¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Antes de Domenicali hubo otro candidato a dirigir la F1, ¿qué ocurrió?

    Antes de Domenicali hubo otro candidato a dirigir la F1, ¿qué ocurrió?
    Chase Carey, de frente, charla con Toto Wolff.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Toto Wolff fue el elegido por Greg Maffei para dirigir la Fórmula 1 una vez que Chase Carey dejara su cargo, pero tras las conversaciones iniciales la situación se estancó y Liberty Media continuó buscando un nuevo CEO para la categoría.

    La Fórmula 1 es un mundo altamente complejo y es necesario conocerlo muy bien para tener éxito en su gestión. Es algo que Liberty Media ha aprendido por las malas y, aunque finalmente ha sabido llevar a la categoría a buen puerto, lo cierto es que le ha costado mucho conseguirlo.

    Ahora la Fórmula 1 cuenta con un nuevo Acuerdo de la Concordia vigente hasta 2025, así como un límite presupuestario y un reglamento técnico, deportivo y financiero aprobados. Todo está en su sitio y Chase Carey, todavía CEO y presidente de la F1, prepara su salida mientras Stefano Domenicali espera a tomar los mandos en enero de 2021.

    «No habría ido a ninguna parte porque Ferrari no lo habría aceptado»

    Pero, antes de que el exdirector de Ferrari y actual CEO de Lamborghini sellara su acuerdo con Liberty Media, la empresa estadounidense habló con Toto Wolff, director y accionista de Mercedes AMG F1.

    «Creo que todo el mundo sabe que hubo algunas conversaciones iniciales con Greg (Maffei, CEO de Liberty Media), y nunca llegaron a ninguna parte, pero nos llevamos bien, respeto mucho a Greg Maffei por lo que ha logrado», ha confirmado Toto Wolff.

    Sin duda el austriaco es uno de los dirigentes más eficientes y eficaces del deporte, pues no en vano ha llevado a Mercedes a -de momento- seis títulos mundiales consecutivos de pilotos y constructores. Pero tras las negociaciones iniciales y destaparse la posibilidad en la prensa, se plantearon varios inconvenientes.

    El veto de Ferrari

    Toto Wolff admite que no llegó a convencerle la idea de abandonar la competición deportiva para trasladar sus esfuerzos a la gestión del campeonato, aunque en el fondo deja entrever que el verdadero problema fue otro. «Amo dónde estoy y descubrí que me gusta demasiado el cronómetro, la competición y las carreras, que tengo que pellizcarme todos los días por ser copropietario del equipo con Mercedes».

    «Y al final no habría ido a ninguna parte porque Ferrari no lo habría aceptado», reconoce Toto Wolff, algo que incluso Louis Camilleri, CEO de Ferrari, anticipó. «Lo sé, pero está bien. Ellos tienen este derecho y lo respeto, absolutamente, probablemente habría tenido los mismos pensamientos (en su lugar)».

    Y es que Ferrari cuenta con derecho de veto sobre algunas decisiones relativas a la Fórmula 1 y Camilleri no estaba dispuesto a ver como la categoría quedaba en manos de una parte mediatizada de antemano. «Cualquiera que haya sido un jugador activo e importante en cierto equipo en los últimos años, crearía automáticamente conflicto de intereses, percibidos o no. Personalmente creo que no sería algo bueno», señaló Camilleri en diciembre de 2019.

    Wolff admite que existía la posibilidad de aceptar el cargo, pero no lo lamenta y señala a Stefano Domenicali como la persona adecuada para ello. «Al final, tal vez hubiera tomado una decisión diferente porque debes tener al mejor chico para dirigir la competición, pero creo que tienen al mejor en este momento, Stefano es el adecuado».

    Finalmente, Wolff recordó la curiosa manera de comenzar su relación con Domenicali cuando este era director de Ferrari, ya que este protestó conjuntamente con Red Bull por un test secreto de neumáticos que el equipo alemán hizo con Pirelli en Barcelona. «Todavía me río con él por eso. Su primera acción durante mi mandato fue protestar contra nosotros. Pero no, desde entonces hemos tenido una muy buena relación, simplemente por su personalidad, sólo tienes que congeniar con él», concluye Wolff.

    Fotos: Mercedes AMG F1