¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Reglamento F1 2022: esto es todo lo que cambia en los coches

    Reglamento F1 2022: esto es todo lo que cambia en los coches
    Llega la revolución: el nuevo reglamento de 2022 lo cambiará todo.
    David Plaza
    David Plaza15 min. lectura

    Se ha hecho esperar, pero la nueva era de la Fórmula 1 llega por fin con la entrada en vigor del nuevo reglamento técnico. Te contamos todos los cambios que se producirán y el objetivo que la categoría quiere conseguir con ellos.

    Han pasado más de dos años desde que la FIA y la Fórmula 1 presentaran el nuevo reglamento técnico de la categoría, un texto normativo destinado a revolucionar las carreras y convertirlas en un espectáculo mucho más atractivo para los aficionados, socios y marcas involucradas.

    El plan inicial era introducirlo en 2021 conjuntamente con el nuevo reglamento financiero que incluye un límite presupuestario (será de 140 millones de dólares este año), pero la pandemia acabó por forzar a todas las partes a acordar su aplazamiento hasta 2022.

    Finalmente, ese momento ha llegado y, mientras los equipos ultiman sus renovados monoplazas, nosotros nos metemos de lleno en las novedades que la nueva temporada nos trae. Recientemente, te hablamos de todos los cambios relacionados con los pilotos, equipos, pretemporada y calendario. En este artículo profundizaremos en el reglamento.

    los Objetivos clave del nuevo reglamento

    • Competición cercana e intensa
    • Simplificación del coche
    • Desensibilización de ciertas áreas, lo que conduce a un menor diferencial de rendimiento
    • Alerón delantero más simple con vórtices más débiles: menos capaz de controlar la estela de la rueda delantera
    • Sin barge boards
    • Efecto suelo: difusor largo debajo del pontón
    • Ciertos componentes prescritos en áreas de gran sensibilidad

    Una filosofía radicalmente distinta

    Lo primero que debemos tener claro es que todos los cambios realizados tienen un objetivo común: hacer que las carreras sean más interesantes. En los últimos años, a menudo la competición ha carecido de interés a consecuencia de la imposibilidad de los pilotos de acercarse a sus oponentes para intentar los adelantamientos. La intención de la FIA y la Fórmula es cambiar esto.

    Para ello es clave conseguir que el nuevo monoplaza sea menos sensible a las turbulencias generadas por el coche que rueda delante. Esto se consigue de dos maneras:

    1. Reduciendo la generación de estela turbulenta aerodinámica
    2. Reduciendo la dependencia aerodinámica de elementos sensibles a dichas turbulencias

    Así las cosas, el equipo de trabajo de Ross Brawn, director deportivo y gerente de la Fórmula 1, ha ideado un coche que reduce notablemente su dependencia de la carga aerodinámica que los alerones son capaces de generar, pues son elementos que pierden mucha efectividad cuando reciben turbulencias.

    Así nos contaba David Moreno las novedades de 2022 (en ese momento previstas para 2021) cuando se hicieron oficiales.

    En concreto, el alerón delantero es crucial en este sentido, por lo que en la nueva reglamentación se ha reducido su capacidad -así como el potencial turbulento del alerón trasero-, trasladando la responsabilidad principal de generar agarre al efecto suelo.

    De este modo, el nuevo monoplaza de Fórmula 1 debe ser más estable en su comportamiento y también más capaz de rodar pegado a otros coches sin sufrir caída de rendimiento.

    La aerodinámica y el efecto suelo

    Este fenómeno aerodinámico tuvo su auge en la Fórmula 1 durante la década de los años 70 y 80, cuando genios como Colin Chapman o Gordon Murray explotaron al máximo esta filosofía.

    El efecto suelo se basa en las leyes de dinámica de fluidos y guarda relación directa con la velocidad y la presión. En concreto, es el fenómeno aerodinámico por el cual se genera un efecto de succión a consecuencia de una diferencia de presiones existente entre su parte inferior y superior cuando un cuerpo circula muy pegado al suelo.

    Representación gráfica de los túneles que generan el efecto suelo bajo el coche.

    En realidad el principio de funcionamiento es el mismo que el de los alerones, con la excepción de que todo el monoplaza se utiliza como una gran ala invertida mediante la generación de un canal inferior de grandes dimensiones y finalmente conectado a un difusor de mayor tamaño.

    Esto permite prescindir de elementos tan complejos y sensibles como los bargeboards, aletines, generadores de vórtices y demás aditamentos aerodinámicos que los Fórmula 1 han ido incorporando con el paso de los años para intentar gestionar el flujo aerodinámico del modo más efectivo posible, pero que ha provocado una dependencia excesiva de condiciones ideales para rodar.

    Paralelamente, los alerones delantero y trasero se simplifican para que generen menos carga aerodinámica, lo que redunda en una menor generación y sensibilidad a las turbulencias.

    Los neumáticos

    Otro de los elementos estrella de esta temporada es el nuevo neumático resultante de unas llantas de 18 pulgadas que sustituyen a las tradicionales de 13 pulgadas. Durante muchos años, la Fórmula 1 se ha negado a adaptarse a las nuevas tendencias de la automoción comercial, que apuesta por neumáticos de perfil bajo.

    En 2022 ese cambio se asume finalmente, por lo que la dinámica de los vehículos cambia por completo, ya que las antiguas ruedas de 13 pulgadas generaban un efecto amortiguador muy superior, siendo también menos reactivas a los cambios de dirección.

    Los nuevos neumáticos fueron validados en el test de Abu Dhabi celebrado en diciembre.

