¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault defiende la legalidad de la posición de su escape

El equipo francés ha llevado el reglamento al límite utilizando los gases del motor para soplar el plano principal del alerón trasero.

La normativa determina un área en la cual debe situarse el escape, así como una inclinación máxima que no puede sobrepasarse.

Una de las innovaciones más llamativas de la pretemporada ha sido la posición del escape del motor que Renault ha elegido para su nuevo RS.18, que tan buenas sensaciones ha dejado durante las ocho jornadas de test.

La formación francesa ha aprovechado la exigua libertad que el reglamento permite para sacar partido de los gases del motor, colocando el escape en la posición más elevada e inclinada posible (5 grados), de modo que éste sople sobre la parte inferior del plano principal del alerón trasero, aumentando de ese modo la carga aerodinámica.

Con la llegada en 2014 de los motores híbridos V6 turbo, la FIA quiso atajar el soplado de los difusores recolocando la posición del escape del motor en la zona central del coche y con una limitación concreta de altura e inclinación. De ese modo, acabaría con la costosa inversión económica de los mapas motor específicos para conseguir que, en curva lenta y durante la fase de frenada, el motor siguiera soplando la zona superior del difusor para proporcionar agarre adicional en dichas condiciones.

El escape del Renault RS.18 sopla sobre la parte inferior del plano principal del alerón trasero, que incluso ha sido cubierta con protectores térmicos.

Pero con la instauración del nuevo reglamento de de 2017 volvieron a introducirse en la Fórmula 1 los denominados Monkey seat, que son algo así como minialerones colocados de modo que el escape sopla directamente sobre ellos, proporcionando carga aerodinámica. La FIA detectó que se intentaba emular el mismo efecto de antaño -aunque a un nivel muy inferior -y, de acuerdo con los equipos, aprobó su eliminación para 2018.

Ahora Renault intenta paliar en parte la pérdida del Monkey seat con la recolocación del escape, pero Nick Chester, director técnico del equipo, rechaza los comentarios que sugieren su ilegalidad. “No hemos escuchado nada al respecto por el momento. Puedes colocar el escape en un área determinada de la carrocería y nosotros lo hemos hecho en la zona más alta. Por el momento no es algo que nos preocupe”.

Nick Chester defiende que el escape está colocado dentro del espacio delimitado por el reglamento, por lo que no hay lugar a cualquier otra interpretación. “Todos debemos tener un escape y todos ellos soplan al alerón trasero en cierto modo. La razón por la que se estableció un área para el escape fue para limitar ese efecto. No veo dónde está el problema de poner el escape en la zona más alta de ese área”, sentenció.

Fotos: Renault Sport F1 | Motor.es

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto