¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Desaparecen más de 60 trofeos tras un robo en la fábrica de Red Bull

    En la madrugada del viernes al sábado un grupo de alrededor de seis hombres entraron en la fábrica de Red Bull, causando desperfectos y llevándose más de 60 trofeos. No hubo que lamentar daños personales, pero desde el equipo lamentan el dolor producido por el asalto y la pérdida de objetos que representan el trabajo y esfuerzo de la escudería.

    La policía de Thames Valley (Inglaterra) recibió una llamada a la una y media de la madrugada en la noche del viernes al sábado. Un robo se había producido en la fábrica de Red Bull, en Milton Keynes, donde un grupo de alrededor de seis hombres se había colado en la entrada de la sede del equipo utilizando un coche 4x4 para, posteriormente, robar más de 60 trofeos. Además del todoterreno, color plata, los ladrones llevaban un Mercedes familiar de color oscuro. Según datos de la policía, se cree que todos los participantes eran varones que vestían ropas oscuras y que utilizaron coches con matrículas extranjeras. Afortunadamente, el personal de seguridad de Red Bull que se encontraba dentro de la fábrica no sufrió daños.

    Estas fueron las declaraciones de Christian Horner, director del equipo, tras el robo:

    "Obviamente estamos devastados por el asalto a nuestra fábrica, en la que varios delincuentes condujeron un vehículo a través de la entrada principal y robaron más de 60 trofeos que requirieron años y duro trabajo para ser conseguidos.
    El robo ha causado daños importantes y fue muy molesto para nuestros miembros de seguridad que estaban de guardia esa noche. Los delincuentes se llevaron objetos que no sólo no les pertenecen, sino que representaban los esfuerzos de un grupo de individuos dedicados que trabajan duro.
    Más allá de la naturaleza agresiva de este robo, estamos perplejos porque alguien pueda robar estos trofeos. El valor para el equipo, por supuesto, es extraordinariamente alto debido al trabajo duro y el esfuerzo que hicimos para ganar todos y cada uno de ellos. Pero su valor intrínseco es bajo: serían de poco beneficio para los que están fuera del equipo y, además de eso, muchos de los trofeos que se exhiben son réplicas.
    Las acciones de estos hombres significan que es probable que tengamos que hacer nuestro sitio menos accesible en el futuro, algo que será injusto para los cientos de aficionados que viajan a visitar nuestra fábrica cada año para ver nuestros trofeos y nuestro coche de Fórmula Uno.
    Nos gustaría hacer un llamamiento a cualquier persona que tenga cualquier información sobre el paradero de estos trofeos o los delincuentes involucrados para que se ponga en contacto con la policía de Thames Valley."

    Así quedó la entrada principal de la sede de Red Bull tras el alunizaje. Foto de la BBC