¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Carlos Sainz: «Correr para Ferrari es como hacerlo también para Italia»

    Carlos Sainz: «Correr para Ferrari es como hacerlo también para Italia»
    Carlos Sainz sabe bien lo que implica representar a Ferrari.
    David Plaza
    David Plaza8 min. lectura

    El sueño de ser piloto de Ferrari es ya una realidad para Carlos Sainz, que habla de lo especial que es representar a la marca más importante del mundo, pero también a todo un país.

    Cuando escuchas cómo un piloto de Ferrari explica lo que se siente y la responsabilidad que conlleva vestir de rojo y pilotar un monoplaza con el Cavallino Rampante inscrito en su carrocería, te das cuenta de que es algo realmente único.

    Y lo cierto es que es imposible hacerse una idea para alguien que no lo ha experimentado de cerca, pero Carlos Sainz se esmera mucho en intentar transmitir las sensaciones que le embargan desde que se convirtiera en piloto de Ferrari en mayo de 2020.

    «Estoy en pijama, entro en la habitación y mi padre me dice: "Tienes que firmar aquí: es el contrato de Ferrari"»

    «En realidad es una historia un poco divertida porque había sido un largo período de negociación», recuerda Carlos Sainz en una entrevista concedida a Motorsport.com. «Fue durante el confinamiento, por lo que las conversaciones se hicieron a través de Zoom y llamadas telefónicas, lo que hizo que todo fuera un poco más complicado».

    «Tuvimos que adaptarnos a la situación y lo firmé exactamente en la misma mesa que estoy haciendo esta entrevista ahora aquí en Madrid, en la pequeña oficina que tenemos en casa. Habíamos estado pasando todo el confinamiento junto con la familia, y un día me despierto alrededor de las 8 de la mañana».

    «Todavía estoy en pijama, entro en esta habitación y mi padre me dice: "Tienes que firmar aquí: es el contrato de Ferrari. Y se hace si firmas". ¡Así que lo firmé en pijama a las 8 de la mañana, justo después de despertarme! Yo estaba como: "Está bien, buenos días a ti también”», rememora el piloto madrileño.

    Los Tifosi

    Una de las características de Ferrari es que su afición es única por lo apasionada y devota que es con todo lo que tiene que ver con la casa de Maranello.

    «Es cierto, los fans en Italia son súper apasionados y súper respetuosos de una manera que no esperaba. Quiero decir que incluso tocarte, o estrechar tu mano, para ellos es algo súper especial. Realmente te respetan y te tienen en un pedestal por alguna razón, es bastante impactante. Se ponen súper nerviosos cuando estás cerca de ellos y esta es una sensación que nunca antes había tenido como piloto: lo nerviosa que se pone la gente cuando estás cerca de ellos».

    «Los toqué en la espalda y les dije: “Vamos, soy un joven de 27 años, como tú, sólo relájate y toma las fotos”. Pero a menudo les cojo el teléfono para tomarla yo mismo. Es una locura y me encanta. También son súper divertidos con las cosas que dicen, así que la vida ha cambiado un poco, pero al mismo tiempo he logrado mantener un buen equilibrio», afirma Sainz.

    La repercusión mediática

    El interés y la importancia de Ferrari generan mucha atención mediática en todo el mundo, pero esto puede ser especialmente estresante en Italia y Sainz tiene que aprender a gestionarlo adecuadamente.

    Carlos Sainz, durante su primera experiencia como piloto de Ferrari en Monza.

    «Es interesante lo poco que las 'noticias' pueden convertirse en grandes 'noticias' sólo porque eres Ferrari, o parte de Ferrari. En Italia, esto sucede mucho y es algo que todavía estoy aprendiendo a manejar», admite el piloto de 27 años. «Todavía estoy aprendiendo a saber hablar de determinada manera, a darme cuenta de que tal vez si digo las cosas de esta manera en lugar de decirlo de otra, puede convertirse en un gran titular o no. Como piloto, estoy en el proceso de tratar de educarme sobre cómo manejar este tipo de situaciones porque no es nada fácil».

    Un equipo, un país

    Y es que Ferrari es lo más parecido a una selección nacional que hay en el automovilismo, por lo que la responsabilidad que el piloto siente es mucho mayor que en cualquier otro equipo de la parrilla.

    «Hay una responsabilidad extra que no existe en otros equipos. El hecho de que estar compitiendo por un país es diferente. Es como si estuvieras jugando al mismo tiempo para el Real Madrid y para España», ejemplifica Sainz. «Correr para Ferrari significa que estás compitiendo para Ferrari y para Italia, debes ser consciente de eso y asumir la responsabilidad que conlleva. Pero para mí es un honor. Italia es un país que amo y en el que paso mucho tiempo».

    «Cuando era niño, crecí en Italia, compitiendo en karts, así que crecí sabiendo la pasión que hay en Italia por Ferrari y crecí sabiendo que muchos de estos kartistas contra los que competía querían ser pilotos de Ferrari. El hecho de que resulte ser yo es un gran honor y un gran privilegio. Es algo de lo que estoy muy orgulloso», asegura.

    El método Ferrari

    Si bien la Fórmula 1 es ya muy profesionalizada, en Ferrari siempre se han hecho las cosas de distinta manera y Sainz lo refrenda con sus palabras. «Hay un tipo diferente de cultura y formas de hacer las cosas. Pero, al mismo tiempo, los equipos modernos de F1 han convergido mucho en términos del enfoque, ética de trabajo y profesionalismo».

    «Es cierto que ahora hay muchos equipos multiculturales. Incluso Ferrari está lleno de ingleses y estadounidenses. Incluso en mi grupo de ingenieros, estamos estadounidenses, escoceses, españoles e italianos. Ese es mi grupo con el que voy a cenar todos los días. Así que sólo muestra que la F1 ha convergido mucho. Pero, sin duda, Ferrari tiene una cultura propia que necesitas entender y forma particular de hacer las cosas a la que debes adaptarte y ver cómo funciona», concluye Sainz.

    Fuente: Motorsport.com / Fotos: Scuderia Ferrari