¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AustriaSainz, deseoso de compartir parrilla con Alonso: «Nos vamos a divertir»

    Sainz, deseoso de compartir parrilla con Alonso: «Nos vamos a divertir»
    Sainz y Alonso compartieron equipo en los test de Bahréin en abril de 2019.
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz9 min. lectura

    Alonso es uno de los mejores pilotos de la Fórmula 1 para Sainz, algo que éste ya ha dejado claro en el pasado, pero pelear con él cara a cara incluso por un campeonato en función de como lleguen a 2022 es impensable por el momento.

    Los 26 puntos obtenidos por McLaren en el primer Gran Premio de esta temporada inédita deja a los de Woking en segunda posición en el Mundial, una posición soñada favorecida, a partes iguales, por el excelente rendimiento mostrado por el MCL35 en el Red Bull Ring y el batacazo de Ferrari que se materializó en la sesión de clasificación del sábado. Los dos equipos de la formación papaya demostraron ser capaces de exprimirlo al máximo, cada uno a su manera, con el segundo GP en tierras austriacas como la prueba de la verdad que determinará su posición real.

    Sin embargo, la vuelta de Fernando Alonso a Renault a partir del año que viene, la noticia bomba de última hora, ha sido uno de los mayores focos de atención en la rueda de prensa de Carlos Sainz de cara a este fin de semana. «Contento, tengo muy buena relación con él», comentó el #55 al respecto. «Es una buena noticia para la Fórmula 1; la Fórmula 1 es para los mejores pilotos, y él es uno de ellos. Creo sinceramente que nos vamos a divertir el año que viene», agregó.

    «Es una buena noticia para la Fórmula 1; la Fórmula 1 es para los mejores pilotos, y él es uno de ellos»

    Preguntado por si el retorno del asturiano elevaría para él la tensión relativa a sus apariciones en la prensa, el madrileño negó la mayor. «Lo de la presión mediática no lo veo como algo negativo. Nunca me lo había planteado como algo negativo, estoy contento porque lo único que va a hacer que vuelva Fernando es que la atención por la Fórmula 1 en España sea todavía más grande de lo que iba a ser ya teniendo un piloto español en Ferrari», explicó Sainz, asegurando que este movimiento tan llamativo estará plagado de positividad.

    «Nunca me lo he planteado, la verdad», espetó acerca de la posibilidad de que ambos estén disputándose el campeonato del mundo de aquí a dos años. «Lo que sí está claro es que, normalmente, cuando luchas por un Mundial luchas con los mejores, y a mí personalmente me gustaría que esos mejores estuviesen en el coche correcto, porque así tiene más valor todo lo que consigues. No me importaría, sería realmente una situación rara o inesperada después de estos últimos años con lo que nos ha costado a los dos estar en un coche competitivo. No descarto nada»

    Dar solución a los problemas

    El equilibrio del MCL35 jugó una mala pasada al #55 en el primer GP del año.

    El propio Sainz mencionó tras la primera clasificación del año que el hecho de sufrir problemas constantes con el balance del monoplaza no le permitió extraer todo el rendimiento a su monoplaza. A la pregunta de Motor.es relativa a si había encontrado ya una solución a este contratiempo, el español garantizó que no pararán hasta dar con el problema.

    «Por supuesto que estamos intentando buscar las razones por las que el fin de semana pasado no fui lo suficientemente cómodo con el coche… tanto en clasificación como en carrera, ¿eh? No como llegué a ir el año pasado hacia el final de temporada», analizó. «Estamos trabajando en ello, vamos a probar set-ups diferentes el viernes, a ver si conseguimos encontrar algo, y aun así habrá que seguir trabajando duro. Analizando todo en frío, saber que no fue como creo que soy capaz de hacer y aun así creo que hicimos un buen papel acabar quintos. A la mínima que recupere el feeling con el coche, podemos tener días mucho mejores», asestó.

    «En las últimas 5 vueltas tuve que levantar el pie, íbamos muy calientes de temperaturas de motor»

    Con respecto a los múltiples fallos de fiabilidad que provocaron que tan sólo 11 monoplazas viesen la bandera a cuadros el domingo, Sainz advirtió que McLaren no estuvo exento de estos. «Estamos en sobreaviso: en las últimas 5 vueltas tuve que levantar el pie, íbamos muy calientes de temperaturas de motor, se me iba el pedal del freno abajo. Quizás eso también contribuye a que no pudiéramos ir al ataque en las últimas vueltas al pasar toda la carrera en tráfico. Nada… Saber los que nos beneficiamos de esos problemas de los demás fuimos nosotros y que tenemos que intentar mantenerlo así», reconoció.

    No obstante, la disputa con los Ferrari fue posible debido a que «teníamos más velocidad punta que ellos», algo que quedó demostrado en el fin de semana y que ni el encontronazo con Sebastian Vettel le hizo pensar en no meter el morro al equipo que será su casa a partir de 2021. «No hace falta que Vettel me pida perdón. Cuando lo vi repetido… pues son lances de carrera», esgrimió. «Aparte de ese pensamiento de ‘primera carrera’, de ese puntito extra de potencia, no hubo pensamientos si era Seb o Charles. Eso no va a cambiar. Un quinto puesto en un fin de semana malo para mí… lo acepto, de hecho me hace estar más confiado de cara al resto del año».

    Desarrollo a marchas forzadas

    El segundo podio de McLaren en tres carreras sirvió para recuperar la moral de un equipo que lo ha pasado mal.

    Por último, Sainz matizó sus palabras de la semana anterior en las que apuntaba que las primeras mejoras en el MCL35 no llegarían hasta Silverstone. «Cuando digo que no llegan paquetes aerodinámicos es que no llega nada gordo», aclaró. «Un equipo como McLaren, o todo aquel que quiera evolucionar mínimamente, siempre trae cositas pequeñas, y nosotros a todos los circuitos el año pasado creo que siempre trajimos cositas pequeñas que creemos que van en la dirección correcta, pero nada que nos vaya a cambiar el comportamiento del coche ni nos vaya a dar unas cuantas décimas por vuelta».

    «Eso sí que puede venir ya más adelante, cuando dije Silverstone. Austria sí que es verdad que ha sido un circuito muy bueno para McLaren en los dos últimos años, pero para valorar bien con quién vamos a luchar este año hay que esperar a un circuito como Hungría, de carga máxima, con mucha más cantidad de tipo de curva», agregó, consciente de que el segundo GP de la temporada puede reafirmar lo visto en el primero o todo lo contrario, más aún con una meteorología aún más cambiante en esta ocasión.

    Fotos: McLaren