¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Gran Premio de Gran BretañaRosberg gana por eliminación en la locura de Silverstone

Nico Rosberg se llevó la tercera victoria de su carrera deportiva en un GP de Gran Bretaña de locura y marcado por los abandonos de Hamilton y Vettel cuando lideraban. Hasta siete pilotos sufrieron problemas por pinchazos o reventones de los Pirelli. Fernando Alonso logró un heroico tercer puesto final con un sprint espectacular en las últimas vueltas.

Locura de carrera en Silverstone. Nico Rosberg se ha impuesto después de salvarse de todos los incidentes que han ocurrido, provocados la mayoría por reventones o pinchazos de neumáticos (siete pilotos sufrieron problemas con los neumáticos, y cuatro de ellos reventaron -Hamilton, Massa, Vergne y Pérez-), lo que llegó incluso a llevar a pensar en una posible suspensión. El alemán se llevó su segunda victoria de la temporada, tercera de su carrera deportiva, con Mark Webber segundo y un heroico Fernando Alonso que, un domingo más, tapó las vergüenzas de Ferrari con una actuación estelar y, por qué no decirlo, una buena dosis de buena suerte.

Desde la novena posición -y gracias a la sanción a Di Resta, si no hubiera sido desde la décima-, Fernando Alonso arrancó con una intención y un único objetivo: alcanzar el podio. El español, cada día más enfadado por las carencias de Ferrari a la hora de evolucionar el F138, intentó hacer una de sus habituales buenas salidas... pero no le salió bien. De hecho, Alonso realizó una arrancada bastante mala, y perdió una posición en la primera vuelta. Poco a poco volvió a remontar y en apenas cinco vueltas ya estaba luchando por subir a la séptima plaza, tras adelantar a Romain Grosjean. El francés fue protagonista, precisamente, por una de sus ya típicas acciones rozando la ilegalidad en la primera curva, al echar fuera de pista a un Mark Webber que ya de por sí había salido, típico también, muy mal.

Cuando la carrera se estaba calmando, mientras Alonso iba remontando, la revolución: en apenas una vuelta sufrieron sendos pinchazos el líder, Lewis Hamilton, y uno de los pilotos que más estaba brillando, Felipe Massa. Las miradas se empezaron a posar en los hombres de Pirelli, hasta que justo después sufrió exactamente el mismo problema Jean-Eric Vergne. Todos ellos perdieron un neumático del lado izquierdo, y todos con menos de quince vueltas. La tensión se empezaba a cortar con un cuchillo y, ante el peligro que suponía seguir en pista, se hizo salir al Safety Car.

La salida de Bernd Maylander, el piloto del coche de seguridad, llegó justo cuando mejor estaba rodando Fernando Alonso. El piloto español había sido el primero en realizar su primer cambio de neumáticos cuando pinchó Hamilton, todos le copiaron y eso le permitió llevar la vanguardia de la estrategia. Así, a la salida del safety, Alonso iba peleando con Adrian Sutil por el tercer puesto del podio. Mientras, por delante, uno de los que normalmente se libra de todas las batallas y al que, en este caso sin duda, la suerte le sonrió: Sebastian Vettel. El alemán no sólo realizó su parada en boxes sin problemas, sino que después de la reagrupación con el safety car no soltó el primer puesto... hasta que la suerte le abandonó.

Con Nico Rosberg en una cómoda plaza, Sebastian Vettel comandaba la prueba tranquilamente, sin ningún tipo de miedo, hasta que de repente, cuando engranaba la sexta marcha, su caja de cambios se rompía. Primer abandono de la temporada para el todavía líder del campeonato, que dejó la victoria expedita para un Rosberg que ni se lo creía. Por detrás, Fernando Alonso rodaba octavo a falta de siete vueltas cuando el safety car provocado por el Red Bull de Vettel se retiró. Y comenzó una locura de remontada sprint que le llevó a al podio. El piloto español se aprovechó de que llegó al final de carrera con los neumáticos en mejores condiciones, e incluso tuvo que esquivar el neumático de Sergio Pérez, que fue el último en reventar, pero lo cierto es que al final sacó petróleo en apenas siete vueltas: del octavo al tercer puesto, y eso que por detrás Hamilton le empezaba a achuchar en la última.

También hay que destacar a un Mark Webber que se sorbrepuso al inicio de locos y llegó segundo en una carrera que, de durar una vuelta más, quizá podría haber ganado. El australiano ha vuelto a demostrar que Silverstone se le da muy bien y se despedirá de la Fórmula 1 con cinco podios consecutivos en este trazado. Y hablando de récords, Kimi Raikkönen, que fue quinto, ya es el piloto con más carreras puntuando seguidas, con 25, superando las 24 que tenía hasta el momento Michael Schumacher.

La clasificación del Mundial se aprieta a más no poder. El abandono de Vettel y el tercer puesto de Alonso permite al español quedarse a sólo 21 puntos del todavía líder. Sin descanso, llegamos en una semana al Gran Premio de Alemania, donde el tricampeón de Red Bull tratará de resarcirse ante su público... con permiso de sus luchadores rivales.

Resultado del Gran Premio de Gran Bretaña:

Noticias relacionadas

  • Comentario de Jovi
    30/06/2013 (19:21)

    Jovi

    "Carrerón de Fernando Alonso, que sigue sacándole el 110% a su Ferrari"

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto