La FIA no consigue un consenso en el 'suspension-gate'

  • Los equipos y Charlie Whithing han tenido varias reuniones para aclarar el reglamento, pero sigue sin haber decisión unánime.
  • La FIA da de plazo hasta el Gran Premio de Australia o los equipos se verán expuestos a protestas de sus rivales.


A primeros de enero supimos que Ferrari había enviado una carta a Charlie Whiting, Delegado Técnico de la FIA, en la que pedía una aclaración sobre los sistemas auxiliares de suspensión que equipos como Mercedes y Red Bull habían utilizado durante los últimos meses de la temporada 2016.

Desde entonces, se han sucedido diferentes acontecimientos que han desembocado en reuniones con el ánimo de llegar a un consenso entre los equipos para comenzar la temporada sin disputas legales, tal y como ha desvelado Motorsport.

La última de Ferrari en los despachos: ¿debilidad o jugada maestra?Cuando Ferrari remitió una carta de denuncia encubierta a modo de consulta a Charlie Whiting en diciembre, inició la batalla con miras a 2017. El equipo italiano pretende eliminar uno de los puntos fuertes de sus dos máximos rivales: Mercedes y Red Bull, a algo menos de dos meses del comienzo de la pretemporada. Leer más.

Ferrari-que sólo ha recibido apoyo de dos equipos- argumenta que es un sistema que incide de manera notable en la aerodinámica y muy poco en la originaria de cualquier suspensión, algo que Whiting apoyó en la directiva técnica remitida a los equipos como respuesta.

Pero la situación, lejos de aclararse, ha derivado en diferentes propuestas, entre las que se encuentran la legalización de una suspensión activa, eliminar las restricciones hidráulicas o permanecer con los sistemas tradicionales. Charlie Whiting pretende evitar que este asunto desemboque en un embrollo legal y quiere aclarar la situación antes del comienzo de los test de pretemporada en Barcelona el 27 de febrero, pero se desconoce cuál será la decisión final y los equipos son plenamente conscientes de que Charlie Whiting sólo puede ofrecer su opinión y proporcionar indicios sobre qué camino tomarán los comisarios en los Grandes Premios, pues sólo el reglamento tiene valor real.

En el caso de que no hubiese decisión, el Gran Premio de Australia podría verse seriamente influenciado por las protestas de Ferrari y algún otro equipo que apoye su postura, mientras que, tanto si se declara prohibido o permitido, la carrera por llegar a tiempo a Melbourne con el monoplaza lo más ajustado posible a la situación tomará enorme importancia en los programas de test.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×