¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP AzerbaiyánVídeo: así metió Alonso su coche a boxes tras su incidente en Azerbaiyán

    El asturiano fue víctima de una acción entre Hülkenberg y Sirotkin, que acabó con el de Williams golpeando el McLaren. La FOM ha publicado el vídeo 'on board' de cómo llegó Alonso a boxes, donde se ven las dificultades para controlar la dirección.

    Alonso golpeó el muro de boxes cuando estaba intentando llegar.

    Que Fernando Alonso es uno de los pilotos con más maestría al volante en la actual Fórmula 1 es algo que hasta sus propios rivales admiten. El asturiano dio una nueva lección de calma y gestión en el GP de Azerbaiyán, cuando consiguió llegar a boxes con las dos ruedas derechas destrozadas tras el golpe sufrido por el incidente con Nico Hülkenberg y Sergey Sirotkin en la primera vuelta.

    El propio Alonso, así como los miembros de su equipo, destacaron el esfuerzo con el que mantuvo el coche en pista, hasta poder entrar en el garaje que para que le cambiaran los neumáticos y así reemprender una marcha que le llevaría a ser séptimo.

    Sin embargo, viendo la cámara 'on board' del McLaren del español que ha salido a la luz por parte de la FOM, se observa que ese esfuerzo fue titánico y de una dificultad extrema:

    El daño en el MCL33 de Alonso era notable, más allá de lo obvio a simple vista. Alonso sufrió el pinchazo de las dos ruedas derechas, pero para llegar a boxes tuvo que forzar demasiado, hasta el punto de que algunas partes aerodinámicas se fueron rompiendo por el camino debido a las vibraciones.

    Los daños en el coche de Alonso, explicados

    El punto más crítico de daños lo tuvo en el fondo plano, en la llamada 'bandeja de té', que es la zona debajo de las piernas de los pilotos y que sirve para reconducir el flujo de aire debajo y a los laterales del monoplaza. Además, en la parte delantera, se produjo un agujero en forma triangular de considerable dimensión (uno 30 por 20 cm), además de una fuerte abolladura en el morro del coche. "Como si alguien le hubiera dado con un martillo", apuntan desde la BBC, que ha analizado el incidente. Además, también se perdió un lastre colocado en el suelo del McLaren.

    Al perder la estabilidad lateral y caer el coche al suelo, el difusor trasero del monoplaza también se rompió en parte, así como algunos apéndices en la zona cercana a los propios neumáticos, en medio del chasis.

    Ni siquiera los mecánicos confiaban en que el coche estuviera en condiciones de volver a salir a pista.

    En total, en palabras de Eric Boullier, el coche de Fernando Alonso perdió "20 puntos de carga aerodinámica, lo que supone más o menos medio segundo por vuelta".

    Cuando entró en boxes, ni siquiera en McLaren confiaban en que saliera en condiciones, pero una vez hecha una primera inspección, decidieron que podían continuar la carrera. "De hecho, el coche estaba más o menos balanceado, extrañamente. Había un gran agujero en la parte delantera del suelo, así que perdimos carga aerodinámica delante y detrás. El coche no estaba bien balanceado, pero era conducible aún. Él (Alonso) no se quejó de nada, ni siquiera de la manejabilidad", explicó Boullier.

    Pese a estos problemas, y que el coche de Alonso debería ser medio segundo más lento que el de su compañero, consiguió acabar dos posiciones por delante y con una media de más de medio segundo mejor.

    Fotos: FOM / McLaren