¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los números dan la razón a Alonso: McLaren sólo gana a Sauber

    El nuevo reglamento ha permitido que varios equipos inviertan la tendencia y se acerquen a la cabeza de la parrilla.

    Pero otros, como McLaren-Honda, han fracasado a la hora de conseguir reducir la desventaja e incluso han perdido terreno con sus rivales.

    Fernando Alonso tuvo que abandonar a tres vueltas del final cuando rozaba con los dedos la décima plaza y el primer punto para un equipo McLaren que horas antes no soñaba siquiera con tal posibilidad.

    Fuera por la suspensión o por un conducto de freno -las informaciones dadas por el piloto y el equipo han sido distintas-, lo cierto es que la avería sufrida en el MCL32 de Fernando Alonso permitió a Esteban Ocon y Nico Hülkenberg adelantar al español tras más de 50 vueltas atascados a la estela de un monoplaza manifiestamente más lento que el Renault, el Force India y, en realidad, que cualquier otro monoplaza que no fuera un Sauber.

    Ese gran resultado que estuvo a punto de darse estuvo basado en una buena posición de salida gracias al buen hacer del español en la clasificación, junto con una de las habituales arrancadas en las que Fernando Alonso gana posiciones. Gracias a todo ello, el de McLaren pasó undécimo por la primera vuelta y, desde ahí, fue aprovechando las circunstancias.

    A la mayor dificultad para adelantar este año, se le sumó el abandono temprano de Romain Grosjean, colocándose en posición de puntos. Una temprana parada en boxes le permitió evitar que sus rivales le pasaran en boxes con neumáticos nuevos y Alonso se dedicó a mantener un ritmo constante que le permitiera llegar a final de carrera sin volver a parar y sin dar opción a sus rivales para intentar el adelantamiento. Por desgracia, el coche falló a pocas vueltas del final y el español fue adelantado por Ocon y Hülkenberg, y finalmente abandonó.

    Pero la opción de conseguir puntos no debe esconder el rendimiento real del McLaren-Honda, que ha presentado este fin de semana unos números muy pobres pese a todo. En lo que a velocidad punta se refiere, los motores Honda sólo pudieron rivalizar con los Ferrari de 2016 que utilizan los Sauber y que no reciben evolución alguna. Fernando Alonso perdía 12 km/h a final de recta en la clasificación y Stoffel Vandoorne 14,2. En carrera, con el DRS y los rebufos en juego en función de las circunstancias de carrera, el español llegó a ceder la friolera de 29,5 km/h, mientras su compañero limitó en parte el déficit dejándolo en 13,4.

    Ranking de velocidades punta a final de recta

    Orden establecido según la velocidad obtenida en clasificación.

    El ritmo de carrera no fue mucho mejor y Fernando Alonso fue uno de los pocos pilotos incapaces de conseguir al menos una vuelta por debajo del 1:30. Los otros tres pilotos en idéntica situación fueron Romain Grosjean, Jolyon Palmer y Marcus Ericsson que abandonaron en la vuelta 13, 15 y 21 respectivamente: con mucho combustible aún en los depósitos y con arrastrando todos ellos problemas mecánicos.

    Fernando Alonso no consiguió algo que Vettel y Hamilton sí lograron en su primera vuelta lanzada en carrera y que otros como Kvyat (v18), Pérez (v20) o Massa (v22) alcanzaron bastante antes de cumplirse el ecuador de la carrera.

    Orden establecido según clasificación final del Gran Premio.

    Para terminar, merece la pena destacar la evolución mostrada por varios equipos con respecto al tiempo de clasificación de 2016 y que, en el caso de McLaren, supone el mayor retroceso de la parrilla junto con Force India, aunque en el caso del equipo de Silverstone implique terminar con los dos coches en los puntos a pesar de todo.

    Se ha comentado mucho la brecha que el nuevo reglamento ha abierto en la parrilla, con un grupo intermedio más alejado de la cabeza que en 2016. Los datos así lo confirman, pues mientras Ferrari y Red Bull han recortado distancias, los líderes del grupo perseguidor han visto como el margen ha crecido. Sólo Haas -que sufrió el extraño sistema de clasificación de inicios de 2016 que pronto fue eliminado- y Renault -que venía de un nivel muy bajo el año pasado- han conseguido reducir la desventaja con respecto a Mercedes, pudiendo con ello meterse directamente en la pelea del grupo intermedio.

    El problema para McLaren es que ya en 2016 vio como seis equipos eran más rápidos en Melbourne y, al haber perdido aún más terreno, sólo Sauber permanece por detrás en lo que a velocidad pura y ritmo de carrera se refiere. Fernando Alonso dijo tras la carrera que McLaren sufrirá mucho cuando se llegue a los circuitos permanentes en los que es más complicado marcar las diferencias y aprovechar las circunstancias. “Cuando lleguemos a circuitos normales, nuestra posición creo que va a ser mucho más atrás, hay que mejorar inmediatamente, porque si no vamos a tener carreras muy frustrantes". Los números le dan la razón.

    Ranking comparativo en clasificación 2016 vs. 2017

    Orden establecido según rendimiento en clasificación 2017.