¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    10 horas después... el paddock de la F1 aún no sabe si habrá Gran Premio en Australia

    La incertidumbre es total en Albert Park.Mercedes AMG F1

    Tras producirse la noticia de que McLaren se retiraba de la primera cita de la temporada, el paddock se ha visto sumido en la incertidumbre.

    Mientras prensa y equipos han pasado la noche australiana en vela, ningún organismo oficial ha dado explicaciones ni ha confirmado lo que ocurrirá con el Gran Premio.

    Cuando, sobre el mediodía en Europa,McLaren confirmó que se retiraba del Gran Premio de Australia a consecuencia del positivo por coronavirus confirmado por parte de uno de sus miembros, el paddock comenzó a moverse para intentar dilucidar qué ocurriría a continuación.

    En ese momento la noche ya había caído en Melbourne y la Fórmula 1 confirmaba que estaba en contacto con McLaren y que evaluaría la situación con el organizador del evento y las autoridades sanitarias.

    Desde ese momento, silencio absoluto, algo de psicosis y mucha indignación entre prensa y equipos, que han pasado la noche sin saber si finalmente el Gran Premio de Australia comenzará a las 12 de la mañana, 2 de la madrugada en España (excepto en las Islas Canarias).

    Mientras, se suceden los rumores, con diversos medios desdiciéndose en sus informaciones, los equipos afirmando que nadie les ha dicho qué ocurrirá y rumores de que Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen ya han cogido un vuelo hacia Dubai, por lo que no tienen intención de participar en el evento si es que finalmente se celebrara.

    Lo que sí está confirmado es que los equipos se reunieron para votar durante la noche, resultando la misma según diversas informaciones de medios desplazados al circuito en un empate a cinco que, a juzgar por la actividad de esta misma mañana en Albert Park, se desarrolló con los equipos motorizados por Ferrari, McLaren y Renault votando que no y el resto prefiriendo competir.

    Sea cual sea la decisión final, lo que está fuera de toda duda es que la FIA y Liberty Media están protagonizando uno de los episodios más bochornosos de la historia de la Fórmula 1 y dan la sensación de priorizar los intereses comerciales sobre la salud y el bienestar de aficionados, personal de los equipos y circuito, así como de la prensa desplazada a Albert Park.

    Fotos: Mercedes AMG F1