¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Red Bull, el primero en quejarse de la propuesta de Ecclestone

    Esta misma semana, Bernie Ecclestone admitió que estaba valorando la posibilidad de modificar el reparto de ingresos destinado a los equipos, de modo que sea más equitativo y los más modestos reciban una parte considerable de lo que ahora se reparten los grandes.

    Bernie Ecclestone anunció el pasado 27 de junio que estudiaba una modificación del reparto de ingresos procedentes de los derechos de explotación del campeonato, algo que está tipificado en el Pacto de la Concordia vigente hasta 2020.

    En dicha propuesta que Ecclestone baraja, se destinaría una parte actualmente recibida por Ferrari, McLaren, Red Bull y Mercedes en concepto de equipos históricos, y se le daría al resto de equipos. Habría un reparto equitativo para cada equipo, más una bonificación por resultados.

    Christian Horner ha sido el primero en rechazar esa propuesta, afirmando que “es como todo, tienes que estar cómodo con la cantidad de dinero que estás recibiendo. Si el dinero sube para todo el mundo, es un problema menor que si el dinero sube para unos y baja para otros. Así que, si llegan más ingresos a este deporte, el promotor podrá decidir cómo dividirlos, pero todos los equipos tendrán un problema si sus ingresos bajan.

    "Somos, probablemente, la única empresa que promueve con efectividad la F1"

    Horner no cree que el actual sistema, que establece una diferencia cercana a los 100 millones de euros anuales entre el equipo que más recibe y el que menos, sea injusto o haya que modificarlo y defiende el derecho de Red Bull a recibir el bonus. “(Los bonus) se centraron en otros aspectos de Red Bull en la F1. Somos, probablemente, la única empresa/equipo que promueve con efectividad la F1 a través de nuestras actividades de espectáculos de coches y actividades que tenemos en todo el mundo. Fuimos el primer equipo en estar de promoción con el coche en Bakú, tal vez eso fue uno de los factores que contribuyeron a que ellos se decidieran por llevar un Gran Premio a su ciudad. Hemos llevado coches hasta las montañas, las playas, lugares en los que no se puede esperar ver un monoplaza de Gran Premio, sacándolos de los circuitos para que lleguen al gran público”, recordó el máximo responsable deportivo de Red Bull.

    Además, Horner recuerda la fuerte influencia de la marca en el propio campeonato, en el que cuenta con “dos equipos en el mundial y un circuito con un Gran Premio. A ver cómo decide (Ecclestone) repartir los ingresos. Y si los equipos deciden negociar un paquete, algo que rara vez funciona. Va a ser un período interesante”, declaró Horner.

    Se confirma, una vez más, que los equipos tienen reticencias a la hora de adoptar una posición de unidad y, especialmente los equipos poderosos, toman decisiones en función de sus intereses, dejando de lado en muchas ocasiones el interés general de la Fórmula 1.

    Fotos: Red Bull Racing

    Fuente: Motorsport.com