar y seguro que alguna de ellas te resulta atractiva.

    Lo ideal para camperizar son las furgonetas L2H2, que son las que permiten estar de pie en su interior y las que tienen espacio suficiente para un baño con ducha completo. Sin embargo, las furgonetas pequeñas tienen cada vez más adeptos porque con una buena distribución dan bastante juego. Y en ese segmento hay una amplia cantidad de novedades que apenas acaban de llegar.

    Las furgonetas pequeñas son una buena opción para camperizar porque son cómodas en uso urbano, discretas y cómodas para cosas como el aparcamiento. Un vehículo versátil que puede servir para el día a día, pero también para hacer escapadas al campo, por ejemplo.

    Aunque no especialmente asequible, es una estrella de la acampada.

    Renault Kangoo

    La Renault Kangoo mide 4,49 metros de largo, tiene espacio para 5 pasajeros y motores de 75, 95, 116 y 131 CV tanto gasolina como diésel. Su maletero es de 775 litros con segunda fila y si la abatimos tenemos una superficie totalmente plana con 3.500 litros de carga. Es una muy buena opción para camperizar por sus cotas interiores, y con un buen equipamiento, pero un precio injustificadamente superior a las furgonetas de Stellantis. Tendrá versión eléctrica más adelante.

    Su gama es más sencilla, pero tiene todas las bondades de la Kangoo.

    Nissan Townstar

    Aunque está desarrollada sobre la Kangoo, la Nissan Townstar solo está disponible con 130 CV gasolina y en versión eléctrica con 285 km de autonomía. Su gama es más sencilla y sus precios son ligeramente más atractivos, pero tiene exactamente las mismas bondades que la furgoneta pequeña de Renault. Entre ellas, un excelente aislamiento acústico del interior tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

    Mejor suspensión y un mejor equipamiento multimedia.

    Mercedes-Benz Citan

    El modelo de Mercedes-Benz, la Citan, es también un derivado de la Kangoo. Disponible con 95, 102 y 131 CV, en versiones gasolina y diésel, aunque sus características la hacen ideal para camperizar -al mismo nivel de la Kangoo, evidentemente-, lo cierto es que su precio es excesivamente alto. Y no hay motivo para ello. Las únicas diferencias frente a una Kangoo están en la suspensión y en el sistema multimedia, que es claramente más avanzado y completo.

    Que no te engañe: es una Volkswagen Caddy por dentro y por fuera.

    Ford Tourneo Connect

    En este caso hablamos de un derivado de la Volkswagen Caddy, y es la Ford Tourneo Connect. Con una hermana California, este modelo es una garantía de accesorios aftermarket para la acampada. Y basada en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, a nivel de conducción es probablemente la mejor opción posible junto a la Caddy. Eso sí, tiene menos soluciones prácticas que los modelos de Stellantis y es algo cara también.

    Larga vida a la Dacia Dokker, la echaremos de menos.

    Renault Kangoo Express

    Y en último lugar, la Renault Kangoo Express ha llegado a sustituir a un modelo adorado: la Dacia Dokker. Era la opción económica para entrar en el mundillo camper con un modelo nuevo. Ahora la vende Renault y eso ha hecho que sea ligeramente más cara, pero igualmente interesante. Hablamos, eso sí, de un furgón comercial -que para mi gusto son las idóneas para camperizar-.