Hartley revela cómo se gestó su debut con Toro Rosso

  • El neozelandés, aún piloto de Porsche en el WEC, admite que su expulsión del programa de pilotos de Red Bull le hizo madurar y convertirse en el piloto que es hoy.
  • Brendon Hartley se puso en contacto con Helmut Marko tras el anuncio oficial de Porsche de la cancelación del programa de LMP1 para ofrecer sus servicios.

La sorprendente vuelta de Brendon Hartley al escenario de la Fórmula 1 tiene un pasado no demasiado agradable para el neozelandés, que creció en las categorías inferiores de monoplazas bajo la protección de Red Bull, pero que se quedó solo tras varios resultados poco prometedores y la consiguiente expulsión del programa a mediados de 2010.

Hartley supo reconducir su carrera deportiva hacia la resistencia, ganándose la oportunidad de su vida al fichar como piloto oficial de Porsche para el WEC en 2014, ganando el título mundial al año siguiente y las 24 Horas de Le Mans el pasado mes de junio.

Competir formando equipo con pilotos de talento y experiencia como Mark Webber, Timo Bernhard o Earl Bamber sin duda le ha permitido progresar como piloto, pero también haber contribuido a desarrollar la compleja tecnología híbrida de los LMP1. Algo que, sin duda, le ha permitido obtener la oportunidad de pilotar para Toro Rosso en el Gran Premio de Estados Unidos.

Junto a Mark Webber (centro) y Timo Bernhard (derecha), Brendon Hartley ha acumulado mucha experiencia en el WEC.

“Soy consciente de la oportunidad que tengo, pero intento no pensar en ello. Sé que Nueva Zelanda apoya a sus deportistas y estoy muy agradecido por ello. Daré lo mejor de mí e intentaré no pensar en lo que podría ser y lo que está en juego”, comentó Brendon Hartley en el podcast Veitch on Sports, consciente de que su país seguirá con interés su desempeño en Austin.

Cuando Porsche anunció que detendrían el programa de LMP1, una de las primeras llamadas que hice fue a Helmut Marko

Hartley reveló cómo se gestó su fichaje para esta carrera, señalando que fue él mismo quien dio el primer paso hace unos meses. “No lo vi venir al 100%. Cuando Porsche anunció que detendrían el programa de LMP1, comencé a pensar en dónde podría estar el año que viene. Una de las primeras llamadas que hice fue a Helmut Marko y a Red Bull. Les dije que si surgía una oportunidad, estaba preparado -no lo estaba hace ocho años-. Recibió el mensaje, pero no tuve noticias durante tres o cuatro meses y, honestamente, surgió de la nada la semana pasada”.

Aunque es consciente de que desconoce por completo el monoplaza y los métodos de trabajo de Toro Rosso, se siente profesionalmente preparado y listo para afrontar un reto tan complejo como será conseguir alcanzar el ritmo de competición que exige la Fórmula 1. “No estoy del todo preparado para el fin de semana al no haber probado el coche, pero por otro lado me siento absolutamente listo. Tengo 27, por lo que no soy tan joven como otros pilotos que están llegando a la Fórmula 1, pero cuento con la experiencia de haber estado en el programa de Porsche y junto a pilotos como Mark Webber y Timo Bernhard. Estoy tan preparado como se puede estar ante una oportunidad inesperada como ésta”.

En 2010 no estaba preparado, no era lo suficientemente maduro

Mucho se ha hablado del pasado de Brendon Hartley en Red Bull y de cómo fue expulsado de su programa, pero el propio piloto reconoce que en aquel momento no era lo suficientemente maduro como para rendir al nivel esperado. “Fue hace mucho tiempo, en 2010. Pasé por momentos difíciles. Hablando sin rodeos, no estaba preparado, no era lo suficientemente maduro en ese momento de mi vida. Pero haber pasado por eso me ha hecho más fuerte”, señaló para terminar.

Fotos: Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×