¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    OpiniónEl bueno era Binotto

    David Plaza
    David Plaza2 min. lectura

    La Scuderia ha roto todos los pronósticos que auguraban un sonoro fracaso esta temporada tras la marcha de James Allison de Maranello en pleno cambio de reglamento.

    Mattia Binotto, un hombre de la casa que prácticamente nunca había trabajado fuera del departamento de motores de la casa italiana, cogió un testigo cargado de presión.

    A buen seguro Mattia Binotto pasó una mala noche cuando, en el mes de julio del año pasado, Maurizio Arrivabene le comunicó que sustituiría a James Allison como Director Técnico. Italiano y en la casa rossa desde que empezara su carrera profesional en 1995, Binotto se encontraba de repente con el reto de continuar con el trabajo iniciado por su colega británico: el del Ferrari SF70-H de 2017 que materializaba el radical cambio reglamentario implementado por la FIA.

    Los augurios no eran buenos: Allison ausente durante semanas por su tragedia familiar, el coche de 2016 estancado en cuanto a rendimiento como consecuencia de evoluciones ineficaces, Red Bull recuperando terreno y usurpando el equipo italiano la segunda plaza del campeonato, los precedentes de mal rendimiento de Ferrari tras un cambio reglamentario… y un ingeniero de motores a cargo del proyecto con la mayor revolución aerodinámica en décadas.

    No nos engañemos: el SF70-H fue iniciado por Allison y quizá la base sea obra suya, pero la influencia del equipo de trabajo de Binotto en este monoplaza que ha dominado el Gran Premio de Australia y amenaza con destronar a Mercedes es total.

    Resulta que Vettel y Arribavene tenían razón cuando dijeron que la reestructuración realizada en verano de 2016 había cambiado al equipo. Resulta que los indicios mostrados en los test eran reales. Resulta, quien lo iba a decir, que Mattia Binotto era el bueno.

    Fotos: Scuderia Ferrari