¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Toro Rosso no se rinde y seguirá evolucionando el coche

El equipo de Faenza fue el que más novedades presentó en el Gran Premio de Alemania, modificando todas las áreas del coche.

James Key reconoce que el equipo debe hacer un mejor trabajo para compensar las limitaciones del propulsor Ferrari de 2015, que no puede ser evolucionado.

Después del parón veraniego, habrá más novedades en el coche, además de un mejor entendimiento de lo ya probado en Hockenheim.

Las últimas carreras están siendo complicadas para Toro Rosso, que empieza a ver como incluso McLaren cuenta ya con un propulsor similar al suyo en términos de rendimiento. El motor Ferrari de 2015 está siendo un calvario para el equipo al no contar con ninguna evolución, por lo que el rápido desarrollo de Renault y, en menor medida, Honda, empieza a colocarles en una posición delicada.

En Hockenheim la situación se complicó debido a las características del circuito y ninguno de los pilotos pudo acceder a los puntos, viendo como McLaren les pisa los talones en la clasificación de constructores. “Sabíamos que en Hockenheim no nos íbamos a adaptar tan bien como el resto de equipos, principalmente las largas retas, muy dependientes de la potencia. Los equipos con motores de especificación 2016 han elevado el nivel en las últimas carreras, algo que se ve muy claramente en pistas como ésta (Hockenheim)”, admite James Key, Director Técnico, en declaraciones recogidas por GPUpdate.

James Key y su equipo introdujeron en la cita alemana una profunda revisión aerodinámica del monoplaza, pero la alta demanda de potencia del circuito fue demasiado y los cambios no proporcionaron un rendimiento que les permitiera compensar dicho déficit. “Utilizamos una nueva evolución aerodinámica en esta carrera, que parece haber funcionado bien. Esperamos extraer más de ella en las próximas carreras, durante el fin de semana aprendimos mucho sobre ella y los elementos principales parecieron hacer lo que debían”, afirma Key que, con los datos recogidos, trabajará en optimizar las novedades en las próximas carreras.

El parón veraniego, con dos semanas de obligado receso por reglamento, está a punto de llegar, pero antes habrá importantes reuniones en Faenza para trazar un plan que afronte la segunda mitad de temporada. “Ahora nos sentaremos antes del parón y, cuidadosamente, trazaremos un plan sobre cómo vamos a afrontar la última parte de la temporada. Aún tenemos algunas evoluciones en camino. Tenemos que asegurarnos de que detectamos algunos de los problemas que tuvimos en Hockenheim y también de que hacemos un mejor trabajo compensando algunas de las deficiencias de nuestro coche”, finalizá James Key en clara alusión a la escasa potencia del propulsor.

Fotos: Toro Rosso

Fuente: GPUpdate.net

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto