¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes AMG GT, potencia desatada de origen alemán

7

Bueno, pues ya está aquí, el Mercedes AMG GT ya es un producto real, al igual que su descomunal V8 biturbo de cuatro litros y 510 CV. Después de multitud de fotos espía, de teaser y de datos previos, el Mercedes AMG GT ya está aquí con un aspecto inconfundible y un rugido voraz.

El Mercedes AMG GT llega con una pesada carga sobre sus hombros. Desde el 300 SL Gullwing al pasado SLS AMG, la tradición de Mercedes por este tipo de modelos ha logrado que podamos ver algunos de los coches más espectaculares de todos los tiempos. Esperemos que tanto el AMG GT, como el GT S, sepan estar a la altura, aunque una cosa está clara, por presencia y motor no será.

Hay que reconocer que Mercedes no ha arriesgado en exceso en el campo del diseño, su estilo claramente nos recuerda al SLS. Los alemanes se han centrado principalmente en dotar al AMG GT de una estética más actualizada y curvilinea, acorde con las líneas generales que presenta toda la gama actual. En muchos aspectos recuerda a un SL por delante y a un Clase S Coupé por detrás, una pena que no hayan arriesgado un poco más.

La parte frontal presenta una parrilla frontal muy baja pero de gran tamaño, con la tradicional estrella de tres puntos insertada en el centro. Debajo se sitúan las entradas de aire, dos a los lados y una más pequeña en la parte central. Todo el aire posible es necesario para darle vida a ese motor V8. El largo capó que le da cobijo termina al llegar al espacio de la cabina, igual de corta en este caso que en el del SLS, pero con una forma más redondeada y con parte del techo de cristal.

Más adelante nos encontramos con una trasera corta, muy corta, con un voladizo apenas existente. Igualmente encontramos unos faros estrechos y alargados, que emplean tecnología LED. Es llamativo el gran tamaño que presenta el portón del maletero, quién diría que no estamos ante un shooting break. Integrado en él se encuentra el alerón retráctil que pega el coche al asfalto a altas velocidades. No podemos olvidarnos de las salidas de escape que presenta la zaga, descomunales, dos tubos rectangulares, nos hacen ver que estamos ante algo muy serio.

El resto del diseño lo completan unas llantas de 20 pulgadas de nuevo diseño, con múltiples radios dobles. Hay que destacar que para esta ocasión, el Mercedes AMG GT prescinde de las características alas de gaviota que tan famoso hicieron al SLS. Es una verdadera pena, era un rasgo muy bueno, pero mirándolo por el lado bueno, seguro que se ha ganado en comodidad.

En el interior no nos encontramos sorpresa alguna, ya que la propia Mercedes se encargó de desvelar el secreto hace mucho tiempo, difundiendo dos imágenes del mismo. Podríamos definirlo fácilmente como un diseño minimalista. Apenas una pantalla, cuatro respiraderos de la ventilación y el control digital de las funciones. Además hay que sumar ocho botones laterales que sirven para varias funciones, desde el arranque hasta la configuración de diversos parámetros, incluidos el botón AMG que activa la versión más radical de todas.

En el cuadro de instrumentos, se sigue apostando por grafismos analógicos en las dos grandes esferas presentes. Una pequeña pantalla central indica el consumo y el estado del motor. Por su puesto no podemos decir el material que emplean, pero está claro que siendo el coche que es, serán de la mejor calidad. Incluso AMG ha estampado su sello en el cuero que forma parte de la consola central.

Pura potencia y dinamismo para el Mercedes AMG GT

Aquí tampoco tenemos ninguna sorpresa, Mercedes ha decidido montar un V8 de cuatro litros biturbo de nueva fabricación. El motor será capaz de presentar dos potencias diferentes, en el GT normal se quedará en 462 CV mientras que para la versión GT S llegará hasta los 510 CV. Esto significa que la pérdida de potencia mínima respecto al SLS es de 61 CV. Sin embargo los ingenieros se las han apañado para igualar las prestaciones, en parte gracias a los 231 kilogramos de ahorro.

Con las cifras en la mano podemos decir que es verdad, mientras que el SLS AMG era capaz de hacer un 0 a 100 Km/h en 3,8 segundos, y alcanzar los 317 Km/h. El AMG GT normal es dos décimas más lento, cuatro segundos, mientras que el AMG GT S sí que iguala la cifra. Sin embargo en velocidad punta ocurre lo contrario, ninguno es capaz de igualarla, la versión más descafeinada se queda en 305 Km/h y la más potente en 310 Km/h, nada mal la verdad.

Mercedes se jacta de haber mejorado uno de los puntos fuertes su hermano predecesor, el manejo. Toda la potencia se manda al eje trasero, con un reparto de peso del 47% sobre el frontal y un 53% sobre la trasera. Un diferencial electrónico de deslizamiento limitado y la caja de cambios automática de siete velocidades y doble embrague permiten gestionar la potencia de forma controlada. Para detener toda esta locura desenfrenada Mercedes opta por unos discos de frenos, casi igual de grandes que las llantas, que tienen como opción el empleo de materiales carbocerámicos.

Los precios de salida rondarán los 138.000 euros para el GT y 150.000 euros para el GT S

La seguridad ha sido uno de los elementos fundamentales en el desarrollo del AMG GT. De serie cuenta con un elevado contenido de elementos de seguridad, tanto activa como pasiva. En realidad estamos hablando de configuraciones más típicas de la Clase S. Pre-Safe, Parktronic, cámara de visión trasera, asistente de carril, detector de señales...esta es una pequeña muestra del nivel tecnológico disponible a bordo

Como es lógico el Mercedes AMG GT tendrá un lugar de honor esperándole en el Salón de París 2014. Más tarde, ya casi con el comienzo del año nuevo, se iniciará la comercialización, llegando las primeras unidades a los concesionarios a primeros del 2015. En un futuro se espera que lleguen los modelos roadster y el más deportivo Black Series, al que ya hemos podido ver y del que os hablamos hace unas semanas.

Noticias relacionadas

Mercedes AMG GT, potencia desatada de origen alemán
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto