Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP MéxicoVettel: "Es un momento horrible, reflexionas sobre todo el año"

El piloto alemán felicitó en persona a Hamilton y a los ingenieros de Mercedes al término de la prueba.

Un buen trato de gomas en su primer stint le granjeó la segunda posición, sin amenazar a Verstappen.

Undécimo podio de Räikkönen tras una carrera discreta, pero efectiva.

Al terminar el Gran Premio de México, Sebastian Vettel sabía lo que tenía que hacer. El piloto alemán concluyó la prueba en segunda posición, insuficiente de por sí para postergar más un suceso que era cuestión de tiempo. Aparcó su monoplaza frente a las gradas del Foro Sol y se dirigió para felicitar al recién coronado vencedor de la temporada 2018. De tetracampeón a pentacampeón.

Con todo, la procesión iba por dentro, y asomó un poco a tenor de lo visto en la sala de prensa. Una temporada de más a menos que ha concluído con más decepciones que alegrías, y en la que ni siquiera una carrera muy completa, habiendo comenzado cuarto, ha bastado para compensar: "Es un momento horrible", confesaba el piloto de Ferrari. "Ponemos mucho trabajo en ello e, incluso aunque ya lo ves venir, se intenta aguantar lo máximo posible".

"En mi vida, he tenido tres veces esa clase de decepción, en la que un día te das cuenta de que ya no puedes ganar el campeonato, y no son días felices", continuó Vettel, sin hacer más sangre en las circunstancias que le han hecho quedarse sin opciones a dos carreras del final. "Reflexionas, no solo sobre un momento, si no en todo el año y el trabajo que implica, el esfuerzo desde el final del año pasado hasta ahora. Hemos tenido nuestras opciones y hemos usado muchas de ellas, quizá algunas no. Al final, no fuimos suficientemente buenos".

Vettel no solo felicitó a Hamilton en la antesala del podio, si no que también se dirigió al box de Mercedes para hacer lo propio con los miembros del equipo alemán, que le correspondió con aplausos: "(Hamilton) ha pilotado de forma soberbia todo el año, ha sido el mejor de los dos. Le he dicho que se lo ha merecido, y que lo disfrute. (Ganar cinco títulos) es algo increíble. Le he pedido que siga presionando el año que viene, y que haré lo posible para pelear con él de nuevo", confesó el piloto de Ferrari.

Sobre la carrera, marcada por el diverso desgaste de las gomas y las grandes diferencias finales, Vettel explicó su enfoque conservador durante la primera parte de la prueba: "Al principio, no podía seguir el ritmo, estaba encajonado en las dos primeras vueltas. Después me dejé caer un poco y quise ir un poco más largo. Funcionó bien, nos dio la ventaja en el segundo stint. Me sorprendió que otros parasen y perdiesen tanto tiempo: para mí, no fue un problema tan grande, quizá por haber conservado más".

Vettel, que había ganado la partida a un Hamilton con claros problemas de neumáticos, batalló durante gran parte de la carrera con Ricciardo hasta que éste rompió motor, pero nunca pareció tener el ritmo suficiente para terminar de completar su remontada ante Verstappen, ni siquiera con unos ultrablandos que no pudo aprovechar del todo: "Teníamos un ritmo muy bueno, y al final del primer stint íbamos un poco más rápido que Max. En el segundo teníamos un objetivo diferente, teniendo que pasar a dos coches. Estaba muy lejos de Max, así que no teníamos nada que perder".

Räikkönen sube al podio con "el mejor resultado posible"

Mucho más lejos de los focos que en la semana pasada, Kimi Räikkönen pasó bastante desapercibido durante el Gran Premio, pero consiguió rascar finalmente una tercera posición gracias a los problemas de desgaste de los Mercedes y el abandono de Ricciardo. El finlandés, al igual que el australiano, hizo funcionar una estrategia a una parada, pero en su caso vino a costa de una gran pérdida de tiempo, en especial antes de su detención.

El veterano piloto de Ferrari, que está a un solo podio de su récord en una temporada (12), hizo hincapié en que, dada su posición y su estrategia, el tercer puesto era lo máximo a lo que se podía aspirar: "Los neumáticos aguantaron bien, pero no podía presionar más, y he conseguido lo mejor que podía. Me habría gustado hacer más, sin duda un podio no es malo, pero aún hay dos carreras para hacerlo mejor.

Räikkönen llegó a perder posición en la salida con Carlos Sainz, y razonó que el tráfico afectó de forma decisiva al trato con las gomas: "Intenté pasar a los Mercedes al principio porque pensábamos que irían a una parada, pero no encontré ningún hueco, y se dañaron los neumáticos. Al final, el delantero izquierdo estaba muy deteriorado, pero al fin y al cabo funcionaba bien".

Fotos: Scuderia Ferrari

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto