¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP HungríaRäikkönen escenifica el desastre de Ferrari en Hungría

    Sebastian Vettel sólo pudo alcanzar la quinta posición, superando como era de esperar por los pilotos de Mercedes y Red Bull.

    Kimi Räikkönen cae en una caótica Q2 y tendrá que remontar en la carrera del domingo. El finlandés sale decimocuarto.

    Los entrenamientos libres habían dejado claros síntomas de una Scuderia Ferrari desinflada y la complicada sesión de clasificación del GP de Hungría no hizo más que confirmar la dolencia. Con Kimi Räikkönen eliminado en Q2 tras una mala gestión de los 'tiempos' de la sesión, la Q3 mostró la cruda realidad de esta fase de la temporada. Mientras que Mercedes marcaba un doblete y Red Bull se postulaba como su único rival por la pole, Sebastian Vettel se tenía que conformar con la quinta posición de la parrilla en Hungaroring.

    Sebastian Vettel se mostraba bastante decepcionado con su resultado final: "No estoy contento con la quinta posición, porque pienso que podría haber sido mejor. Fue un buen lío el principio de la sesión, pero al final creo que hemos tenido un buen rendimiento con el coche. Hemos mejorado, pero por desgracia el resultado no lo demuestra. El ritmo estaba ahí, pero no fuimos capaces de alcanzar nuestro objetivo. Es una pena porque una bandera amarilla nos ha atrapado y el tráfico también ha sido un incordio".

    Por estos dos detalles, Vettel no se rinde de cara a la carrera: "Creo que tenemos el ritmo suficiente para competir por el podio mañana. Esperemos tener un buen comienzo y luego veremos lo que podemos sacar de ahí. Es una carrera larga, cualquier cosa puede suceder. Creo que en el ritmo de carrera somos más rápidos que a una vuelta, así que vamos a intentar hacer la estrategia más rápida posible para intentar mejorar. Si la ocasión se acerca tenemos que estar inteligentes para aprovechar cada situación".

    A pesar de ello, sin duda Kimi Räikkönen es el reflejo del fracaso del equipo de Maranello en la jornada del sábado en Hungría: "Estoy decepcionado con el resultado de esta clasificación. Es una verdadera pena porque el coche ha funcionado bien durante todo el fin de semana e incluso en condiciones de mojado el rendimiento era muy bueno. Pero el resultado final es que estamos muy lejos de donde deberíamos estar. Al final de la Q2 salí e hice una vuelta decente, pero las condiciones mejoraron con el paso de las vueltas y por desgracia no pude pasar a la Q3".

    "Da igual cuál sea la razón cuando las condiciones son tan complicadas como en el día de hoy. Tratamos de hacer las cosas bien, pero por desgracia, este resultado nos hará pagar un precio muy caro en la jornada de mañana. Será muy difícil escapar de la parte trasera del gurpo, pero no nos vamos a rendir. Haremos nuestro mejor esfuerzo porque la velocidad está ahí y estoy seguro de que podemos hacer algo" ha concluido el piloto finlandés.

    Fotos: Ferrari

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto