¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mucho más que motos: así han sido las carreras de automovilismo en Losail

    Mucho más que motos: así han sido las carreras de automovilismo en Losail
    La salida del evento de GP2 Asia en 2009, algo más agitada de lo ideal...GP2 Series
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández11 min. lectura

    El circuito qatarí, que hará su debut en el Mundial de Fórmula 1 en noviembre, está fuertemente vinculado a las dos ruedas por su historial en MotoGP y Superbikes.

    En sus dos décadas de historia, Losail ha acogido algunos eventos de automovilismo con grandes particularidades, como el Mundial de Turismos o la extinta GP2 Asia.

    Por segundo año consecutivo, los efectos de la pandemia del COVID-19 permitirán que un circuito no incluido inicialmente en el calendario de la Fórmula 1 albergue por primera vez un Gran Premio. Los trazados de Mugello y Portimao fueron los agraciados en 2020, y en esta ocasión le tocará el turno al Losail International Circuit, el circuito por excelencia en el estado de Qatar, un país que se quedará en el Mundial durante al menos una década a partir de 2023. Al igual que ocurría con Mugello, este circuito está vinculado en gran medida con las carreras de motociclismo para la mayoría de aficionados, y no sin motivo.

    Habiendo sido construido en el mismo 2004 que el Bahréin International Circuit, Losail sirvió como su equivalente árabe para el mundo de las dos ruedas, albergando desde entonces a un Mundial de Motociclismo que alcanza velocidades récord en sus rectas. En 2008, la carrera se empezó a disputar de noche, anticipándose unos meses al GP de Singapur de Fórmula 1, y seis años antes de que Sakhir tomase la misma ruta. A día de hoy, el Gran Premio de Qatar sigue siendo la única carrera de MotoGP que no tiene lugar de día, en comparación con una Fórmula 1 que ha tenido hasta tres en la misma temporada. A su vez, el Mundial de Superbikes también pasó por Losail, primero entre 2005 y 2009, y después entre 2014 y 2019.

    La preponderancia de las motos en Losail es tan fuerte que hasta la Fórmula 1 ha empleado vídeos de MotoGP (en parte también por la cooperación entre ambos organismos en años recientes) para ilustrar en redes sociales a sus aficionados como es el circuito qatarí. No obstante, este hecho y la recóndita ubicación del circuito no ha impedido que algunas competiciones de automovilismo hayan visitado Losail en determinadas ocasiones, llegando a ser también escenario para un campeonato del mundo. Incluso existen ejemplos de competiciones de monoplazas que podrían dar una ligera idea de por donde irán los tiros el próximo 21 de noviembre.

    GP2 ASIA SERIES (2009)

    Aunque no fueron los primeros, el ejemplo más recordado estos días es el de la GP2 Asia Series, una competición con un calendario invernal creada para restringir la GP2 a los circuitos europeos y, sobre todo, una excusa para cobrar más dinero a los organizadores asiáticos con una categoría soporte de primer nivel. Además de visitar escenarios mundialistas como Sepang, Sakhir, Shanghai y Yas Marina, este campeonato se adentró en circuitos que nunca han acogido a la Fórmula 1. Entre ellos estuvo Losail, presente en el calendario de su segunda temporada como sustituto de última hora para un Dubai que no podía acoger su segundo evento en febrero.

    La competición tuvo lugar de noche, como con las motos. Nico Hülkenberg llegaba con la vitola de vigente campeón europeo de Fórmula 3, y en tan solo su segundo evento en un GP2 arrasó a la competencia en clasificación, sacando más de siete décimas a Sergio Pérez con un 1:35.741 que, hasta este mes de noviembre, sigue siendo el récord absoluto de la pista. El mexicano es el único piloto de la parrilla actual de Fórmula 1 que estuvo presente ese fin de semana, junto a otros ex-mundialistas como Kamui Kobayashi (eventual campeón de aquella GP2 Asia), Jerôme d'Ambrosio, Vitaly Petrov y Giedo van der Garde.

    La primera carrera comenzó con un brutal accidente cuando Sakon Yamamoto, sexto en parrilla, se quedó calado, siendo embestido por Yelmer Buurman. Pérez superó a Hülkenberg en la salida, pero el alemán le ganó la partida al alargar su detención, haciéndose con el triunfo por 13 segundos de ventaja. Javi Villa, uno de los dos españoles en aquella parrilla, había llegado a adelantarle remontando desde el séptimo lugar, pero en su parada se pasó de velocidad en el pit lane, terminando 13º. Peor le fue a un Roldán Rodríguez que vio su quinto puesto en parrilla esfumarse con una salida de pista en la primera curva (aparentemente empujado por Kobayashi), y que abandonó a posteriori.

