¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Fórmula 1Mercedes AMG GT S F1 Safety Car, dispuesto para dirigir las carreras

10

La temporada 2015 de Fórmula 1 empieza en una semana. En el GP de Australia veremos el estreno del Mercedes AMG GT S F1 Safety Car. El viejo SLS se despide del servicio activo después de estar cuatro temporadas. Su sucesor tomará el control de forma inmediata y lo hará con menos potencia.

Tomando un AMG GT S de serie el safety car solo presenta cambios mínimos

No es un trabajo para pusilánimes, y aunque a muchos nos gustaría poder hacerlo, las funciones del coche de seguridad son un tema muy serio. La FIA se toma estos asuntos sin un ápice de humor. Para cumplir con estas funciones, dirección de carrera estrenará este año un nuevo coche de seguridad, se trata del Mercedes AMG GT S F1 Safety Car, al que veremos circular la semana que viene, en el primer Gran Premio de la temporada.

Desde 1996 Mercedes ha ejercido como suministrador oficial de los coches de asistencia de la Fórmula 1. Desde la temporada 2010, hemos visto como el viejo SLS AMG ha realizado las funciones de coche de seguridad. Pero al jubilarse este de la vida comercial ha dejado paso a su sucesor, el Mercedes AMG GT. Siendo la versión S la que llegue a la pista.

Como decimos su trabajo no es nada sencillo. Debe dirigir la carrera en momentos de peligro puntual. Aunque este año se cuente con la presencia del safety car virtual, eso no quita para que no sea el real el que salga a pista cuando la situación lo requiera. Una vez más Bernd Mayländer será el conductor oficial, que seguirá estando acompañado por el analista Peter Tibbetts, que estará en constante contacto con dirección de carrera.

Todos sabemos que el pináculo de las competiciones de motor, la Fórmula 1, debe estar dirigida por un coche que esté a la altura. Por eso se ha tomado un AMG GT S de calle. No pienses que por ejercer este papel el coche ha sufrido modificaciones, nada más lejos de la realidad. De por sí el sucesor del SLS es lo suficientemente capaz para hacer estas funciones, así que la unidad es completamente de fábrica.

Se ha modificado el sistema de escape, para que todo el mundo pueda oír a esta bestia

En el exterior tan solo se ha modificado la barra de luces del techo. Pero no se han limitado a atornillarla y punto. No, la forma ha sido especialmente diseñada y trabajada, incluso en túneles de viento, para que sea capaz de mostrar una resistencia mínima y ser lo más ligera posible. Por eso la estructura que veis está fabricada en fibra de carbono.

Lo que sí cambia es el interior (aunque no hay imágenes). El puesto de conducción es el mismo, el señor Mayländer debe centrarse únicamente en la pista, pero la zona de su copiloto dispone de muchos dispositivos de control. La comunicación es esencial en los momentos de peligro, por eso el Tibbetts podrá saber en todo momento la situación de la carrera mediante la radio y las pantallas con emisión de imágenes en directo.

Otro aspecto que no ha sufrido modificación alguna ha sido la mecánica. De serie el AMG GT S llega con un V8 biturbo de cuatro litros que se ha conservado. La potencia de salida es de 510 CV, 61 menos que su predecesor. Sin embargo las mejoras técnicas y la reducción de peso permiten que el nuevo Safety Car muestre mejores cifras de rendimiento. Las va a necesitar para hacer bien su trabajo.

La unidad médica también se ha modernizado, ahora es un Mercedes C 63 AMG Estate con 510 CV

El Mercedes AMG GT S F1 Safety Car pronto entrará en funcionamiento. Apenas una semana queda para que se dé el pistoletazo de salida a la temporada 2015. El Gran Premio de Australia será el escenario de la primera batalla del año, una pena que Fernando Alonso no pueda acudir. Esperemos que este año el coche de seguridad tenga menos trabajo, ya que el año pasado salió a pista en 10 de las 19 carreras que se disputaron. Si no se le ve, es buen síntoma, aunque seguro que se le oye, gracias al escape modificado que le han instalado.

Mercedes AMG GT S F1 Safety Car, dispuesto para dirigir las carreras
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto