¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Por qué en 2021 es crucial empezar la temporada con un coche competitivo

    Por qué en 2021 es crucial empezar la temporada con un coche competitivo
    El monoplaza de 2021 (izq.) pronto perderá protagonismo en favor del F1 de 2022 (recreación dcha.).
    David Plaza
    David Plaza6 min. lectura

    La pretemporada comenzará el próximo 12 de marzo y dos semanas más tarde lo hará el campeonato. En ese momento, muchos equipos dejarán de centrarse en el coche de este año para echar el resto en 2022.

    Todo el mundo en la Fórmula 1 es consciente de que 2021 es un año de transición hacia lo que debe ser el inicio de una nueva era en la categoría. Este debía ser el año en el que el nuevo reglamento técnico se combinara con el nuevo reglamento financiero, es decir, el límite presupuestario, pero la pandemia hizo posponer el primero una temporada más.

    Esto ha propiciado que los equipos de la Fórmula 1 tengan que lidiar con el desarrollo del monoplaza de este año mientras investigan las particularidades del nuevo reglamento del año que viene antes de comenzar en serio con el monoplaza que nacerá del mismo el mes que viene.

    «El efecto total de las nuevas reglas tardará unos años en hacerse evidente»

    Y tendrán que hacerlo con un límite presupuestario base de 145 millones de dólares, aunque en el mismo no se incluyen elementos relevantes como el coste de los motores, los gastos de marketing o el sueldo de los pilotos y los cargos directivos de mayor rango.

    Así las cosas, ¿cómo se presenta 2021 para los equipos de la Fórmula 1?

    El orden establecido no cambiará

    Es complicado que vayamos a ver grandes alteraciones en el rendimiento de los equipos en relación a 2020, pues la pandemia exigió restricciones de desarrollo para mantener bajo control el gasto en una temporada en la que hay que preparar el nuevo reglamento, un reglamento que rompe por completo con el concepto técnico actual.

    A eso debemos sumarle que el límite presupuestario ha entrado en vigor el 1 de enero, cuando el 90% del trabajo relacionado con el coche de 2021 ya ha sido realizado y ahora los equipos se centran en afinar la versión aerodinámica inicial de sus respectivas creaciones.

    David Moreno nos cuenta todo lo que debemos saber sobre la temporada 2021.

    «Dudo que ningún efecto del límite presupuestario sea evidente en 2021 en la competitividad de los equipos», afirma Jan Monchaux, director técnico de Alfa Romeo. «El límite presupuestario acaba de llegar esta temporada, cuando los coches de 2021 ya estaban terminados».

    «Habrá desarrollo durante temporada, por supuesto. Pero con el reglamento permaneciendo estable desde el año pasado, no espero ninguna alteración más allá de algunos cambios menores en el orden de la parrilla», señala el ingeniero franco-alemán.

    Por tanto, el límite presupuestario tendrá su efecto en 2021 en relación al enfoque con el que los equipos afrontarán el desarrollo de un monoplaza que, en esencia, es el mismo que el del año pasado y que únicamente ve alterado el suelo y el difusor por exigencias reglamentarias.

    «El límite presupuestario no cubre la unidad de potencia, que es el corazón del coche. Empezaremos a ver un poco más de impacto a partir de 2022, cuando todos los equipos tendrán el mismo techo presupuestario para desarrollar el coche. Esto dará lugar a que se reduzcan las diferencias, aunque el efecto total de las nuevas reglas tardará unos años en hacerse evidente», vaticina Monchaux.

    El comienzo, clave en 2021

    Todo ello nos lleva a predecir que el rendimiento que ofrezcan los monoplazas en las primeras carreras de la temporada marcará definitivamente su destino en 2021, pues ningún equipo cometerá la imprudencia de comprometer el coche de 2022 por intentar arreglar el de este año.

    «Estamos planeando traer actualizaciones a lo largo del año, pero será una carrera de evolución menos intensa en comparación con años anteriores», apunta Monchaux. «Creo que muchos equipos están pensando en amortiguar un poco el esfuerzo y la cantidad de actualizaciones que traerán durante la temporada para concentrarse en 2022. Si gastas el 80% en 2021, queda sólo un 20% para gastar en el (coche de) 2022».

    Repasamos la revolución reglamentaria que viene de la mano de David Moreno.

    El coche de 2022 basa su potencial en el efecto suelo, minimizando la dependencia actual de la columna vertebral de los coches actuales: alerón delantero, barge boards, deflectores laterales y alerón trasero. No sólo eso, pues los neumáticos pasarán a montarse en llantas de 18 pulgadas, lo que obliga a un cambio radical no sólo a nivel aerodinámico, sino también mecánico.

    «Lo que invirtamos en el coche de este año se perderá para el coche del año que viene, y el coche del año que viene es un hito importante para nosotros, porque será una oportunidad para reducir diferencias», concluye Monchaux.

    En resumen, tanto la pretemporada como las primeras carreras del año serán cruciales para determinar el éxito o el fracaso de cada equipo este año. Y es que, por mucho dinero que esté en juego cada año, el futuro es 2022.

    Fotos: McLaren Racing