¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP BrasilSainz: "Conseguir más de un sexto puesto hoy era difícil"

    Sainz ha finalizado en sexta posición en la caótica carrera de Interlagos, igualando así su mejor resultado en la Fórmula 1.

    El español no cometió ni un sólo error y convirtió las debilidades de su monoplaza en virtudes bajo la lluvia.

    Carlos Sainz ha finalizado sexto en Interlagos, igualando así el resultado cosechado en Austin y Barcelona. Con su mejor resultado de nuevo bajo el brazo, el piloto de Toro Rosso se mostraba muy satisfecho después de completar sin ni un sólo error una carrera muy compleja en la que el aquaplaning ha sido una tortura para todos los pilotos. El español, que llegó a rodar cuarto durante gran parte de la prueba, sucumbió en la recta final del Gran Premio al empuje de los pilotos que venían con neumáticos de lluvia extrema más nuevos. Con todo, este sexto puesto vuelve a ser "inesperado".

    "Estoy súper contento" afirmaba con una sonrisa Carlos Sainz. "La lluvia llegó, era lo que necesitábamos, y aprovechamos la oportunidad. Conseguir más de un sexto puesto hoy era difícil. He intentado toda la carrera seguir a 'Checo', llevábamos un ritmo similar y al final con los neumáticos extremos muy usados había mucho aquaplaning y los que venían con neumáticos nuevos como Verstappen nos han adelantado. Es otro sexto que no nos esperábamos, no se puede estar más contento".

    En esta línea, el piloto de Toro Rosso afirmaba: "Ya dije que si llovía se podía optar a algo. No he mentido porque sabía que en seco era imposible hacer un sexto y si llovía era posible. Acabar la carrera ya es un logro por la cantidad de aquaplaning que había y la poca visibilidad. La gente dirá desde casa que esto ya no es la F1 de antes, pero con este neumático que llevamos y el agua que había no era fácil. Ya habéis visto cuantos se han chocado en la misma curva".

    En relación a los intereses contrapuestos de los pilotos para parar o continuar la carrera, Sainz afirmaba: "Cada uno vela por su propio interés. Estoy convencido que Hamilton, sin nadie por delante, le apetecía correr, pero el que estaba decimoprimero, sin ver nada y a 300 km/h, pudiéndote encontrar un coche de enfrente, no le hacía mucho gracia. El problema es cuando pasas varias vueltas del Safety Car, porque al final viene más agua. O correr o no correr, pero esas tandas largas detrás del Safety Car eran peor para las condiciones del circuito. Al final no ha pasado nada, así que no se ha debido hacer tan mal".

    Con todo, Sainz afirmaba estar ante uno de los Grandes Premios más complicados que ha disputado: "Es una de las carreras más difíciles que he hecho en mi vida. La gente no sabe lo que es llevar casi 900 CV sin poder ir a fondo en séptima a 300 km/h y perder el coche sin voluntad propia en la recta. A veces se subestima lo que es, sobre todo no ver nada. Cuando Kimi ha hecho el trompo yo iba totalmente por dentro y me lo he encontrado. He visto un coche rojo por delante a diez metros mío, lo justo para esquivarlo y no tener un accidente".

    Por último, el piloto madrileño concluía: "Hemos aguantado bastante bien a coches que en seco nos sacan dos segundos por vuelta. Aunque en mojado se reduce esta ventaja, ese segundo por vuelta me lo van a meter siempre porque es la ley de la F1. Aguantarles mucho rato con un neumático muy usado es para estar contento".

    Fotos: Toro Rosso