    Lo único destacado de la segunda carrera fue una salida imperial de Pérez y Petrov desde el sexto y séptimo lugar para situar a los coches de Campos en las dos primeras posiciones, las cuales conservaron hasta el final. De nuevo, se quedaron los españoles sin puntos, con Villa 10º y Rodríguez 17º. Todo ello, en un evento en el que la enorme cantidad de arena depositada en la pista generó un elevado desgaste de gomas ('graining') y una nube de arena que dominaba el ambiente. Como nota curiosa, aquel fin de semana la GP2 Asia compartió cartel con la Speedcar Series, una breve competición de stock cars en circuitos asiáticos y árabes que duró dos años. Todo ello, con ilustres nombres como Jacques Villeneuve, Jean Alesi, Heinz-Harald Frentzen, Johnny Herbert, Gianni Morbidelli, Nasser Al-Attiyah e incluso el motociclista Marco Melandri.

    MUNDIAL DE TURISMOS (2015-2017)

    La última experiencia reciente del automovilismo en Losail es también la más importante a nivel de relevancia competitiva, con las visitas del Mundial de Turismos entre 2015 y 2017 para culminar cada una de esas temporadas. Elegido como sustituto de la prestigiosa cita de Macao, todos sus carreras tuvieron la particularidad de disputarse en viernes. En una era aún dominada por Citroën y el argentino José María López, vencedor de la primera carrera, los dos primeros años no hubo drama alguno por un campeonato ya decidido, añadiendo su nombre a la lista de vencedores Yvan Müller, Gabriele Tarquini y Mehdi Bennani. El primer año, de hecho, estuvo presente Sébastien Loeb, todo un nueve veces campeón del mundo de rallies que puso fin a su bienio en turismos con dos cuartos puestos.

    En su último año, 2017, tuvo el dudoso honor de ser la última carrera del WTCC antes de su reconversión en WTCR, y su paso de Mundial a Copa del Mundo. En esta ocasión, seis pilotos llegaban con opciones matemáticas de título, pero nadie fue capaz de echarle el guante a Thed Björk, que remató el campeonato para Volvo con dos top 5 mientras su perseguidor más cercano, Norbert Michelisz, tenía un fin de semana para el olvido. Las carreras fueron relativamente olvidables, y los triunfos para dos de los candidatos lejanos, Tom Chilton y Esteban Guerrieri.

    GP MASTERS (2006)

    La anécdota curiosa para completar el plantel de competiciones de cuatro ruedas en Losail la puso el GP Masters, un intento poco fructuoso de otorgar al automovilismo su propia 'categoría senior' al estilo del golf y el tenis, en la que compitieron 17 ex-pilotos de Fórmula 1 ya retirados. Tras un exitoso primer evento de prueba en 2005 en Kyalami, con un gran duelo por la victoria entre Nigel Mansell y Emerson Fittipaldi, se planeó un calendario de cinco carreras para 2006 que arrancaba a finales de abril en Losail.

    Con una salida lanzada (los coches estaban basados en los Reynard que se usaban en CART en el año 2000), Mansell defendió su pole position y se hizo con la victoria por delante del alemán Christian Danner, en una carrera igualada y con bastantes incidentes en la que Eric van de Poele completó el podio ante pilotos más reconocibles como Eddie Cheever, Derek Warwick, Pierluigi Martini, Stefan Johansson, Riccardo Patrese, Patrick Tambay... mientras Fittipaldi no pudo pelear por la victoria debido a un incidente.

    Después de esta carrera, el GP Masters solo volvió a correr en Silverstone, siendo cancelados los otros tres eventos por diversas dificultades logísticas y económicas antes de que los organizadores declarasen la bancarrota. Se podría decir, en resumen, que los designios de las competiciones que han pasado por Losail no han sido precisamente los mejores, al igual que la calidad de los eventos. Con suerte, la Fórmula 1 podrá brillar un poco más en este trazado antes de que el GP regrese permanentemente en 2023, ya sea aquí o en otro circuito.