Motor.es

Vettel: no podría estar más feliz

Vettel: no podría estar más feliz

4 min. lectura

Publicado: 11/04/2011 20:30

Sebastian Vettel gana su segunda carrera del año, saliendo desde la pole, y realizando un trabajo fantástico, sin cometer errores, y con la fiabilidad necesaria para lograr la victoria en Malasia. Y eso que el kers no le funcionaba correctamente. Hacia la vuelta 20, le avisaron por radio que no utilizara el sistema, pero más tarde se solventó el problema por sí solo, como relataba el propio Vettel.

Ahora Tiene 50 puntos de 50 posibles y es sólido líder del mundial. Sebastian explica que la carrera fue complicada y más dura que la de hace dos semanas en Australia "Sobre todo porque las gomas se desgastaban rápido. Por un lado, uno no quiere ser el primer piloto en entrar a cambiar gomas, ya que cuanto antes empieces, más paradas tendrás que realizar hasta el final. Pero por el otro lado, con una parada temprana, quizás se obtiene ventaja de los neumáticos frescos".

"Bajo mi punto de vista fue muy difícil, sobre todo con Lewis, ya que el margen era pequeño. Pero siempre tenía un par de segundos en el bolsillo, así que pudimos controlar la historia. Hasta el último stint, no obstante, no fue tarea fácil. Lewis tuvo un problema. Pero no sé qué le pasó. Pero de lo que me di cuenta es que era Jenson quien iba detrás de mí. Pero siempre podía mantener la distancia de forma confortable ya que no quedaban demasiadas vueltas hasta la línea de meta. Eso estuvo bien. Estoy muy contento. Me encanta lo que hago y en estos momentos no podría ser más feliz", explica el piloto alemán.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Aún les queda seguir trabajando en el kers, para que sea tan fiable como necesitarán en las próximas carreras, tal y como se ha podido comprobar este fin de semana, donde las distancias no eran tan grandes como en Australia. De no haber tenido el kers en la salida, lo más probable es que Vettel hubiera perdido posiciones, como de hecho le sucedió a Webber.

Pero la fiabilidad general del coche y de su piloto estrella, el vigente campeón del mundo, que ha comenzado la temporada con la cabeza fría y en su sitio, hacen que los demás equipos y pilotos tengan que esmerarse mucho y rápido, para poder darles caza al equipo de moda de la Fórmula 1: Red Bull. Si son tan rápidos con un kers que no funciona del todo bien, solo hay que imaginarse cómo será cuando ya no falle el sistema.

De momento, el próximo objetivo es luchar por una nueva victoria en China, este próximo fin de semana.

Pixel