¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Racing Point aclara la polémica surgida tras incorporar la suspensión trasera del W11 al RP20

    Racing Point utiliza las suspensiones traseras del Mercedes W11 desde Sochi.Racing Point

    El Racing Point RP20 ha creado este año mucha polémica por su extraordinario parecido con el Mercedes W10 de 2019. Algo que se ha reavivado a raíz de la incorporación al coche de la suspensión trasera del W11 de la presente temporada.

    Este 2020 será recordado por muchas cosas en la Fórmula 1, pero posiblemente la principal polémica la ha protagonizado el Racing Point RP20, que con su extraordinario parecido al Mercedes del año pasadoha permitido al equipo afincado en Silverstone ascender varias posiciones en la parrilla.

    Tras la denuncia de Renault en julio, se sucedieron semanas de polémica y la FIA acabó multando a Racing Point con 400.000 dólares y 15 puntos del campeonato de constructores por uso indebido de información procedente de Mercedes. Tras varias apelaciones, finalmente el tema quedó zanjado y olvidado… por poco tiempo.

    «Lo hemos aclarado con la FIA y no tienen ningún problema»

    Y es que Racing Point decidió incorporar en el pasado Gran Premio de Rusia la suspensión trasera del Mercedes W11 de este mismo año, lo que de nuevo provocó críticas de algunos de sus rivales. Esto también está relacionado con una laguna del reglamento que permitirá a AlphaTauri y Racing Point utilizar piezas de 2020 de Red Bull y Mercedes para sus monoplazas de 2021, mientras el resto verá congeladas sus configuraciones actuales.

    Ponerse al día, no tomar ventaja

    Algo que Andrew Green, director técnico de Racing Point, ha respondido afirmando que su equipo no tomará ventaja, ya que lo único que hará será ponerse al día en relación al resto de equipos. «El tren trasero es sobre lo que estamos diseñando el coche del año que viene. Es una actualización de la suspensión de 2020, no la de 2021. La que estábamos utilizando era de 2019. Lo que quieren hacer es penalizarnos y que utilicemos piezas de hace dos años en lugar de ponernos al día».

    Green asegura que el nuevo monoplaza será diseñado sobre la base de esta suspensión trasera de especificación 2020, por lo que considera que «no es como si Racing Point obtuviera una ventaja y llevara piezas de 2021 en el coche. Sólo nos hemos puesto al día con lo que el resto utiliza. Las reglas nos permiten hacerlo, lo hemos aclarado con la FIA y no tienen ningún problema».

    Tanto Racing Point, como AlphaTauri y Haas, se sirven de piezas de la temporada anterior de Mercedes, Red Bull y Ferrari para abaratar costes y garantizar un cierto nivel de competitividad. Algo que el reglamento permite. Sin embargo, en 2021 estos tres equipos contarán con la misma especificación que el resto y no una de la temporada pasada, a pesar de no haber invertido en su diseño, fabricación y desarrollo.

    En cualquier caso, Green insiste en que «las reglas, tal como están escritas, permiten a los equipos llevar la especificación 2020 en sus coches, lo cual creo que es justo. El hecho de que eligiéramos, antes de que comenzara el COVID, utilizar la suspensión de 2019, no debería ser utilizado en nuestra contra. Por lo tanto, se nos debería permitir llevar nuestro coche a las mismas especificaciones que las de todos los demás», concluye.

    Fuente: Crash.net / Fotos: Racing Point