¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los F1 de 2022 ya son muy pesados… y podrían serlo aún más

    Los F1 de 2022 ya son muy pesados… y podrían serlo aún más
    Maqueta a tamaño real del monoplaza de 2022.
    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    Los equipos de Fórmula 1 han expresado su preocupación a la FIA en relación al peso mínimo fijado para 2022. Y es que el nuevo reglamento hará muy complicado que los equipos puedan llegar a dicho objetivo.

    El peso mínimo de los monoplazas de Fórmula 1 ha evolucionado mucho durante los últimos años, especialmente a raíz de la introducción de los nuevos motores híbridos V6 turbo.

    Desde los 605 kg de la temporada 2009 hasta los 790 kg. de 2022 y pasando por los 690 kg de 2014, los coches de la categoría reina han ido ganando peso a consecuencia de los cambios reglamentarios y la introducción de elementos de seguridad como el Halo.

    Y en 2022 el aumento será de 38 kg a consecuencia de la llegada del nuevo reglamento, que incluirá nuevas ruedas de 18 pulgadas y test de impacto aún más exigentes.

    Esto redundará en neumáticos, llantas y frenos más voluminosos y pesados, así como el refuerzo del chasis con la adición de más fibra de carbono en determinadas zonas. Igualmente, el concepto aerodinámico será muy diferente y todo ello sin que el tamaño de unos coches que ya rondan los 5 metros de largo por 2 de ancho vaya a cambiar sustancialmente.

    Dos kilos más

    Por todo ello, los equipos presionan a la FIA para que aumente el peso mínimo de los coches de 2022, pues temen no poder llegar a dicha cifra. Algo que, por otro lado, no supone una infracción del reglamento, pero sí compromete el rendimiento del coche y puede llevar a una escalada de costes por la búsqueda de materiales más caros y ligeros, así como técnicas de reducción de peso.

    «El mayor punto de discusión últimamente, y en el que todos los equipos tienen una opinión clara, es el peso mínimo», afirma Jan Monchaux, director técnico de Alfa Romeo. «Creemos que un par de kilos más sin duda ayudarían, pero también ayudarían a ahorrar costes. Una cosa es lograr un objetivo, pero en algún momento se vuelve muy, muy caro».

    «El último aumento es una adición de peso bastante severa en el coche. Con toda la adición de las reglas y el desafío de neumáticos más grandes, llantas más grandes, discos de freno más grandes, el peso es claramente un gran tema para todos los equipos», admite.

    «Todavía se está discutiendo con la FIA porque aumentamos hasta 40 kilos y eso va a ser extremadamente desafiante. Así que ese es sin duda un factor importante para nosotros», reiteró.

    Monchaux hace hincapié en lo diferente que es el nuevo coche, no sólo a nivel mecánico, sino especialmente en el apartado aerodinámico. «La nueva plataforma aerodinámica es una bestia bastante diferente en comparación con los coches que tenemos actualmente».

    «El mapa aerodinámico da forma al comportamiento del coche y el cambio de actitud también con respecto al viento y la dirección es bastante diferente. Tienes muchas menos herramientas para recuperar el control de la estela de la rueda delantera, la estela de la rueda trasera y generar el mismo tipo de características a las que estamos acostumbrados en los coches actuales», explicó.

    Fuente: Racefans.net / Fotos: Fórmula 1