¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP RusiaEl día que los ingenieros acertaron y el instinto del piloto falló

    El día que los ingenieros acertaron y el instinto del piloto falló
    Lando Norris es perseguido por Lewis Hamilton. La lluvia lo cambiaría todo.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Lewis Hamilton y Lando Norris se jugaban la victoria del Gran Premio de Rusia. Pero, cuando llegó la lluvia, ambos quisieron tomar la misma decisión. Ambos fallaron, pero los ingenieros de Mercedes supieron imponerse.

    Por regla general, cuando la pista comienza a mojarse, es el piloto el que manda sobre la estrategia adecuada y los neumáticos correctos. Pero existe un delicado punto de inflexión en el que la percepción del piloto puede estar equivocada: cuando el circuito está seco en algunas zonas y mojado en otras.

    Es entonces cuando el instinto y las sensaciones dentro del coche no bastan, pues los tiempos por vuelta dictan sentencia sobre qué opción es más rápida: ¿mantener los neumáticos de seco o parar para colocar los intermedios?

    Esa fue la difícil decisión a la que los pilotos participantes en el Gran Premio de Rusia de este pasado domingo tuvieron que enfrentarse y, por una vez, el instinto les falló.

    «Ignoré la primera llamada. Pensé: “¡No, Lando está ahí mismo!”»

    Al menos a Lando Norris y Lewis Hamilton. El primero era líder y consideró que debía quedarse en pista para no perder casi medio minuto en la parada con sólo seis vueltas para el final de la carrera. El segundo, consideraba que si paraba en boxes, perdería toda opción de victoria al perder demasiado tiempo como para luego recuperarlo.

    La diferencia, en esta ocasión, la marcaron los ingenieros, que en el caso de Mercedes supieron convencer a su piloto de que era la mejor opción tras una primera negativa por su parte. «Mi equipo fue genial hoy, pero ignoré la primera llamada. Pensé: “¡No, él está ahí mismo!”», contaba Lewis Hamilton tras imponerse en Sochi.

    Lando Norris no hizo lo mismo y decidió seguir su instinto. Terminó séptimo.

    Decisión muy complicada

    Toto Wolff, director de Mercedes, ha admitido que la decisión no era evidente y que entiende que McLaren tomara otro camino.

    «Creo que para el piloto siempre es muy difícil cuando la mitad de la pista está seca y la otra está un poco húmeda. Sabíamos que se avecinaba la gran lluvia. Así que Valtteri (Bottas) paró la vuelta antes, y luego nuestros meteorólogos y los estrategas fueron inflexibles para entrar en boxes», explicó el austriaco.

    «Estábamos de alguna manera preparados para el final difícil, ya fuera que pudiéramos adelantar a Lando en la pista o no. Luego llegó la lluvia y las cosas se pusieron bastante erráticas en esa etapa. Entiendo por qué fue tan difícil para McLaren tomar esta decisión de quedarse fuera o entrar. Cuando eres líder, sólo puedes perder. Nos beneficiamos de eso hoy, y es espectacular para los aficionados, supongo», señaló.

    De no ser por la lluvia, Lando Norris habría tenido serias opciones de ganar la carrera, pues Lewis Hamilton no había sido capaz de adelantarlo hasta que llegó la tormenta.

    «Lewis estaba atrapado detrás de Ricciardo al comienzo de la carrera, aunque Ricciardo tenía DRS. Creo que hubiera sido difícil, tenían un coche rápido hoy y estaba bien gestionado por su lado. Parecía que tenían un poco de preocupación por el combustible, y luego, cuando (Norris) aceleró el ritmo, fue muy rápido», admitió Wolff.

    Sea como fuere, Lewis Hamilton se hizo con la quinta victoria de la temporada y recupera el liderato del Mundial, mientras que Lando Norris tendrá que esperar un poco más para celebrar su primer triunfo.

    Fotos: McLaren Racing