    Las nuevas ruedas de 18 pulgadas obligan a un cambio total de concepto en las suspensiones y también es de esperar que la reacción a los cambios de dirección sea notable, pues las paredes del neumático serán más rígidas. Indirectamente, estos neumáticos también provocarán un aumento de peso en el coche, así como una menor visibilidad para los pilotos, ya que obviamente aumenta el diámetro y la altura de los mismos en relación al habitáculo.

    También será importante comprobar hasta qué punto Pirelli ha conseguido los objetivos marcados para este nuevo neumático. El anterior era excesivamente sensible al sobrecalentamiento, lo que combinado con la mayor sensibilidad de los monoplazas impedía que los pilotos atacaran a sus oponentes con insistencia, pues rápidamente los neumáticos perdían rendimiento.

    Objetivos para los neumáticos de 18 pulgadas

    • Reducción del sobrecalentamiento para que los pilotos puedan forzar el ritmo durante la carrera.
    • Un rango de temperatura de trabajo más amplio, para reducir los problemas para conseguir que los neumáticos alcancen la temperatura adecuada y para reducir la facilidad con la que se sobrecalientan.
    • Reducción de la degradación térmica.

    Con su nuevo producto, Pirelli espera ofrecer neumáticos más estables y capaces de soportar el sobrecalentamiento, permitiendo con eso a los pilotos atacar de manera más constante a sus rivales, lo que redundará en un mayor número de oportunidades de adelantamiento.

    La seguridad y el peso

    La FIA lleva décadas luchando en el bando de la seguridad con el objetivo de evitar desgracias. Accidentes fatales como el de Anthoine Hubert en Spa en 2019 o el incendio de Romain Grosjean en Bahréin 2020 han provocado modificaciones en la estructura de los monoplazas con el objetivo de minimizar los riesgos -siempre presentes- de la competición.

    Esto no sólo hará que los nuevos coches sean más seguros, sino también más pesados. En los últimos años, la escalada en este sentido ha sido espectacular y en 2022 el peso mínimo de los coches ascenderá hasta los 790 kg, cifra que contrasta notablemente con la anterior de 752 kg.

    Elementos que contribuyen al aumento de peso en 2022

    • Llantas más grandes
    • Masa del neumático
    • Unidad de potencia (+5 kg)
    • Ciertas piezas estándar o prescritas
    • Componentes de seguridad

    «Los cambios más importantes se producen en el morro, que puede absorber alrededor de un 50% más de energía en un impacto. También en los laterales del coche, que son aproximadamente el doble de resistentes a un impacto lateral», confirmó en su momento Nicholas Tombazis, responsable técnico de monoplazas de la FIA.

    «Hemos implementado mejoras en el reposacabezas del piloto y en el tanque de combustible. Hicimos que sea mucho más difícil que los restos se esparzan por la pista, lo que lo pone en peligro a otros coches», amplió el exingeniero de Benetton, Ferrari y McLaren.

    El motor

    Aunque la unidad de potencia de los monoplazas será esencialmente la misma que en 2021, se producirán pequeños cambios que es necesario tener en cuenta. En esencia, debemos saber que el bloque seguirá siendo el V6 1.6 turbo híbrido, aunque con mayores restricciones en el uso de materiales y con la estandarización de piezas como la bomba de combustible.

    • Reducción de costes a través de:
      • Restricciones en materiales (comercialmente disponibles)
      • Incremento de peso
      • Sin exclusividad en las células de las baterías y el proveedor de turbocompresores
      • Bomba de combustible HP estándar
    • Obligación de igualdad de especificaciones entre fabricantes y equipos cliente

    Además, se incrementa la apuesta por el uso de combustibles sostenibles. La normativa de 2021 preveía que los coches utilizaran combustible con al menos un 5,75% de biocomponentes. En 2022, la proporción de biocomponentes aumentará al 10%. Eso se logrará mediante un cambio a combustible E10, actualmente presente en las estaciones de servicio.

    Finalmente, hay que destacar que el 28 de febrero entra en vigor el periodo de congelación de las unidades de potencia que finalizará en 2025. Esta será la fecha límite que los motoristas tendrán para homologar los motores con los que competirán este y en años sucesivos con el objetivo de reducir los costes al mínimo. A partir de ese momento, la FIA sólo estudiará habilitar modificaciones basadas en reducción de costes o mejora del a fiabilidad.

    ¿Quieres profundizar aún más en los detalles del nuevo reglamento técnico de 2022? No te pierdas este artículo elaborado con ese fin.

    El reglamento deportivo

    Hemos hablado largo y tendido de las principales novedades que nos ofrece el reglamento técnico, pero también se producen novedades en el texto deportivo, aunque estas son de menor calado.

    Los principales cambios guardan relación con el formato de los fines de semana de carrera. Por un lado, y con el ánimo de permitir a los equipos mayor margen de maniobra, las actividades relacionadas con los medios de comunicación se trasladan del jueves por la tarde al viernes por la mañana. Además, en las mismas se creará un evento de presentación de las novedades técnicas de cada monoplazas con los responsables técnicos de los equipos a disposición de los medios de comunicación.

    Esto propiciará que los entrenamientos libres se disputen íntegramente los viernes por la tarde. A partir de ese momento, el fin de semana transcurrirá con normalidad. Eso sí, seis de los 23 Grandes Premios de la temporada utilizarán el formato de carrera de clasificación al sprint probado en tres eventos del año pasado. A falta de confirmación oficial, las citas seleccionadas son Bahréin, Emilia Romaña, Canadá, Austria, Países Bajos y Brasil.

    Finalmente, también cabe destacar que el Gran Premio de Mónaco pasará a disputarse en tres días consecutivos, desapareciendo la tradicional presencia de los Fórmula 1 por las calles del Principado los jueves.