¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    F1 2021: vencedores y vencidos de una temporada inolvidable

    F1 2021: vencedores y vencidos de una temporada inolvidable
    La temporada 2021 ha exigido que todos en la F1 den lo mejor de sí mismos.
    David Plaza
    David Plaza14 min. lectura

    Hacía muchos años que no vivíamos una competición tan igualada e intensa y tanto los pilotos como los equipos e incluso los representantes de la FIA han sufrido las consecuencias. Algunos han dado la talla, otros no.

    Max Verstappen es el nuevo campeón del mundo de Fórmula 1, pero para lograrlo ha tenido que hacer frente a la temporada más igualada en años y, sin duda, la más equilibrada de la era híbrida que comenzó en 2014 y que hasta ahora nos había ofrecido un dominio absoluto de Mercedes.

    Si bien el equipo anglo-alemán se ha hecho con su octavo título mundial consecutivo, Lewis Hamilton no ha podido superar los siete campeonatos de Michael Schumacher y ve como Max Verstappen hereda un trono que parecía propiedad exclusiva del británico.

    Pero en esta inolvidable Fórmula 1 de 2021 han pasado muchas más cosas y no todas han sido buenas. Es momento de hacer balance y determinar quiénes han sido los vencedores y también los vencidos de una campaña que ha durado más que nunca: 22 Grandes Premios.

    Ganadores F1 2021

    En este apartado señalamos los que a nuestro juicio son los más destacados del año en el aspecto positivo. No quiere decir que algunos de los que no están no lo hayan hecho bien, pero consideramos que no han destacado por encima del resto.

    Max Verstappen

    Max Verstappen ya tiene su primer título mundial.

    La primera elección es obvia, pues el joven -aunque veterano- piloto de Red Bull Racing ha transformado por fin su madurez en un título mundial. El neerlandés ha evolucionado mucho desde su debut en 2015 con 17 años, pero no ha perdido un ápice de su agresividad y determinación en la pista.

    A ello le ha sumado mayor inteligencia y consistencia, dando como resultado una campaña casi perfecta en la que sólo algunos errores contados en clasificación y a consecuencia de la tremenda presión a la que ha sometido Lewis Hamilton nos impiden calificarla de impecable.

    No importa, Max Verstappen se convierte en el 34º campeón del mundo de Fórmula 1 y lo hace dignificando la categoría y amenazando con establecer una nueva era en el futuro.

    Honda

    El orgullo nipón queda finalmente reinstaurado.

    Hemos dicho tantas cosas de Honda y tan malas, que a veces parece imposible asumir que los japoneses se hayan convertido en los campeones mundiales junto a Red Bull Racing. Lo cierto es que la marca nipona ha evolucionado de manera espectacular a lo largo de estas siete temporadas para terminar convirtiéndose en la más seria amenaza para Mercedes.

    No sólo eso, pues la fiabilidad de Honda en esta última temporada ha sido la mejor de largo, lo que sin duda contrasta de manera casi cómica con la etapa de McLaren, en la que les resultaba casi imposible completar dos o tres carreras seguidas sin problemas.

    Por desgracia, Honda se marcha. Eso sí, lo hace por la puerta grande.

    Carlos Sainz

    Carlos Sainz es ya un piloto top y no cabe duda de ello.

    Es muy probable que Carlos Sainz haya sido el mejor piloto de la parrilla si exceptuamos a los dos contendientes al título mundial. De hecho, ha terminado quinto en la general, siendo el mejor del resto (pilotos no Mercedes o Red Bull).

    Eso implica que ha superado a Charles Leclerc, la más que señalada esperanza de Ferrari y un consumado clasificador que, sin embargo, no termina de madurar por completo en condiciones de carrera.

    Pero estamos aquí para hablar de Sainz, un piloto que sigue evolucionando y que ha demostrado ser más que capaz de lidiar con la presión y responsabilidad de ser piloto Ferrari. En 2022 llegará la verdadera prueba de fuego, pues Ferrari tendrá que convertirse candidato al título si no quiere que las críticas furibundas y quizá las dimisiones y/o despidos vuelvan.

    Pero resulta difícil imaginar que, cualquiera que sea el escenario, Carlos Sainz no rinda satisfactoriamente en él.

    Pierre Gasly

    Pierre Gasly recupera la buena senda tras el varapalo de Red Bull.

    No cabe duda de que el prestigio de Pierre Gasly quedó muy dañado tras su mala experiencia en Red Bull Racing, pero a diferencia de otros supo transformar esa frustración en determinación y, año a año, ha demostrado que es merecedor de otra oportunidad en la parte alta de la parrilla.

    Mientras llega (o no), Gasly se asienta como piloto franquicia de AlphaTauri y, básicamente, él solo se ha encargado de colocar al equipo de Faenza en la sexta posición del campeonato de constructores. En este momento, no se le puede pedir más al francés.

    Fernando Alonso

    Fernando Alonso ha vuelto al podio y también ha ofrecer su mejor versión.

    Es cierto que Fernando Alonso comenzó la temporada de manera muy dubitativa y posiblemente el fin de semana de Imola supuso su punto más bajo en la Fórmula 1. Pero igualmente cierto es que ha logrado recuperarse de ello y ha completado una segunda mitad de temporada excepcional.

    No podemos negar que en clasificación no ha estado brillante, pues Esteban Ocon y él han acabado empatados en el cara a cara, pero cuando se trata de Alonso es casi lo de menos, porque lo que es capaz de hacer los domingos es de otro mundo.

