Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toro Rosso imitará a Haas y recibirá de Red Bull todo lo que permita el reglamento

Actualmente, Haas obtiene de Ferrari todo lo que el reglamento permite, pudiendo competir en los puestos altos de la parrilla sin gran inversión ni recursos.

Toro Rosso, que en 2019 compartirá motor Honda con Red Bull, pasará a hacer lo mismo para así ganar competitividad y reducir gastos.

El método Haas parece tener cada vez más adeptos dados los buenos resultados cosechados por el equipo estadounidense con mínimos recursos e inversión. El equipo cliente de Ferrari recibe de Maranello todo lo que permite el reglamento, que en esencia es cualquier elemento que no incluya la aerodinámica y el chasis.

A pesar de que muchos equipos de la parrilla lo consideran un ataque frontal al espíritu de la Fórmula 1, en el que tradicionalmente han triunfado los equipos que se construían sus propios monoplazas, muchos otros empiezan a valorar una vía que permite operar con buenos resultados sin comprometer las finanzas.

Y Toro Rosso, que en un principio nació con esa idea -pero no pudo llevarse a cabo por impedirlo el reglamento- confirma ahora a través de Franz Tost que, desde 2019, pasará a operar de un modo muy similar. “Sí, iremos al límite de las piezas listadas, vamos a obtener tantas como podamos de Red Bull Technology. El Haas es más o menos un Ferrari, Sauber también trabaja muy de cerca con Ferrari. Puedes ver qué avances ha tenido el equipo”, afirmó en una entrevista concedida a Motorsport Magazin.

Haas ha terminado siendo un equipo superior al resto de formaciones de mitad de parrilla en muchas de las carreras disputadas.

El director del equipo italiano considera innecesario emplear recursos y dinero en algo que pueden obtener de su equipo matriz, Red Bull. “¿Por qué deberíamos desarrollar piezas que se pueden comprar a Red Bull Technology por nuestra cuenta? En primer lugar, nunca alcanzaremos ese nivel y, segundo, no hay necesidad de gastar el dinero”, explicó algo molesto.

En la actualidad, todos los equipos excepto Haas utilizan su propio túnel de viento y sistemas de simulación por ordenador para la concepción de sus monoplazas, así como grandes y avanzados talleres de manufactura y ensamblaje. Tost lo considera un gasto prescindible. “Ya he dicho en otras ocasiones que la cooperación entre Red Bull y Toro Rosso es el camino del futuro. Creo que es una estupidez que cada equipo tenga su propio túnel de viento, DCF (Dinámica Computacional de Fluidos) y así sucesivamente. Cuando nos fijamos en los coches de la parrilla, no vemos las grandes diferencias que serían de esperar. En mi opinión, debería haber cinco o seis equipos de fábrica y cinco o seis equipos clientes”, comentó, algo que muchos otros consideran un grave error para el futuro de la Fórmula 1.

Debería haber cinco o seis equipos de fábrica y cinco o seis equipos clientes

En 2019 se introducirán nuevas reglas aerodinámicas, lo que impedirá que Toro Rosso siga los pasos de Red Bull en la parte delantera del coche, que es la que más cambia. “En Red Bull siempre lleva un poco más de tiempo. Nos preocupa que esto tome demasiado y no esté listo hasta el primer test”. Por tanto, además de la caja de cambios y el motor -pues ambos serán clientes de Honda-, Toro Rosso utilizará el año que viene las suspensiones traseras y demás sistemas eléctricos, mecánicos e hidráulicos, aunque no los elementos que dependan directamente del cambio reglamentario.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Motorsport-magazin.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto