¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Pérez admite sus dificultades: «Nada de lo que hacía funciona con este coche»

    Sergio Pérez tiene aún mucho trabajo por delante en Red Bull.

    El inicio de temporada está siendo especialmente complicado para los pilotos que se estrenan este año con un nuevo equipo, ya que la pretemporada ha sido inusualmente corta y la reglamentación ha reducido la duración de los entrenamientos libres.

    Llevamos mucho tiempo hablando de ello con Carlos Sainz y Fernando Alonso, pero lo cierto es que el resto de pilotos que han cambiado de equipo este año tienen también dificultades para alcanzar su máximo potencial.

    Es el caso de Sergio Pérez, que además tiene ante sí el reto de rendir frente a Max Verstappen y en un equipo que en los últimos años no ha sido capaz de ofrecerle a su segundo piloto un entorno en el que brillar.

    «Todo tiene que ser muy consciente en cada curva, nada llega de manera natural todavía»

    De momento, el mexicano está sirviéndose de su experiencia para ofrecer destellos de calidad, pero en líneas generales sigue lejos del nivel de Max Verstappen y aún tiene camino por delante para adaptarse a la situación.

    «Muy poco de lo que solía hacer funciona en este coche», admite Sergio Pérez, que viene de una etapa de siete años con Force India/Racing Point. «En ese sentido, estoy teniendo que adaptarme a un nuevo estilo en carrera, en clasificación, en los libres con diferentes cargas de combustible».

    «Todo tiene que ser muy consciente en cada curva, nada llega de manera natural todavía. Pero vemos un buen progreso en ese sentido, en Portugal estaba muy cerca (de Verstappen) en ritmo de carrera. Estoy tomando el enfoque de que primero necesito adaptarme al auto», ha explicado el mexicano.

    Sin duda, el hecho de haber tenido sólo un día y medio de pretemporada y que los entrenamientos de los viernes se hayan reducido en un tercio tampoco ayuda. «Hemos tenido un tiempo de pista tan limitado este año en los test y también en los entrenamientos libres que todo sucede muy rápidamente. Así que es muy difícil hacer cualquier trabajo como cuando teníamos más tiempo, ahora realmente haces un par de tandas y el día ha terminado».

    Al menos, Pérez tiene en Verstappen la mejor referencia posible para saber dónde está el límite del coche, por lo que no duda en reconocer que, al menos de momento, su trabajo se basa en la dirección tomada por el neerlandés a nivel técnico y de pilotaje.

    «Tengo una referencia muy fuerte en Max, que obviamente está sacando el 110% del coche desde los primeros libres hasta el domingo, así que creo que primero necesito llegar a ese nivel y luego avanzar. Esa es mi opinión. No tiene sentido seguir otra dirección porque me voy a perder, así que estoy trabajando de una manera muy similar a la de mi compañero de equipo», ha concluido.

    Fuente: FIA / Fotos: Red Bull Content Pool