    Sí, ya ha cumplido 40 años. Sí, sigue siendo el mismo de siempre. O mejor.

    Lando Norris

    Lando Norris progresa adecuadamente.

    Es cierto que la última fase de la temporada de McLaren ha sido muy decepcionante y eso ha ensombrecido un poco la percepción que se tiene de la actuación de Lando Norris en este 2021, pero lo cierto es que su evolución ha sido evidente y el británico ha cometido muy pocos errores, realmente pocos.

    No sólo eso, se ha convertido en el claro referente del equipo y a su ya clásica velocidad en clasificación le ha sumado una palpable madurez en carrera. Que se lo pregunten a Daniel Ricciardo, que por mucho que ganara en Monza se ha llevado un repaso de notables dimensiones.

    Esteban Ocon

    Esteban Ocon tiene que seguir mejorando, pero en 2021 ha invertido la tendencia negativa.

    Comentábamos anteriormente que Fernando Alonso no había podido con Esteban Ocon en clasificación y eso, teniendo en cuenta que el último que lo intentó -Stoffel Vandoorne- se llevó un 21-0 en 2018.

    Pero lo de Ocon ha sido algo más que velocidad a una vuelta. Su madurez en carrera ha dado un paso más y, al igual que Alpine en su conjunto, ha sabido aprovechar las oportunidades que se le presentaban hasta el punto de ganar en Hungaroring. Buena recuperación tras un año de ausencia y una temporada difícil junto a Daniel Ricciardo.

    Perdedores F1 2021

    Los siguientes seleccionados destacan por haber hecho una temporada especialmente decepcionante. En este apartado tienen cabida algunos integrantes de la Fórmula 1 que actúan fuera de la pista, sin un volante en sus manos.

    Michael Masi

    El director de carrera de la FIA es criticado por todos.

    Personalmente, no tengo duda alguna de que el principal derrotado de la temporada 2021 es el director de carrera, Michael Masi. El australiano ha hecho aguas en temporadas anteriores, pero la intensidad y competitividad de esta ha terminado por agrietar su capacidad para mantener la Fórmula 1 bajo control.

    Ya no es que Masi haya contribuido a generar una aleatoriedad total en la toma de decisiones ante infracciones similares (algo en muchas ocasiones achacable a los comisarios deportivos), sino que se ha mostrado preocupantemente errático en su forma de dirigir, en ocasiones tomándose libertades que no le corresponden y en ocasiones dejándose influenciar por los equipos.

    El final de Yas Marina fue la guinda de un putrefacto pastel: saltarse a la torera el reglamento que se supone que debe defender por encima de todo.

    Toto Wolff

    Toto Wolff ha mostrado su peor cara en 2021.

    Fue Christian Horner quien dijo que en situaciones de máxima presión es cuando se ve la cara real de las personas. Pues la de Toto Wolff no es nada agradable. Y no hago referencia exclusivamente a su comportamiento de Yas Marina, sino a lo que durante todo el año ha estado haciendo en cuanto ha visto que Red Bull Racing era una amenaza real.

    Un buen amigo mío, Sergio Martínez, lo describe como fariseo, es decir, hipócrita. No cabe duda de que la hipocresía es algo muy instalado en nuestra sociedad actual y la Fórmula 1 no escapa a ello. Pero probablemente Toto Wolff ha elevado esta cualidad a niveles nunca antes vistos.

    Sergio Pérez

    Sergio Pérez necesita más para unirse al club de los grandes.

    Es cierto que en Yas Marina, Sergio Pérez se comportó como el perfecto escudero al contener a Lewis Hamilton durante el tiempo suficiente como para que su compañero se acercara a su rival -aunque luego no sirvió de nada-.

    Pero la realidad es que la temporada de Pérez, un piloto mucho más experimentado que sus predecesores en el cargo, Gasly y Albon, no ha dado la talla. Red Bull ha perdido el campeonato de constructores a consecuencia de su debilidad en clasificación y su mediocridad casi todos los domingos.

    El coche le ha permitido hacerse con una victoria y cinco podios en total, pero ha sido arrasado por Max Verstappen en todos los frentes y, lo que es peor, ha sido superado por Valtteri Bottas. Cierto es que en determinadas carreras su resultado se vio perjudicado por una estrategia que beneficiara a Verstappen -como en Yas Marina-, pero aún así el mexicano tiene que dar más en 2022.

    Daniel Ricciardo

    Daniel Ricciardo ha completado una temporada decepcionante.

    Desde que se fuera de Red Bull, Daniel Ricciardo no termina de encontrar su sitio. McLaren es, sobre el papel, un equipo ideal para rendir al máximo por su combinación de competitividad y ambiente positivo.

    Sin embargo, la temporada del australiano ha sido decepcionante desde todos los puntos de vista y la victoria de Monza no puede esconder eso. Lando Norris le ha superado en todo y lo ha hecho de manera aplastante, mientras Ricciardo ha sido el piloto que más dificultades ha pasado para adaptarse a un nuevo equipo y monoplaza.

    Mientras Sainz, Alonso y Vettel se las han arreglado para brillar, el australiano ha sufrido lo indecible durante todo el año, con escasas excepciones. Tendrá que mejorar mucho en 2022 si no quiere perder definitivamente su prestigio.

    Así termina nuestro análisis de lo mejor y lo peor de 2021. Posiblemente no estén todos los que deberían y seguro que no estás de acuerdo con todas las elecciones, así que no pierdas la ocasión de darnos tu opinión.