¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Guerra en Ucrania: ¿peligra el GP de Rusia de Fórmula 1? ¿Y el futuro de Haas y Mazepin?

    Guerra en Ucrania: ¿peligra el GP de Rusia de Fórmula 1? ¿Y el futuro de Haas y Mazepin?
    David S. de Castro
    David S. de Castro4 min. lectura

    La invasión de tropas rusas a Ucrania ha puesto en jaque la estabilidad internacional, incluidos eventos deportivos de primera magnitud como el GP de Rusia de Fórmula 1.

    La web de venta de entradas para la cita de Sochi, prevista para septiembre, ya no está disponible.

    El ataque de tropas rusas al territorio soberano de Ucrania ha puesto fin a una paz ficticia y la escalada bélica se ha convertido en una guerra en toda su magnitud. Esta situación afecta directamente a todos los estamentos de la sociedad, incluido por supuesto el deporte.

    El GP de Rusia es uno de ellos. La cita prevista para el fin de semana del 23 al 25 de septiembre no está, por el momento, cancelada, pero desde la organización de la Fórmula 1 apuntan a que estarán monitorizando la situación de manera constante.

    «La F1 está vigilando muy de cerca los acontecimientos muy variables como tantos otros y en este momento no tiene ningún comentario sobre la carrera prevista en septiembre. Seguiremos monitorizando la situación muy de cerca», han apuntado en un comunicado.

    Lo cierto es que, por el momento, ya ha habido un cambio. En las últimas horas, el acceso a la web de venta de entradas para el GP de Rusia en el circuito de Sochi ya no está disponible. Esto, por el momento, no significa que se haya cancelado formalmente (los contratos aún se tienen que definir), pero no sería de extrañar. Por si acaso, el país ya suplente en los últimos años, Turquía, ha arrancado su maquinaria para albergar la cita en caso de que las sanciones previstas por parte de los diversos organismos internacionales incluya también una acción similar de la FIA.

    La Fórmula 1 no es la única competición pendiente. La UEFA, por ejemplo, tiene previsto que la final de la Champions League se dispute en San Petersburgo el 28 de mayo, pero de momento se mantienen a la espera de lo que ocurra.

    Otro asunto bien distinto es lo que decidan los pilotos. Uno de los que más firmemente ha condenado la situación es Sebastian Vettel, que ha sido muy claro: de haber GP de Rusia, él se niega a ir.

    «No debo ir, no iré. La gente está siendo asesinada por razones estúpidas. Un liderazgo muy extraño y loco», señaló ante los medios.

    Mazepin, sin preocupación

    Más allá de lo que ocurra con la carrera de Sochi, el conflicto entre Rusia y Ucrania tiene ya protagonistas inmediatos en el paddock. El equipo Haas se sostiene por el aporte económico de Uralkali, la empresa dedicada a los abonos de Dmitry Mazepin, padre de Nikita. Las posibles sanciones económicas a su país (Mazepin es muy cercano al Kremlin y no duda en presumir de su amistad con el mismísimo Vladimir Putin) pueden afectarles de manera directa.

    Pese a esta espada de Damocles, el piloto le resta importancia. «Por lo que he entendido por parte de la Fórmula 1, la carrera continúa como de costumbre y por supuesto que estaré allí», aseguraba horas antes de que las tropas rusas empezasen los bombardeos.

    La primera reacción del equipo Haas no se ha hecho esperar: Guenther Steiner, que tenía previsto comparecer en la rueda de prensa oficial de los jefes de equipo este mismo jueves, no lo ha hecho. Ningún representante del equipo va a hablar.

    Fotos: LAT Images / Haas F1 Team