¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los dos puntos débiles que McLaren quiere mejorar en el MCL35M de 2021

    James Key, director técnico de McLaren.

    Aunque McLaren cumplió sus expectativas en 2020 y se alzó con un meritorio tercer puesto en el campeonato de constructores, es consciente de que aún tiene mucho camino por recorrer para desafiar a Mercedes y Red Bull. Estas son dos claves para ello.

    El McLaren MCL35 terminó la temporada 2020 como el tercer coche más rápido del año, sólo superado por Mercedes y Red Bull. Al menos eso es lo que dice el campeonato de constructores, aunque la realidad es que durante muchas fases del año el Racing Point RP20 y el Renault RS20 fueron más competitivos.

    Sin embargo, la fortaleza del conjunto (monoplaza, pilotos y equipo) supo compensar para doblegar a sus rivales. Pero James Key, director técnico de McLaren, es consciente de que el segundo por vuelta de desventaja que tienen con respecto a Mercedes reside en muchos pequeños puntos de mejora de cara a 2021 y 2022.

    «Si podemos mejorar algo de eso, tendremos un coche más consistente de una carrera a la siguiente»

    «Creo que nuestras fortalezas han sido típicamente las curvas de alta velocidad», comienza señalando el ingeniero británico. «Ciertamente, desde el comienzo de la temporada fuimos muy competitivos en las curvas de media y alta velocidad. La frenada en línea recta también ha sido otra fortaleza nuestra, que nos ha beneficiado en circuitos como Austria, por ejemplo».

    Curva lenta y viento

    No se puede decir lo mismo de las curvas lentas y los días con viento, en los que el MCL35 sufrió más que sus rivales. «Todavía tenemos que mejorar un poco a baja velocidad. En 2020 no fuimos tan vulnerables como en 2019 y eso nos impulsó para tratar de mejorar esa baja velocidad, equilibrio y consistencia que teníamos en ciertos tipos de curvas de baja velocidad».

    «En algunas condiciones climáticas o de agarre, el coche no funciona tan bien como nos gustaría», admite Key. «Necesitamos entender eso, pero no es una de esas correcciones que se hacen de la noche a la mañana. Así que eso es a lo que realmente estamos apuntando. Creo que si podemos mejorar algo de eso, tendremos un coche más consistente de una carrera a la siguiente».

    Así pues, el MCL35M debe mantener el buen rendimiento de su predecesor en curvas de media y alta velocidad, pero mejorando ostensiblemente su velocidad en curva lenta, así como reducir su sensibilidad al viento. ¿Le permitirá eso alcanzar a los dos equipos de cabeza? 2021 se antoja demasiado pronto para ello.

    Fotos: McLaren Racing