¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Tercer cambio de motor en una McLaren impotente: "Preguntadle a Honda"

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández

    Un problema eléctrico en la unidad de potencia hizo perder a Vandoorne casi cuatro horas de test.

    McLaren monta este martes la misma especificación de motor que la semana pasada.

    Pese a todo, Boullier mantiene su confianza en Honda: "La mayoría de estos problemas estarán resueltos en la próxima especificación".

    "Semana nueva, vida nueva". Al menos, eso esperaba McLaren, tomando con licencia poética el famoso refrán español. No obstante, el comienzo de la segunda semana de entrenamientos de pretemporada en Barcelona ha tenido un transcurrir similar al anterior, después de que el equipo de Woking haya tenido que reemplazar su unidad de potencia por tercera vez. En esta ocasión, un problema eléctrico terminó con la mañana de Stoffel Vandoorne, después de que el belga, que había sido uno de los pilotos más activos junto a Sebastian Vettel y Felipe Massa, completase 34 vueltas en las dos primeras horas.

    El piloto belga pudo volver a pista a mediados de la tanda vespertina, pero el enésimo problema mecánico del V6 híbrido de Honda ha desatado de nuevo la polémica sobre la fiabilidad, después de que McLaren completase vueltas sin problemas el pasado miércoles y jueves. A pesar de que ésta semana se había previsto la utilización de un motor con la especificación para el Gran Premio de Australia, que corregiría gran parte de esos problemas y entregaría más potencia, hoy se ha seguido utilizando la misma especificación que la semana pasada, según ha confirmado Eric Boullier, jefe de equipo.

    En un encuentro con la prensa, concertado antes de los problemas en el coche de Vandoorne, Boullier ha aclarado que "este motor tiene la misma especificación que los de la semana pasada, no se ha hecho ninguna modificación. Creemos que parte, o la mayoría, de estos problemas estarán resueltos en la próxima especificación. Esperábamos tener el motor y el chasis a pleno rendimiento desde el inicio, pero, si no puede ser, intentaremos tenerlo lo más rápido posible". Aunque dice estar seguro de que la unidad llegará sin problemas a Australia, el francés echó balones fuera al ser preguntado por las causas de ese retraso con un "preguntadle a Honda". El dirigente de McLaren, eso sí, expresó su máxima confianza en el motorista nipón al ser preguntado por la posibilidad de una ruptura:

    "La relación con Honda no es de tres, sino de siete años. Tenemos contrato en vigor, no queremos ni pensar en eso, porque es una relación sólida. Queremos fortalecerla, aunque no ahora no estemos en una situación ideal. La relación es buena y ambas partes estamos tratando de dar el máximo. Evidentemente, cuando se va lento y no hay velocidad en recta, ni fuerzas G en las ruedas, o en la frenada, no se pueden tener todos los datos, pero sabemos que se puede hacer una gran parte del desarrollo, incluso de esa forma. Lo que no podemos hacer es ninguna predicción de futuro. Obviamente, estamos en Fórmula 1, estamos compitiendo, y tenemos que rendir, así que la presión es enorme y ponemos la máxima presión en toda nuestra relación con Honda, y lo mismo en su caso. No podemos dar un paso en falso".

    A pesar del incidente, Boullier no expresó ningún tipo de alarma, afirmando que algunos de los fallos mecánicos estaban relacionados. "Dos de los problemas han sido lo mismo, todavía no hay mucha preocupación. Estamos entendiendo el coche y validando ciertas piezas. Es un trabajo básico, hay que enviar datos a Woking para averiguar si la correlación con el túnel es correcta y, que sepamos, lo es. Nos gustaría dar más vueltas y probar más piezas, pero lo poco que hemos estamos probado es bueno. Lo demás queda en manos de Honda para asegurar que se investiga de forma apropiada, y creemos que lo harán".

    Respecto a sus pilotos, Boullier explicó que Fernando Alonso "sabe en todo momento cómo es este proyecto, dónde estamos y a dónde vamos. Tiene un entendimiento completo de todo lo que ocurre" y, en un video en Facebook, comentó que los problemas que padece el equipo son "frustrantes para todos, para Stoffel y para nosotros también. Dado que no hay muchos días de pruebas, queremos sacar el máximo de ellos. Cuanto menos rodamos, menos aprendemos sobre los coches y más nos retrasamos en nuestro programa de desarrollo". Con todo, a McLaren se le ha vuelto a escurrir medio día de pruebas de entre las manos. Quedan tres.

    Fotos: McLaren